CNIO demuestra en ratones efectos antitumorales del bloqueo de una proteína

INVESTIGACIÓN CÁNCER El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha demostrado en ratones que el bloqueo de una proteína ofrece buena ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0
INVESTIGACIÓN CÁNCER

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha demostrado en ratones que el bloqueo de una proteína ofrece buena respuesta ante dos tipos de cáncer que afectan a niños y adolescentes, y que actualmente la quimioterapia no consigue curar.

EFEFUTURO Madrid Miércoles 14.09.2016

Los tumores son un cúmulo de células que se dividen sin control, acumulando hasta cientos de alteraciones cromosómicas y mutaciones en su ADN. Estas alteraciones surgen en parte por un tipo de daño en el ADN conocido cómo estrés replicativo, recuerda el CNIO en una nota de prensa.

Para sobrevivir a este caos, las células tumorales necesitan de la función de la proteína reparadora ATR, conocida por su función como guardián del genoma, a la que se vuelven adictas.

Tras ocho años de trabajos, el equipo de Óscar Fernández-Capetillo en el CNIO ha descubierto que el bloqueo de esta proteína tiene efectos antitumorales en varios modelos animales de cáncer, como un tipo agresivo de leucemia mieloide aguda y el sarcoma de Ewing.

Los resultados se recogen en sendos trabajos publicados en las revistas Science Signaling y Oncotarget.

El equipo de Fernández-Capetillo partía de la base de que si los tumores presentan cantidades elevadas de estrés replicativo, podrían ser especialmente sensibles al tratamiento con fármacos que inhibiesen a ATR, ya que esta proteína se encarga de reducir ese tipo de estrés.

Además, “como las células sanas prácticamente no sufren de este tipo de estrés, el efecto en estas células sería mucho menor”.

Los investigadores analizaron un amplio panel de tumores humanos con altos niveles de CHK1 que se asocia a mucho estrés replicativo y se identificaron dos tipos tumorales con cantidades muy elevadas de esa proteína: el sarcoma de Ewing y varios linfomas y leucemias, incluyendo la leucemia mieloide aguda.

Mieloide aguda

En el caso de la leucemia mieloide aguda, centraron sus esfuerzos en tumores con mutaciones en el gen MLL, un subtipo de mal pronóstico para el que no hay cura en la actualidad.

Utilizando modelos de ratón que recapitulan este tipo específico de leucemia, los investigadores observaron cómo los inhibidores de ATR incrementaban la supervivencia de los roedores hasta seis veces.

Es la primera vez que vemos un efecto de tal envergadura. Hasta la fecha, y utilizando estos modelos animales, no se había visto ningún compuesto que presentase este grado de respuesta, explican los autores.

“Una diferencia con la quimioterapia actual es que los inhibidores de ATR inducen la muerte celular independientemente de la presencia de p53, por lo que también funcionan en tumores que carecen de este gen”, añaden.

Sarcoma de Ewing

En el caso del sarcoma de Ewing, los inhibidores de ATR mostraron una toxicidad muy elevada, tanto en placas de cultivo como en modelos animales con injertos del tumor.

“La respuesta observada mejora la reportada para otros agentes que se están testando actualmente en la clínica, sugiriendo a estos compuestos como una alternativa para el futuro“. EFE
aqr

Fuente: EFE Noticias – Futuro