Obispos de Australia se disculpan por fracaso ante crisis de abusos sexuales

SYDNEY, 07 Feb. 17 (ACI).- Días antes de que la Comisión Real de Respuesta Oficial a los Abusos Sexuales a Menores en Australia iniciara su ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
0

SYDNEY, 07 Feb. 17 (ACI).- Días antes de que la Comisión Real de Respuesta Oficial a los Abusos Sexuales a Menores en Australia iniciara su audiencia final sobre la respuesta de la Iglesia ante esta crisis, los obispos del país emitieron varias declaraciones expresando su pesar por los fracasos acontecidos y se comprometieron a proteger a los menores de edad.

"Profundamente consciente del dolor causado por el abuso, ofrezco una vez más mis disculpas en nombre de la Iglesia Católica", expresó el Arzobispo de Melbourne y Presidente de la Conferencia Episcopal de Australia, Mons. Denis Hart, en una carta dirigida a los fieles el 5 de febrero.

"Siento el daño que se hizo a las vidas de las víctimas de abuso sexual. Como dijo recientemente el Papa Francisco, ‘es un pecado que nos avergüenza’", sentenció.

De acuerdo a los numerosos testimonios recogidos, 384 sacerdotes diocesanos, 188 sacerdotes religiosos, 579 religiosos y 96 religiosas han sido acusados de cometer abusos sexuales contra menores desde 1950.

También se han formulado reclamos contra unos 543 trabajadores laicos de la Iglesia, así como otras 72 personas cuyo estatus religioso "es desconocido".

Entre los institutos religiosos, el 40% de los miembros de los Hermanos de San Juan de Dios en Australia fueron acusados de abuso sexual infantil. De igual modo más del 20% de los Hermanos Cristianos, Salesianos y Hermanos Maristas.

El Arzobispo emitió la declaración mientras la Comisión Real de Respuesta Oficial a los Abusos Sexuales a Menores iniciaba la revisión final –de tres semanas de duración– sobre cómo la Iglesia Católica en Australia había respondido a las acusaciones.

La comisión fue establecida en 2013 e investiga el manejo de las denuncias de abuso sexual infantil por parte de grupos religiosos, escuelas, organizaciones gubernamentales y asociaciones deportivas.

En su declaración, el Arzobispo Hart señaló que durante la próxima audiencia muchos obispos del país y líderes católicos darán sus testimonios, explicando lo que la Iglesia ha hecho hasta ahora para cambiar "la vieja cultura" que permitió que el abuso continuara durante tanto tiempo, así como lo que se está haciendo ahora para proteger a los niños.

Refiriéndose de nuevo a una declaración hecha por el Papa Francisco, el Arzobispo instó a toda la Iglesia a "encontrar el valor necesario para tomar todas las medidas necesarias y proteger en todo sentido la vida de nuestros hijos, para que tales crímenes nunca se repitan".

En un mensaje similar el Arzobispo de Sydney, Mons. Anthony Fisher, dijo que personalmente se siente "sacudido y humillado" por lo que la Comisión Real descubrió.

"La Iglesia lo lamenta y lamento los fracasos pasados que dejaron a tantas personas con tantos daños. Sé que muchos de nuestros sacerdotes, religiosos y fieles laicos sienten lo mismo: como católicos inclinamos nuestras cabezas de vergüenza", dijo.

Mons. Fisher dijo que hasta ahora los resultados han sido "desgarradores", y explicó que la comisión ha escuchado los "casos angustiosos y vergonzosos" de abuso sexual narrados por "valientes sobrevivientes" que datan de los años cincuenta.

En marzo de 2015, el Prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede y ex Arzobispo de Sydney, Cardenal George Pell, testificó ante la comisión por tercera vez después de que las acusaciones resurgieran en 2014. Estas decían que el Purpurado había trasladado al conocido pedófilo P. Gerald Ridsdale, sobornado a una víctima y no haber actuado ante el reclamo de otra.

A pesar de haber declarado ante la comisión dos veces por los mismos cargos y sin ser declarado culpable, el Cardenal Pell ofreció de forma voluntaria testificar nuevamente.

Este martes 7 la Comisión Real reanudó la audiencia pública sobre las políticas y procedimientos actuales que la Iglesia en Australia ha implementado con respecto a las normas de protección y seguridad infantil, incluyendo cómo responder a las denuncias de abuso sexual.

"Reconocemos nuestra responsabilidad de asegurar que todas las medidas estén en su lugar para evitar que esto suceda de nuevo. También reconocemos que hay víctimas de malos tratos que aún no se han presentado y tal vez nunca lo harán", dijo Mons. Fisher, señalando que hasta la fecha se han presentado reclamos contra el 7% de los sacerdotes que trabajan en las tres diócesis de Sydney desde 1950.

Sin embargo, "enfrentando como debe ser, sigo resuelto a hacer todo lo posible para asistir a aquellos que han sido dañados por la Iglesia y trabajar hacia una cultura de mayor transparencia, responsabilidad y seguridad para todos los niños".

Finalmente, Mons. Fisher instó a cualquier persona que alegara abusos a contactar a la policía, y pidió oraciones "para que todos los involucrados en esta audiencia tengan sabiduría y compasión”.

“Por encima de todo, oren por los sobrevivientes y sus familias en este momento tan difícil”, concluyó.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

También te puede interesar: 

Acabar con el celibato no resolverá problemas de los curas, precisan sacerdotes argentinos https://t.co/Ruo9iVm5lC

— ACI Prensa (@aciprensa) 22 de diciembre de 2016

 

Fuente: AciPrensa