Encomendemos el Año Nuevo 2017 a la Virgen María, alienta Nuncio en Colombia

BOGOTA, 31 Dic. 16 (ACI).- Mons. Ettore Balestrero, Nuncio Apostólico en Colombia, alentó a los fieles a encomendar el Año Nuevo 2017 ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,10

BOGOTA, 31 Dic. 16 (ACI).- Mons. Ettore Balestrero, Nuncio Apostólico en Colombia, alentó a los fieles a encomendar el Año Nuevo 2017 a la Virgen María, y pedirle “que nos ayude a caminar como le enseñó a Jesús” y abra nuestros corazones y mentes para ser capaces de “escuchar la voluntad de Dios”.

A través de un audio difundido en el sitio web del Episcopado Colombiano, Mons. Balestrero recordó que el 1 de enero la Iglesia celebra la Fiesta de María Madre de Dios. “A ella encomendamos el nuevo año, a ella le pedimos que nos ayude a caminar así como le enseñó a Jesús a caminar”, que nos proteja, nos acompañe en todas las dificultades y “presente nuestras necesidades”.

“A ella le pedimos que abra nuestros corazones, nuestras mentes a escuchar la voluntad de Dios, a cumplirla dentro de nuestra vida, a no ser orgullosos, a no querernos imponer a Dios, sino a encontrar su verdad, a abrirnos a su verdad para que nos transforme y nos done aquella plenitud de vida, de alegría que él quiere donarnos y nos acoja con Él allá donde nos espera”, expresó.

El Nuncio en Colombia también recordó que con motivo del fin de año, en muchas iglesias alrededor del mundo se cantará el Tedeum, un canto de alabanza a Dios que fue escrito por San Ambrosio.

“Y es un canto de alabanza que nosotros elevamos a Dios al final del año para darle gracias por habernos acompañado” a lo largo de 2016.

Mons. Balestrero dijo que algunos se pueden preguntar “dónde estaba Dios cuando yo sufría”. Ante ello, recordó que “Dios no ha venido a quitarnos el dolor”, sino que a través de su encarnación y nacimiento -celebrado en Navidad-, “ha venido a asumir el sufrimiento de la carne humana y ha venido a darnos una solución para encontrar la felicidad más allá de todas estas dificultades”.

“En los años que pasan –afirmó– está Dios con su fuerza que nos dice que podemos encontrar en Él, encontrar la felicidad, encontrar la paz; a pesar de las dificultades que no son la última palabra”. “La última palabra de Dios es la felicidad eterna”, aseguró.

Finalmente, Mons. Balestrero les deseó a los colombianos “un Año Nuevo lleno de felicidad” y que sea siempre “un encuentro renovado con Jesús”.

También te puede interesar:

Papa Francisco: La Virgen María es un vaso rebosante de la memoria de Jesús y su sabiduría https://t.co/ayaTa9ZHOF

— ACI Prensa (@aciprensa) 1 de enero de 2016

Fuente: AciPrensa