Eran luteranos en tierra musulmana: Conocieron la fe católica con EWTN y se convirtieron

ESTOCOLMO, 11 Sep. 16 (ACI).- Arne y Barbara Sahlstrom son un matrimonio sueco, ambos educados en la fe luterana aunque no la practicaban. Comenzaron a ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

ESTOCOLMO, 11 Sep. 16 (ACI).- Arne y Barbara Sahlstrom son un matrimonio sueco, ambos educados en la fe luterana aunque no la practicaban. Comenzaron a interesarse por la fe católica con la visita del Papa Juan Pablo II a Suecia en 1989, se metieron de lleno en ella a través de los programas de EWTN mientras vivían en Dubai y finalmente ingresaron a la Iglesia Católica. Esta es su historia.

Según recoge José Miguel Cejas, autor del libro Cálido Viento del norte, Barbara estudió canto en varias ciudades de Suecia y en Uppsala conoció a Arne Sahlstrom, con quien se casaría después. Arne estudiaba literatura francesa e inglesa, antes de comenzar la carrera de medicina y era también de familia luterana aunque no practicante.

Arne se especializó en cirugía de técnicas avanzadas y Barbara se hizo profesora de canto e incluso formó parte del coro de la orquesta sinfónica. En junio de 1989, Juan Pablo II visitó Suecia. Entonces quedaron sorprendidos por su figura.

Religión En Libertad da cuenta de esta historia de conversión y acercamiento a la fe. Poco después de la visita del Pontífice a Suecia, la madre de Barbara enfermó de cáncer. Fue entonces cuando Barbara comenzó a rezar y encontró una Biblia.

“Como nunca la había leído no distinguía entre el Viejo y el Nuevo Testamento. Cuando era niña, desde los cinco a los ocho años, iba cada domingo a la Escuela del domingo, donde había unas señoras que nos leían la Biblia”.

En julio del 2001 destinaron a Arne a Arabia Saudita, país mayoritariamente musulmán, por motivos de trabajo. Allí, Barbara empezó a buscar por Internet programas religiosos. Así conoció la cadena EWTN, fundada por Madre Angélica.

“Día tras día, veía unos programas que hablaban de aquel catolicismo que tanto interesaba a mi madre, y los comentaba o los volvía a ver de nuevo con Arne”, dice Barbara.

Para Barbara descubrir el catolicismo fue una gran sorpresa. “Jamás habíamos oído hablar de la infinita misericordia de Dios y del amor de un Dios que está muy cerca de nosotros: del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, la Trinidad que vive en nuestra alma. El Dios que nos habían presentado hasta entonces era muy lejano. También conocimos entonces la doctrina del Purgatorio”.

Posteriormente decidieron marcharse a Bahrain y a Dubai. Allí encontraron la parroquia católica de San Francisco, donde la misa del domingo se celebraba los viernes, el día festivo musulmán, porque los otros días eran laborables.

En ese lugar el P. Eugene Mattioli ayudó al matrimonio a conocer el catolicismo y profundizar en la historia de la Iglesia. “Fue un camino grato. Nos atraía todo. Nos gustaba de un modo especial la importancia que se da en el catolicismo a la relación entre la razón y la fe”, explica Barbara.

Cuando el Cardenal Joseph Ratzinger fue elegido Papa en 2005, Arne y Barbara se alegraron especialmente. “Fue una verdadera bendición. Sus conocimientos teológicos, su manera de expresarse su humildad enorme, su sencillez, sus conocimientos de la liturgia y la música litúrgica y sagrada, sus libros maravillosos, etc. Allí vimos la mano de Dios”.

Durante el 2005 Barbara y Arne profundizaron en el conocimiento de la fe y la liturgia, así como del canto, hasta que finalmente decidieron dar el paso definitivo y entrar en comunión plena con la Iglesia Católica.

Algunos de los que ayudaron de manera decisiva a Arne y Barbara a encontrar su camino fueron Mons. Anders Arborelius, su Obispo en Suecia, y varios sacerdotes del Opus Dei.

Después de todo el camino recorrido hasta la Iglesia, ambos aseguran que Dios les ha ido acercando a través del arte, la música, la pintura y la arquitectura.

Cuando visitaban alguna iglesia, “aunque no entendíamos casi nada, nos pasábamos largo rato contemplando las imágenes, en las que la Virgen te mira sonriendo. Muchas veces nos sentábamos para rezar en medio en medio de aquella quietud y aquel silencio”.

“Y cuando murieron los padres de Arne encendíamos velas. Luego he hablado de esto con Arne y me ha dicho que el Espíritu Santo estaba allí con nosotros sin que nos diéramos cuenta”, relatan.

También te puede interesar: 

 

Su familia lo quiso matar por dejar el islam: Contará su historia en Argentina https://t.co/j6OxPJpUCE

— ACI Prensa (@aciprensa) 30 de agosto de 2016

 

Fuente: AciPrensa