Aplicación de obispos argentinos de la Amoris Laetitia no implica cambio doctrinal

BUENOS AIRES, 13 Sep. 16 (ACI).- Contrariamente a lo difundido por algunos medios católicos de habla inglesa, un documento con “criterios ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,10

BUENOS AIRES, 13 Sep. 16 (ACI).- Contrariamente a lo difundido por algunos medios católicos de habla inglesa, un documento con “criterios básicos” para la aplicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, publicado por los obispos de la región pastoral de Buenos Aires en Argentina y elogiado por el Papa Francisco, no ofrece ningún cambio en la doctrina católica sobre el acceso a los sacramentos de los divorciados en nueva unión.

Recientemente, los obispos de la región pastoral de Buenos Aires alcanzaron a los sacerdotes de la región una nota titulada “Criterios básicos para la aplicación del capítulo VIII de Amoris Laetitia”. El documento busca “acordar algunos criterios mínimos” sobre “el posible acceso a los sacramentos de algunos ‘divorciados en nueva unión’”.

Los prelados remitieron también su guía al Papa Francisco quien, en una carta, aseguró que el documento “es muy bueno y explicita cabalmente el sentido del capítulo VIII de Amoris Laetitia”.

“No hay otras interpretaciones”, aseguró el Santo Padre, expresando su confianza en que la guía “hará mucho bien”.

Para algunos medios de habla inglesa, el Papa Francisco estaba validando un documento que abría las puertas sin restricciones a que los divorciados en nueva unión accedan al Sacramento de la Eucaristía.

No es el caso.

En su nota a los sacerdotes, los obispos de la región pastoral de Buenos Aires señalaron que “no conviene hablar de ‘permisos’ para acceder a los sacramentos, sino de un proceso de discernimiento acompañado por un pastor”.

Este proceso, subrayaron, “es un discernimiento ‘personal y pastoral’”.

“El acompañamiento pastoral es un ejercicio de la ‘via caritatis’. Es una invitación a seguir ‘el camino de Jesús, el de la misericordia y de la integración’”.

Los obispos señalaron que “este itinerario reclama la caridad pastoral del sacerdote que acoge al penitente, lo escucha atentamente y le muestra el rostro materno de la Iglesia, a la vez que acepta su recta intención y su buen propósito de colocar la vida entera a la luz del Evangelio y de practicar la caridad”.

“Este camino no acaba necesariamente en los sacramentos, sino que puede orientarse a otras formas de integrarse más en la vida de la Iglesia: una mayor presencia en la comunidad, la participación en grupos de oración o reflexión, el compromiso en diversos servicios eclesiales, etc.”, precisaron.

El documento señala además que “cuando las circunstancias concretas de una pareja lo hagan factible, especialmente cuando ambos sean cristianos con un camino de fe, se puede proponer el empeño de vivir en continencia”.

La exhortación apostólica Amoris Laetitia, indicaron los obispos, “no ignora las dificultades de esta opción y deja abierta la posibilidad de acceder al sacramento de la Reconciliación cuando se falle en ese propósito”.

“En otras circunstancias más complejas, y cuando no se pudo obtener una declaración de nulidad, la opción mencionada puede no ser de hecho factible”, reconocieron, pero señalaron que “igualmente es posible un camino de discernimiento”.

“Si se llega a reconocer que, en un caso concreto, hay limitaciones que atenúan la responsabilidad y la culpabilidad, particularmente cuando una persona considere que caería en una ulterior falta dañando a los hijos de la nueva unión, Amoris Laetitia abre la posibilidad del acceso a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía”.

“Estos a su vez disponen a la persona a seguir madurando y creciendo con la fuerza de la gracia”, indicaron.

Los obispos advirtieron a los sacerdotes de Buenos Aires que “hay que evitar entender esta posibilidad como un acceso irrestricto a los sacramentos, o como si cualquier situación lo justificara. Lo que se propone es un discernimiento que distinga adecuadamente cada caso”.

Por ejemplo, señalaron “especial cuidado requiere ‘una nueva unión que viene de un reciente divorcio’ o ‘la situación de alguien que reiteradamente ha fallado a sus compromisos familiares’”.

“También cuando hay una suerte de apología o de ostentación de la propia situación ‘como si fuese parte del ideal cristiano’. En estos casos más difíciles, los pastores debemos acompañar con paciencia procurando algún camino de integración”, explicaron los obispos.

Los obispos señalaron que “puede ser conveniente que un eventual acceso a los sacramentos se realice de manera reservada, sobre todo cuando se prevean situaciones conflictivas”.

Sin embargo, indicaron, “no hay que dejar de acompañar a la comunidad para que crezca en un espíritu de comprensión y de acogida”.

Para leer el documento completo, puede ingresar a este enlace.

También te puede interesar:

Las 11 frases más bellas de la Amoris Laetitia del Papa Francisco https://t.co/Hz84vJTCcc

— ACI Prensa (@aciprensa) 9 de abril de 2016

Fuente: AciPrensa