La ola de secularización que azota a los países de América Latina

REDACCIÓN CENTRAL, 27 Nov. 16 (ACI).- El aborto, el mal llamado matrimonio gay y los ataques a la libertad religiosa son realidades que tienen en ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0,80

REDACCIÓN CENTRAL, 27 Nov. 16 (ACI).- El aborto, el mal llamado matrimonio gay y los ataques a la libertad religiosa son realidades que tienen en común Uruguay, Chile y Argentina, y que desafían directamente a la familia y el derecho inalienable a la vida que tiene toda persona. ACI Prensa conversó con algunos representantes de la sociedad civil para conocer esta realidad más de cerca y proponer alternativas al respecto.

Uruguay: Aborto y ausencia de Dios

En Uruguay el aborto está despenalizado hasta las 12 semanas de embarazo y según cifras del 2015 del Ministerio de Salud Pública, se practica en promedio unos 780 abortos por mes.

La ideología de género tomó fuerza en 2013 cuando Uruguay se convirtió en el segundo país en Latinoamérica en autorizar el mal llamado matrimonio gay, y luego en 2014 con la Guía “Educación y Diversidad Sexual” donde se anima a la población a salir "del armario" y "deconstruir el modelo tradicional de familia y favorecer la construcción de nuevos modelos".

Además, el Estado vive un profundo proceso de secularización desde hace más de 100 años, lo que constituye un desafío para los católicos que buscan manifestar su fe en la esfera pública.

Un ejemplo de esto es la solicitud de la Iglesia en Montevideo para instalar una imagen de la Virgen María en un lugar público, algo que provocó los reclamos de parte de algunos que aseguran que afectará la laicidad del país.

Frente a este panorama, la secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional para la Pastoral Familiar y la Vida del Episcopado de Uruguay, Gabriela López, advirtió de las “corrientes ideológicas, educativas y presiones internacionales muy fuertes sobre nuestros países para que tomemos determinadas formas, programas y metas, que muchas veces van en contra de lo que la Iglesia propone”.

“Todos estos antivalores propuestos desde el Estado evidentemente generan un quiebre, y cuando la Iglesia sale a decir estas cosas se le tiran a callar y se trata que vuelva a la esfera privada”, dijo a ACI Prensa.

“Hoy no hay laicidad sino laicismo. La laicidad respetaba todas las creencias pero hoy es la absoluta ausencia de religión, y es más, yo te diría que es hasta anticlerical”, afirmó López.

Pese a esto, “se viene generando a nivel social todo un movimiento, no solo católico, que ve que esto no nos conviene y tratamos de llevar adelante esta sociedad de una forma distinta, educando en virtudes, en valores, promoviendo otros criterios, como el rol irrenunciable de los padres como los primeros educadores”, observó.

Chile: Agenda ideológica y ataques anticatólicos

En Chile se discute actualmente el proyecto de despenalización del aborto, impulsado por el Gobierno de Michelle Bachelet. Además, la ideología de género sigue avanzando tras la aprobación en 2015 del Acuerdo de Unión Civil, que regula los efectos jurídicos de la convivencia entre parejas del mismo sexo y heterosexuales.

Si bien la Constitución defiende el derecho “preferente” de los padres de educar a su hijos, en los últimos años existe una fuerte presión para suprimir esta facultad, mediante estrategias que incluyen la promoción del libro Nicolás Tiene Dos Papás promovido por el lobby gay y que fue distribuido en los jardines infantiles públicos del país.

En el ámbito de la libertad religiosa, además de los constantes ataques a iglesias durante manifestaciones ciudadanas en Santiago, ya son once templos católicos más un seminario los que han sido incendiados en el sur de Chile en 2016, en la zona del histórico conflicto mapuche, a manos de algunos extremistas que consideran a la Iglesia como parte del Estado a quien exigen la devolución de sus tierras.

Para el P. Francisco Javier Astaburuaga, Doctor en Derecho Canónico de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma, “el fenómeno de la secularización  queda de manifiesto con todas las leyes contra la familia y la vida promovida especialmente por gobiernos socialistas y liberales en los últimos 40 años”.

“Otro aspecto, grave a mi juicio, es tratar de arrinconar a la Iglesia Católica a las ‘sacristías’ de los templos, evitando de este modo que el mensaje de Cristo sea anunciado”, dijo el sacerdote chileno a ACI Prensa.

Por otro lado, “cuando se priva de la formación religiosa o ésta se la hace muy dificultosa, las futuras generaciones van perdiendo el sentido de Dios. Y cuando  se pierde el sentido de Dios, se pierde el respeto por la dignidad de la persona humana y se promueven leyes a favor del aborto, el consumo de marihuana y la ideología de género”.

Argentina: Ideologías detrás de un rostro populista

El aborto en Argentina es permitido en causales de riesgo de vida de la mujer, violación, o por un atentado contra el pudor. Por otro lado, el país cuenta con la ley de “matrimonio igualitario”, “divorcio exprés” y otras leyes sobre esterilización, procreación artificial, identidad de género, “muerte digna” (eutanasia), entre otras.

En cuanto a la educación, en mayo de 2010 el Ministerio de Educación presentó los “Cuadernos ESI” (Educación Sexual Integral), dirigido a todos los niveles de formación, con claro contenido de ideología de género y ofensas al pudor de alumnos y docentes.

En relación a la fe, los templos católicos han sido blanco de profanaciones y ataques durante marchas feministas.

Además,  en octubre de este año la sospechosa muerte del P. Heraldo Viroche, quien denunció en sus homilías a bandas de narcotraficantes, abrió un serio debate sobre el poder de la mafia en el país y los peligros para quienes la combaten.

Para el abogado por la facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires y Doctor en Ciencias Jurídicas, Jorge Nicolás Lafferriere, esta situación “plantea un ordenamiento legal que se aparta profundamente de la visión del hombre y la sociedad que se funda en la ley natural y que también anima a la cosmovisión cristiana”.

Dijo también que la defensa de la libertad religiosa es“uno de los desafíos más actuales de los próximos tiempos”, debido al surgimiento de iniciativas que buscan “imponer visiones únicas y silenciar a quienes disienten con el discurso hegemónico individualista y reduccionista que muchas veces impone la ideología de género o el paradigma tecnocrático”.

“Se requiere una fe más madura y dispuesta a ser signo de contradicción, en forma pacífica e inteligente, asumiendo una lógica pascual”, dijo el abogado a ACI Prensa.

Por su parte, el P. Ruben Francisco Bellante, Delegado episcopal para la pastoral de comunicación de la Arquidiócesis de Rosario, explicó que en los últimos 20 años las ideologías lograron penetrar los gobiernos de turno y “detrás de un rostro populista, igualitarismo, integración, y todos los demás discursos y relatos vendidos, llevaron a cabo una corrupción, no solamente en lo económico sino en el alma del ser argentino”.

Esto provocó un “desprecio a todo lo que tiene ver con lo institucional, en donde la Iglesia también entra, y todo lo que supuestamente defiende, la vida, la persona, sin tener en cuenta todo lo que la Iglesia ha trabajado en los derechos humanos y en la igualdad de las personas. Eso parece que se denosta y solamente se ve un aspecto oscuro”, dijo el sacerdote a ACI Prensa.

Ante todo esto, ¿qué puede hacer un católico?

El P. Sebastián Correa, Director del Centro de Estudios Católicos en Chile, compartió con ACI Prensa 4 consejos para que los católicos puedan hacer frente a la realidad de la secularización.

1. Estar informados

“Hoy día los católicos no tenemos el derecho a estar desinformados”, dijo el P. Correa, agregando que están los medios para saber “lo que está pasando y quiénes están empujando cada una de las ideologías que están detrás, entre otros temas”.

2. Comprometerse con la realidad

"También comprometerse con tantas personas que son víctimas de estas ideologías, porque les causan confusión, se les miente directamente y se los deshumaniza, ya que lo que está trayendo la secularización es un proceso de deshumanización”, sostuvo el sacerdote.

“Por lo mismo, el católico debe comprometerse con la verdad de Jesucristo y con los valores que desprende para la sociedad. Si eso significa defenderlos públicamente y salir a una marcha hay que hacerlo, si implica entrar en diferencias con personas cercanas hay que estar dispuesto”, agregó.

3. No tener miedo

“Lo que quieren hacer es que tengamos miedo y vergüenza de ser católicos, por lo mismo tenemos que hacer lo contrario y vivir con libertad”, subrayó.

4. Estar alegres

“Hay que vivir con una profunda libertad la alegría de ser cristiano, y que eso nos lleve a salir al mundo con la confianza puesta en Dios, sabiendo que Él es el que sostiene toda la realidad, y como Él dijo, ‘no hay que temer a aquellos que pueden matar el cuerpo’”, concluyó el P. Correa.

También te puede interesar: 

Papa Francisco advierte del peligro de caer en una “espiritualidad gnóstica” https://t.co/4z6GnL0moK

— ACI Prensa (@aciprensa) 3 de agosto de 2016

 

Fuente: AciPrensa