Assassin’s Creed: Los graves errores históricos de la película sobre la Iglesia Católica

MADRID, 22 Ene. 17 (ACI).- La película Assassin’s Creed se basa en la saga de videojuegos del mismo nombre y está ambientada en la ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
13,40

MADRID, 22 Ene. 17 (ACI).- La película Assassin’s Creed se basa en la saga de videojuegos del mismo nombre y está ambientada en la España de los Reyes Católicos. A pesar de ser fantasía, repite todas las leyendas negras y falsas sobre la Iglesia, los Reyes Católicos y la Inquisición.

Según un artículo publicado por el diario ABC “nada hay reprochable a una trama de fantasía, salvo cuando se quiere dar por verosímil una versión de la historia plagada de errores malintencionados. La trama de la película Assassin’s Creed se alimenta de algunos de los planteamientos de la leyenda negra sobre España inventada durante los tiempos en los que las propagandas francesa, holandesa e inglesa trabajaron a destajo contra la potencia hegemónica”.

Granada, 1492

Entre los errores más destacables se encuentra la existencia de una sociedad secreta de asesinos que defiende la ciudad de Granada, junto con los musulmanes, del asedio cristiano en 1492. La ciudad se rindió el 2 de enero de 1492 y en la película esta acción se desarrolla durante varias semanas, lo cual resulta imposible.

Además, aparecen banderas españolas, rojas y amarillas, que no aparecieron hasta el siglo XVIII, es decir, dos siglos más tarde.

La inquisición española y otros graves errores históricos de la película Assassins Creed https://t.co/Q09QSIpuMZ

— ABC Historia (@ABC_Historia) 3 de enero de 2017

“Al contrario de lo mostrado en Assassin’s Creed el desenlace del asedio no tuvo tintes bélicos ni dio lugar a una entrada violenta en la ciudad”, precisa el diario ABC, y apunta que “el 25 de noviembre de 1491, los Reyes Católicos firmaron con el recién nombrado emir Boabdil el acuerdo definitivo para rendir el último reducto musulmán en la península”.

“Los monarcas se comprometían a respetar los bienes y las personas que vivían en Granada, a garantizar la libertad de culto, y que se siguiera empleando la ley coránica para dirimir conflictos entre musulmanes”, indica el diario español.

“El 2 de enero de 1492 se escenificó la rendición en una ceremonia desprovista de humillaciones, como demuestra el hecho de que Boabdil no besara las manos de los Reyes”, apunta.

Sobre la Inquisición española

En una escena de la película, la reina Isabel I de Castilla (conocida como “Isabel La Católica”) aparece con un traje de inspiración árabe y con un velo negro sobre el rostro, algo imposible, y no con su típico pañuelo blanco que tapaba la cabeza. Además, los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, asisten junto con el inquisidor Torquemada a la quema de varias personas que se supone musulmanes.

En realidad, el Tribunal de la Inquisición -también llamado Santo Oficio- fue creado para la expulsión de los judíos en la zona de Sevilla, y la religión musulmana en España no fue perseguida hasta varios cientos de años después, a mediados del siglo XVI y XVII. Además, no se mostraban las ejecuciones, que tampoco eran presenciadas por los reyes ni autoridades.

A pesar de que se ha dicho que fueron ejecutadas unas 10.000 personas por la Inquisición, según datos del hispanista Henry Kamen, recogidos por ABC, en realidad la cifra rondaría los 2.000.

El diario español indica también que las condenas no siempre eran a la hoguera sino que también se les imponían multas económicas o servir en galeras como remeros durante un tiempo.

Según la información recogida en ABC, la tortura para la Inquisición no era una opción frecuente. Si se realizaba era en presencia de un inquisidor y un médico para evitar daños permanentes. Las confesiones que se obtenían durante ese tiempo no eran válidas y debían confirmarse una vez el castigo había concluido.

“Y ya en términos abiertamente fantasiosos, la película presenta un pasado alternativo en el que los templarios están detrás de la Inquisición española y de los planes de adueñarse de Granada, puesto que aquí se escondería un objeto con poderes sobrenaturales”, precisa el artículo.

Sin embargo, como en el resto de Europa, la orden templaria fue abolida y había desaparecido de España al menos un siglo antes de la época presentada en la película.

También te puede interesar: 

“Las Inocentes”: Una poderosa película que los católicos tienen que ver https://t.co/9xsTioNgpZ

— ACI Prensa (@aciprensa) 23 de diciembre de 2016

 

Fuente: AciPrensa