Hoy celebramos a San Francisco de Borja el magnate viudo que dejó todo para servir a Jesús

REDACCIÓN CENTRAL, 03 Oct. 16 (ACI).- Cada 3 de octubre se celebra la Fiesta de San Francisco de Borja, un padre de familia que enviudó, dejó ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,20

REDACCIÓN CENTRAL, 03 Oct. 16 (ACI).- Cada 3 de octubre se celebra la Fiesta de San Francisco de Borja, un padre de familia que enviudó, dejó las riquezas de la corte real y se dedicó a servir a la Iglesia, junto a San Ignacio de Loyola, en la Compañía de Jesús.

Francisco de Borja nació en Gandía (Valencia) en 1510. Como descendiente de la realeza fue Duque de Gandía, Gobernador, Virrey de Cataluña y hasta Consejero del Emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Contrajo matrimonio a los 19 años con Leonor de Castro y tuvo ocho hijos, a quienes crió con gran esmero.

Cierto día, siendo Virrey de Cataluña, recibió la misión de conducir los restos mortales de la Emperatriz Isabel a la sepultura real de Granada. Cuando fue a reconocer el cuerpo en el ataúd vio que la cara de la difunta estaba ya en proceso de descomposición y comprendió la caducidad de la vida eterna.

“¡No serviré nunca más a un señor que pudiese morir!", fue la resolución que tomó y que se ha hecho famosa.

Después de morir su esposa, velar por la educación de sus hijos y dejar sus títulos y bienes, ingresa a la Compañía de Jesús donde llegó incluso a ser ayudante del cocinero. Fue ordenado sacerdote y posteriormente es nombrado Provincial en España. Fundó una multitud de casas y colegios. Los reyes y Papas le pedían consejos.

En 1566 es nombrado Tercer Superior General de la Orden y apoyó mucho a las misiones. Inició el Colegio Romano, pero rechazó el título de fundador que ordinariamente se da a Gregorio XIII, quien lo restableció con el nombre de Universidad Gregoriana.

Retornó a la Casa del Padre a la media noche del 30 de septiembre de 1572. De él diría el P. Verjus: “San Ignacio de Loyola proyectó el edificio y echó los cimientos; el P. Laínez construyó los muros; San Francisco de Borja techó el edificio y arregló el interior y, de esta suerte, concluyó la gran obra que Dios había revelado a San Ignacio".

Más información en: 

Padre de familia y Virrey de Cataluña Modelo de hombre cristiano Encuentro con la muerte le da nueva vida San Ignacio le da el cargo de provincial Superior general La humildad Oración a San Francisco de Borja Novena a San Francisco de Borja Especial de la Fiesta de San Francisco de Borja

Fuente: AciPrensa