El resurgir de las bases en stick. Probamos la Bobbi Brown Skin Foundation Stick

Los maquillajes en formato stick han vivido un proceso de transformación en los últimos tiempos. Ya han dejado de ser un producto utilizado solo por ...
publicado por
beautyanabell avatar
hace karma
0

Los maquillajes en formato stick han vivido un proceso de transformación en los últimos tiempos. Ya han dejado de ser un producto utilizado solo por maquilladoras profesionales en el teatro o la televisión por su alta cobertura, sino que ahora las marcas que apuestan por este formato crean fórmulas mucho más livianas para poder ser usadas más allá de los focos y adaptarse así a las necesidades de todos los públicos.

Una de las bases de maquillaje más conocidas con este formato es la Foundation Stick de Bobbi Brown, la cual os vamos a analizar hoy.

Se trata de una base que promete corregir el tono de la piel con un acabado natural, es de larga duración (siendo resistente al agua, al sudor y la grasa) para lo cual contiene polvos que ayudan a controlar los brillos. Además posee una textura cremosa gracias a los extractos de oliva y manteca de karité y se presenta con una variedad de tonos muy elevada (24) a un precio de 40 euros.

Mi opinión con el Skin Foundation Stick de Bobbi Brown

Sin Titulo 2

Sin Titulo 2

Ciertamente tengo que confesar que hace ya más de un año que adquirí esta base de maquillaje, principalmente porque me apetecía probar una base con este formato ya que la única que había tenido de este estilo había sido la famosa de Max Factor Pan Stick Base y también porque había leído bastantes buenas reseñas sobre ella.

Como más me gusta aplicar esta base es con esponja, solo hay que hacer unas cuantas rayas sobre el rostro e ir extendiendo a toquecitos. Se difumina perfectamente y en parte gracias a su cremosidad.

El acabado es natural, la piel se ve perfeccionada y el tono mucho más unificado. Lo bueno es que cubre pequeñas imperfecciones con una sola apliación pero se necesitarán más capas para una cobertura total, lo mejor es que ni aún así pierde la naturalidad.

El acabado es natural, la piel se ve perfeccionada y el tono mucho más unificado

En resumen, a primera vista se ve una piel bonita, con una ligera luz y un acabado muy natural, ahora bien, si me detengo a observar mi piel más de cerca veo que me enfatiza las zonas secas y se acumula el producto más de la cuenta en el poro o sobre el vello, y a lo largo del día se hace más notable.

Tampoco me gusta que al cabo de unos unas horas la base se va acumulando en las líneas de expresión como las de debajo de los ojos, con una sensación de que el producto se va “derritiendo” sobre la piel, algo bastante raro ya que mi piel no es grasa y aún así me sucede. Por lo que se podría decir que esta base no cumple las expectativas de larga duración ni se ve tan bonita en las distancias cortas.

En cuestión de tonos hay una buena variedad, como ya os he dicho esta base se puede encontrar en 24 tonos así que será complicado no dar con el que mejor se adapta a tu piel. El que yo tengo es el 2.5 Warm Sam, tiene un ligero subtono amarillo y se adapta muy bien al color de mi piel.

Temas
  • Maquillaje