¿Cómo viven la fe los cristianos en la Península Arábiga de gran mayoría musulmana?

ROMA, 17 Oct. 16 (ACI).- Los países que conforman la Península Arábiga poseen una pequeña pero vibrante comunidad cristiana, ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

ROMA, 17 Oct. 16 (ACI).- Los países que conforman la Península Arábiga poseen una pequeña pero vibrante comunidad cristiana, formada casi en su totalidad por trabajadores extranjeros que emigraron atraídos por los empleos en la industria del petróleo. La Iglesia en esta región es joven pero esencial para sus sociedades.

ACI Prensa conversó con el Vicario Apostólico del Norte de Arabia, Mons. Camillo Ballin, que sirve a los fieles de Bahrein, Kuwait, Qatar y Arabia Saudí; y con el Vicario Apostólico del Sur de Arabia, Mons. Paul Hinder, encargado de la atención pastoral en los Emiratos Árabes Unidos, Yemen y Omán.

Cuando se le pregunta por la libertad religiosa en estos países, Mons. Camillo Ballin asegura que “en Kuwait, Bahrein y en Qatar tenemos absoluta libertad de culto dentro del recinto de la iglesia. El gobierno o la policía jamás han interferido. En Arabia Saudí, por el contrario, está prohibido todo culto no islámico”.

En su opinión, “no hay casos de persecución religiosa. Al contrario, encuentro mucho respeto a nuestra fe y a la jerarquía. Arabia Saudí es un caso particular, pero tampoco se puede decir que exista persecución”.

Mons. Paul Hinder hace hincapié en que “es necesario distinguir entre libertad religiosa y libertad de culto. La libertad religiosa, como se entiende en la Declaración Universal de Derechos Humanos, es limitada, al menos para los musulmanes. Quiero decir, todo no musulmán es libre de pertenecer a su religión original o de no pertenecer a ninguna, y es libre de cambiar de religión, si así lo desea. Por el contrario, un musulmán no puede cambiar de religión. El proselitismo con los musulmanes está estrictamente prohibido y perseguido”.

“En los tres países del Vicariato del Sur de Arabia tenemos libertad de culto dentro de las instalaciones a nuestra disposición –añade–. Para realizar el culto fuera de nuestras iglesias, por ejemplo, en un hotel, o en el lugar de trabajo, se necesita un permiso de la autoridad civil correspondiente”.

Sin embargo, precisa que “aunque en los Emiratos Árabes Unidos y en Omán no hay persecución religiosa, es cierto que existen restricciones impuestas por motivos de seguridad que también afectan a las mezquitas. En Yemen sí que se vive una situación difícil debido a la guerra”.

Mons. Camillo Ballin señala luego que “la Iglesia en los países del norte de la península arábiga está formada especialmente por cristianos originarios de Asia: Filipinas, India, Pakistán, Bangladesh y Sri-Lanka. Son personas que vinieron a estas tierras para trabajar”.

La Iglesia Católica en el sur de la Península Arábiga también es una Iglesia “de emigrantes para emigrantes”, afirma Mons. Paul Hinder.

“Nuestros cristianos están aquí para trabajar. Excepto unas pocas personas, ninguno tiene la ciudadanía del país en el que reside. Eso significa que están aquí durante un tiempo limitado”.

En general, en estas tierras los cristianos pertenecen a una clase media-baja. Mons. Ballin explica que “con el descubrimiento de petróleo, muchos miles de personas vinieron a los países del Golfo Pérsico”.

Sin embargo, “ahora el precio del petróleo ha descendido y muchos proyectos se han cancelado. Como consecuencia, se han destruido numerosos empleos”. A pesar de todo, aunque el golpe de la crisis del petróleo ha sido duro para los cristianos, las comunidades están consiguiendo mantenerse.

La heterogeneidad de los fieles exige una atención pastoral adaptada a las necesidades particulares de la comunidad: “en algunas iglesias rezamos en 6 ritos diferentes, y la Misa en rito latino se celebra hasta en 13 lenguas. La asistencia a la Misa dominical es muy numerosa. Nuestro principal problema es conseguir espacio para todos esos fieles”.

“El número de iglesias, comparado con el número de creyentes, es relativamente pequeño –resalta Mons. Paul Hinder–. Nuestros templos suelen estar llenos como ocurre en la iglesia de Santa María, en Dubai, que es probablemente la parroquia más grande del mundo”.

Los países de la Península Arábiga son mayoritariamente musulmanes suníes, aunque hay excepciones.Ellos y los chiitas son las dos grandes ramas del mundo musulmán.

En Kuwait los cristianos representan el 14 % de una población de 3.370.000 personas. En Qatar, con 1.870.000 habitantes, los cristianos son el 14 % de la población.

Arabia Saudita, país que alberga los dos centros considerados santos en el islam: la Meca y Medina, no reconoce ninguna religión que no sea el islam suní en su interpretación wahabí, que es originaria del interior del desierto de Arabia.

Por lo tanto, a diferencia de sus países vecinos, la práctica de cualquier otra religión está estrictamente prohibida. A pesar de ello, algo más del 4 % de su población es cristiana.

Bahrein, con más del 14 % de población cristiana, es el único país de la península con cristianos locales. En los Emiratos Árabes Unidos, con una población de 9.200.000 habitantes, los cristianos representan el 13 %.

En Omán los cristianos son el 7 % de la población. Por último, en Yemen, país castigado por la guerra civil que desde hace años enfrenta a los rebeldes chiíes con grupos suníes, la Iglesia ha evacuado a todos sus sacerdotes y religiosos, y se desconoce qué número exacto de población cristiana reside en el país.

Se trata, por lo tanto, de un rico mapa religioso, más si tenemos en cuenta que en muchos de estos países también hay judíos, budistas e hindúes.

Como es lógico, estos cristianos “a veces tienen una fuerte sensación de soledad, debido a que muchos están aquí sin sus familias. Esa soledad les empuja a acercarse más a Dios”, especifica Mons. Camillo Ballin.

Debido a esta situación peculiar, “nuestros cristianos reflexionan sobre el papel de su fe en sus vidas. El verse obligados con tanta frecuencia a levantarse ante las adversidades, les hace convertirse en miembros muy activos de la Iglesia”, apunta el Vicario Apostólico del Sur de Arabia.

También te puede interesar:

¿En 20 años Europa será un continente islámico? Sacerdote de Irak lanza esta advertencia https://t.co/pKcb62DL9i

— ACI Prensa (@aciprensa) 13 de octubre de 2016

Fuente: AciPrensa