6 reglas de oro de una santa doctora de la Iglesia para cuidar la salud del corazón

MADRID, 20 Oct. 16 (ACI).- La editorial Libros Libres publicó el libro “La salud del corazón y la circulación según Santa ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,10

MADRID, 20 Oct. 16 (ACI).- La editorial Libros Libres publicó el libro “La salud del corazón y la circulación según Santa Hildegarda”, el cual es producto de 30 años de investigación en torno a las visiones de la mística nacida en Alemania y declarada Doctora de la Iglesia en 2012.

Las investigaciones fueron llevadas a cabo por el Dr. Wighard Strehlow en el Centro de Salud de Santa Hildegarda en Allensbach (Alemania) y en otros lugares del mundo revisando el trabajo de varios médicos y naturópatas.

Según la editorial, el libro nace como respuesta al uso desproporcionado de medicamentos químicos, que conllevan numerosos efectos secundarios como trastornos cardíacos y problemas en el sistema circulatorio. También apunta que el uso indiscriminado de químicos ha convertido en incurables algunas enfermedades.

Por tal motivo, la nueva publicación propone la base de la medicina de Santa Hildegarda a través de un sistema de vida basado en sus “seis reglas de oro”.

Estas reglas son: 1) buscar los remedios naturales entre los tesoros de la creación; 2) alimentarse de manera que los alimentos sean medicinas; 3) practicar un sano equilibrio entre el trabajo y el descanso; 4) equilibrio entre el sueño y la vigilia; 5) limpieza del cuerpo y el sistema inmunitario; y 6) limpieza y fortalecimiento del alma mediante el ayuno.

Libros Libres explica que en un vasto estudio realizado entre 1963 y 1986 en una muestra de 2.032 pacientes cardíacos en Estados Unidos, se determinó “que en los pacientes sujetos a la toma del Nifedipin, el antagonista del calcio más recetado, aumentaba en un 60% el riesgo de sufrir un infarto de corazón respecto a los pacientes que no tomaban ese medicamento”.

Aseguró que “hoy en día las enfermedades del corazón están por delante del cáncer y del ictus en la lista de las causas de mortalidad más frecuente”.

“Solamente en Alemania el Sistema de Salud cuesta anualmente más de 300 millones de euros y en los últimos diez años esta cifra se ha duplicado”, agregó.

Según las visiones de Santa Hildegarda, “toda persona dispone de tres centros de fuerza que gestionan la curación: el centro del cuerpo, el centro del alma y de las emociones, y el centro del espíritu y la fe. Estos centros están interrelacionados y actúan conjuntamente”.

Libros Libres detalla que “cada perturbación o debilidad, si buscamos las causas reales y profundas, tienen su origen en uno de esos centros”.

Santa Hildegarda nos describe medios poderosos para curar el cuerpo y que se encuentran en toda la creación: árboles, flores, hierbas y especias, en los animales e, incluso, en las piedras preciosas. A los remedios para el alma, la santa los llama virtudes, que son fuerzas positivas tales como la esperanza, la fe, la paciencia o el amor”, concluye.

Santa Hildegarda de Bingen (1098-1179) fue una religiosa benedictina, mística, poetisa, música, científica, consejera de obispos y emperadores

Desde muy joven la religiosa tuvo visiones místicas que relató en tres libros (Scivias "Conoce los caminos").  Posteriormente sus revelaciones fueron declaradas auténticas por el Papa Eugenio III.

También escribió obras de medicina e historia natural y compuso al menos 74 piezas de música sacra. En sus libros hay intuiciones científicas que fueron comprobadas varios siglos después (la atracción entre las masas, la órbita terrestre alrededor del sol, la circulación sanguínea).

Fue abadesa del monasterio Dislbodenberg (Alemania) desde 1136. Hacia el 1147 fundó un monasterio en Bingen y más tarde otro en Eibingen, donde murió.

Para conseguir el libro ingrese al siguiente enlace: http://bit.ly/2dDEYFD

También te puede interesar: 

Benedicto XVI declaró doctores de la Iglesia a San Juan de Ávila y Santa Hildegarda de Bingen http://t.co/TyLPvbc1

— ACI Prensa (@aciprensa) 7 de octubre de 2012

 

Fuente: AciPrensa