La enfermedad con otra mirada, la literaria

ENFERMEDAD Y LITERATURA “Vinieron los doctores, después el abatimiento, la angustia, y otra vez los doctores; y yo seguía acercándome más y más al ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0
ENFERMEDAD Y LITERATURA

“Vinieron los doctores, después el abatimiento, la angustia, y otra vez los doctores; y yo seguía acercándome más y más al abismo……” Es una confesión desesperada que podemos leer en “La Muerte de Ivan Ilich”, del escritor ruso León Tosltoi , ejemplo singular de cómo entender la enfermedad con otra mirada, la mirada literaria

:)

MADRID/EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO Viernes 07.10.2016

La Fundación de Ciencias de la Salud ha indagado en esta mirada de la mano de tres escritores: Soledad Puértolas, Luis Landero y Luis Mateo Díez, con ocasión del acto conmemorativo de su 25 aniversario, celebrado en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK).

En este recorrido literario se han recordado las palabras del escritor portugués Miguel Torga, para quien solo, decía, hay tres cosas sagradas en la vida: la infancia , el amor y la enfermedad, y añadía que se podía traicionar todo en este mundo, menos a un niño, al ser que te ama, y a una persona enferma.

Estas son algunas de las reflexiones de los tres escritores durante el acto:

Luis Landero

 EFE/ SERGIO BARRENECHEA

EFE/ SERGIO BARRENECHEA

Para este escritor nacido en Alburquerque en 1948 y autor, entre otros, de “Juegos de la Edad Tardía” o “El Balcón en Invierno” (Tusquets),  la enfermedad al igual que el amor no se puede explicar a aquel que no lo ha sentido y por más palabras que use, el otro puede tener una idea aproximada pero no va a llegar al fondo del asunto.

“Para conocer la enfermedad hay que padecerla y no solo la enfermedad sino la secuela de sentimientos que supone: sentirse solo, sentir miedo, incertidumbre. ..”

Landero tomó conciencia de verdad de la enfermedad con la muerte de su padre, que falleció a los 50 años tras cuatro de dolencia:“Para mi aquella fue la experiencia más fuerte que he tenido en mi vida, porque nos llevábamos muy mal… y yo viví aquello sin conciencia, e incluso con cierta indiferencia…, pero claro luego vino en diferido toda la culpa y todas las deudas que tuve que saldar con mi padre .. Yo tenía 16 años entonces.. y jamás restañare esa herida y esa culpa que contraje con él… Esa fue, yo creo la experiencia primordial y primera que tuve de la enfermedad…”.

En la enfermedad hay un “ajuste de valores … esto le sucede a Ivan Ilich, quien ha tenido una vida de lo más trivial, mezquina, y la enfermedad le abre los ojos y de pronto comprende que es lo esencial, lo importante en la vida …y es que el dolor nos iguala a todos, y es una experiencia de la que uno sale y debe salir fortalecido…”

Soledad Puértolas

EFE/Sáshenka Gutiérrez

EFE/Sáshenka Gutiérrez

Soledad Puértolas, ( Zaragoza 1947) autora de “Con mi Madre” (Anagrama) o “Queda la Noche” (Planeta), entre otros,  defiende que se debe hablar de la enfermedad y juzga que la fuerza de la mente es la mejor aliada para soportarla.

La escritora tuvo conciencia de la enfermedad muy pronto y recuerda “muy bien la sensación de estar enferma de niña, de no poder levantarme de la cama, de estar recluida, de tomar medicinas muy amargas” porque tenía tifus.

”La enfermedad para mí es un momento de reclusión, de marginación…tienes conciencia de la diferencia…. Se cobra conciencia de uno mismo porque te aísla y te corta los hilos con los demás…y creo que tiene mucho que ver con la construcción de la identidad…”

“Creo que al final todos en la vida acabamos siendo convalecientes… y hay una sensación de pérdida, de vínculos con la realidad. La conciencia de la debilidad si uno no está enfermo no la tiene, peor los que hemos sido enfermos desde muy pequeños, hemos tenido que reflexionar sobre la debilidad, y es una reflexión importante porque la debilidad es una característica de la personalidad… y el dolor y la enfermedad si se tienen hay que combatirlos mentalmente. Nuestra única aliada es la mente. Ante el dolor, la mente y el fármaco adecuado claro….Y creo que uno de los grandes retos del ser humano es el convivir con el dolor”.

Luis Mateo

EFE/ SERGIO BARRENECHEA

EFE/ SERGIO BARRENECHEA

La enfermedad tiene componentes de “soledad extrema”, a  juicio de Luis Mateo Díez, (Villablino 1942) y autor “La Fuente de la Edad” (Alfaguara) o “La Ruina del Cielo” (Ollero y Ramos), entre otras obras.

“La convalecencia como experiencia es donde uno puede tener sensaciones fuera del dolor, habiendo superado ya la enfermedad. Conlleva y puede producir grados de conocimiento relacionados con la intensidad…Creo que para los que hacemos literatura es algo muy importante …porque nos gusta ver el ejemplo de la situaciones más intensas”.

Para este escritor, el enfermo tiene una sensibilidad especial; según el carácter, se dará la aceptación o el rechazo, la lucha denodada por salir o la entrega, “pero es una tesitura muy intensa, muy poderosa, traumática y revolucionadora de todo lo que te pasa”.

“En el momento de la convalecencia, una vez superada la crisis dura de la enfermedad, es cuando uno, por primera vez, tiene conciencia de su fragilidad…”

Fuente: Noticias EFE – Salud.