Instagram intenta hacer demasiadas cosas, y eso puede costarle muy caro

En el pasado, existía una aplicación llamada Burbn que era un tipo de mezcla entre Foursquare y un sistema para compartir fotografías. Sus creadores se ...
publicado por
conectica avatar photo
hace karma
0,10

En el pasado, existía una aplicación llamada Burbn que era un tipo de mezcla entre Foursquare y un sistema para compartir fotografías. Sus creadores se dieron cuenta que su aplicación hacía demasiadas cosas al mismo tiempo, así que se centraron en una sóla cosa: compartir fotos. Así nació Instagram.

Instagram creció rápidamente

Pocos pudieron haber previsto el éxito que tendría esta aplicación que era simple, pero cumplía su objetivo. De pronto, se convirtió en la aplicación de preferencia para compartir imágenes y alcanzó el mismo nivel de popularidad que tenían competidores como Facebook.

El secreto de Kevin Systron y Mike Krieger fue la sencillez y apertura de la plataforma. Tal como Twitter, puedes seguir a quien quieras, en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, hay un detalle que hizo la diferencia. El tiempo de subida de las imágenes era considerablemente menor que el de sus competidores. Esto se debe a que Instagram limitaba el tamaño de las fotografías al clásico cuadrado de 800 x 800px. Aún más importante, es que la aplicación comienza a subir las imágenes desde el momento en que terminas de editarlas, no cuando completas el post, ahorrando valiosos segundos.

En 2012, Facebook tomó el control de la aplicación, esta creció exponencialmente. Pero en 2016 todo cambió, pues el rediseño de Instagram la perfeccionó como plataforma de publicidad. Desde entonces, esta exitosa aplicación ha lanzado sin número de características que semejan a su competidor más fuerte, Snapchat.

En el proceso, Instagram ha perdido el enfoque y cada vez menos personas utilizan la aplicación. Lo que inició como una plataforma para compartir contenido de alta calidad, ha perdido valor sustancial con características como Stories, que se centran en contenido fugaz y poco enfocado.

Snapchat ya era el rey en el contenido basura, por lo que Instagram no parece ser capaz de robar terreno realmente.

El futuro de Instagram es incierto y parece estar repitiendo los errores de su antecesor, Burbn. Facebook está forzando a la plataforma y está destinada a fallar.

Fuente: conectica.com.mx