Usan niños como ratones de laboratorio, denuncian transexuales arrepentidos en CNN

ATLANTA, 15 Sep. 16 (ACI).- Paul y Maritza, dos transexuales arrepentidos, presentaron su caso en el programa “Camilo” de CNN en Español ...
publicado por
ACI Prensa avatar photo
hace karma
37,30

ATLANTA, 15 Sep. 16 (ACI).- Paul y Maritza, dos transexuales arrepentidos, presentaron su caso en el programa “Camilo” de CNN en Español –conducido por el periodista Camilo Egaña– y denunciaron que la reasignación de sexo a menores “es un experimento” en el que se usa a los niños “como ratones de laboratorio”.

“Mis invitados han hecho todo el camino, todo el círculo, apostaron por ser lo que no eran y ahora han apostado por volver a lo que inicialmente eran, consideran que la transexualidad es una enfermedad”, explicó Camilo Egaña al inicio del segmento.

En comunicación telefónica se encontraba la psicóloga Marisa Azaret, colaboradora frecuente de CNN en temas de salud.

Maritza, que se arrepintió tras someterse al cambio de sexo con el nombre de Mark, cuestionó a la psicóloga sobre “qué exámenes objetivos, no subjetivos” hay para respaldar el cambio de sexo a menores.

“No porque alguien diga que se sienta que ha nacido en el cuerpo equivocado”, advirtió, sino “¿qué exámenes objetivos hay?”.

La psicóloga Azaret, “en respuesta clara y al punto” admitió que “no hay ningún examen objetivo ni subjetivo tampoco” al respecto.

“Lo que hay es observar al niño”, dijo, pues “estamos en el negocio de ayudar al niño, estamos en el negocio de ayudar a la familia. Al niño se le observa, y al niño se lo deja, se lo deja jugar como él quiera jugar, se lo deja que él poco a poco vaya guiándonos”.

“Es una población que existe y nosotros no somos nadie ni para juzgar ni para moldear”, sino que “vamos a dejarnos que ellos solitos nos den ese camino, nos orienten”.

Camilo Egaña interrumpió a la psicóloga, indicándole que Paul y Maritza “no creen en lo que tú estás diciendo”.

Paul advirtió que “esto es un experimento. Es como (que) los niños son como ratones de un laboratorio”.

“Ellos no saben lo que va a pasar con ellos, y ellos están como ‘a ver ponerles hormonas, a ver bloquearles su puberty’ (pubertad)”, criticó.

“La verdad es que ustedes no saben lo que están haciendo”, sentenció Paul.

A la consulta Egaña de si Paul y Maritza “creen que los psicólogos, que los psiquiatras, se hacen ricos con esto”, ambos respondieron afirmativamente.

“Hacen 20.000 dólares con una inyección que le pone un implante” a los menores, dijo Paul.

También te puede interesar:

¿Se nace homosexual? Estudio confirma que no hay evidencia científica para afirmarlo https://t.co/4mMyUo5U3M

— ACI Prensa (@aciprensa) 23 de agosto de 2016

Fuente: AciPrensa