La pista de instrucción de combate, virtud y pasión del soldado sanitario

SANIDAD MILITAR Como sucede en cualquier faceta de la vida civil o militar, la clave del éxito se fundamenta en la formación continua. Por eso, la pista de ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0
SANIDAD MILITAR

Como sucede en cualquier faceta de la vida civil o militar, la clave del éxito se fundamenta en la formación continua. Por eso, la pista de instrucción de combate de la Brigada de Sanidad, única en Europa, se ha convertido en un referente para el Ejército de Tierra: los soldados sanitarios españoles se instruyen en escenarios tácticos naturales, diseñados con ambientación realista, con un único objetivo: perfeccionar sus acciones salvadoras de la vida cuando apoyan a los combatientes en conflictos internacionales o cuando socorren a la población civil tras una catástrofe natural

POZUELO DE ALARCÓN (MADRID) / EFE / GREGORIO DEL ROSARIO Miércoles 12.10.2016

El escenario cuenta con un campo de minas,  casetas para emboscadas, camiones, furgonetas y vehículos accidentados, depósitos de gas para la simulación de un derrame químico -tratamiento NBQ-, pasos de ribera y tareas enfangadas, laberintos en subsuelo, trincheras, posiciones de fusilería y francotiradores, puentes, tirolinas, torre y pozo de seis metros rapelables y espacios confinados con piscina inundable.

También, un antiguo blindado, un convoy de vehículos, que puede haber sido tiroteado o bombardeado, edificios de planta única sin techo para combate en población o lucha antiterrorista, con rehenes o sin ellos, pasos de alambrada, montículos de cubos de hormigón para movilizar bajas con camillas a distinto nivel, dispositivos para el rescate de paracaidistas y, próximamente, vías férreas con vagones de tren, una carcasa de helicóptero o la cabina de pasajeros de un avión comercial.

En la pista de instrucción de combate de la BRISAN, comandada por la teniente coronel médico, María del Pilar Hernández Frutos, jefa de la GRUSAN II, se puede recrear la climatología más seca o más húmeda, diferentes ciclos horarios, la temperatura, la luminosidad, los sonidos, los ruidos y el silencio, las dificultades del terreno y sus obstáculos, desde una roca al vado de un río o una vegetación espesa, los humos y olores, la presencia instigante de los enemigos en puntos altos o el estrés y la presión del cronómetro que conlleva cada ejercicio táctico que se pone en escena.

Motivos más que suficientes para que el general médico, Manuel José Guiote Linares, jefe de la Brigada de Sanidad, determine en este tercer reportaje videobloguero la importancia estratégica que tiene esta pista de instrucción de combate, situada sobre 31 hectáreas de terreno junto al acuartelamiento Cavalcanti de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón: “Combatimos como entrenamos y entrenamos como combatimos“.

El general médico, Manuel José Guiote entrevista a la Tte. coronel médico, María del Pilar Hernández.

El general médico, Manuel José Guiote entrevista a la Tte. coronel médico, María del Pilar Hernández. EFE/J.L. Cano

Su primera pregunta a la Tte. coronel Frutos, nacida en Zaragoza y licenciada en Medicina y Cirugía, es obligada… ¿Por qué es necesaria la formación específica de los soldados sanitarios en una pista de instrucción de combate como ésta?

“Recrea a gran escala escenarios reales de las operaciones militares terrestres en las que participamos. A pequeña escala dispone de diversos elementos variados, desde construcciones y depósitos, pasando por todo tipo de vehículos, que justifican las lesiones y las circunstancias a las que se enfrentará el alumno, un futuro soldado sanitario de combate”, expone.

Las dimensiones de la pista de instrucción permiten el trabajo de varios equipos de soldados a la vez, sin interferirse los unos con los otros, o en operaciones conjuntas; y se pueden generar escenarios con grados de dificultad variable, según las capacidades de los alumnos.

Vista cenital de un escenario de la pista de instrucción de combate.

Vista cenital de uno de los escenarios de la pista de instrucción de combate. Imagen tomada por un dron, cedida por la BRISAN

En este escenario táctico los soldados vienen a demostrar lo que han aprendido en los talleres convencionales (aulas y tiendas de campaña), siempre bajo la modulación de sus instructores.

Nuestra pista de instrucción de combate está viva -apunta-. Los escenarios crecen según vamos disponiendo de medios que adaptamos a la luz de las lecciones aprendidas en el curso de las operaciones militares. Tenemos en cuenta tanto la biomecánica de los accidentes de tráfico de los diversos vehículos de interés militar, como el armamento convencional o las lesiones derivadas de ambientes NBQ”.

Valga de ejemplo la Guerra de Bosnia. Su Equipo de Estabilización atendió una llamada del Hospital de Mostar Este, la zona musulmana, quienes perdían la batalla en esos momentos. No podían atender a un recién nacido con depresión cardiorrespiratoria porque no tenían un pediatra especializado y pretendían trasladarlo al Hospital de Mostar Oeste, que sí tenía este servicio de Pediatría.

“Estábamos en pleno invierno. La nieve cubría el terreno con una capa de 60 centímetros. Nosotros carecíamos de material sanitario pediátrico, y menos aún para un neonato. Teníamos que recorrer sin incubadora alrededor 70 km de distancia que separaba ambos hospitales. Pero lo conseguimos. De esta experiencia vital desarrollamos la incorporación de protocolos de asistencia a recién nacidos y la formación específica en politraumas pediátricos”, cuenta.

La Tte. coronel médico Hernández.

Tte. coronel médico Hernández Frutos. EFE/J.L. Cano

La Tte. coronel médico María del Pilar Hernández Frutos perteneció a los Tercios de la Legión en Fuerteventura (Islas Canarias) después de ascender a teniente. Allí pudo tratar lesiones oculares derivadas de partículas metálicas, tanto por lesiones de soldadura como por impactos de vainas de munición durante los ejercicios de tiro. Actualmente, el tratamiento de estas patologías se incluye en los cursos de Asistencia Sanitaria en Combate.

¿Qué aportan al Ejército español y a las Unidades multinacionales los soldados sanitarios entrenados en la pista de instrucción de combate de la BRISAN?, pregunta el general médico Guiote a la Tte. coronel Frutos, representante española desde 1996 ante diversos Grupos de Trabajo de la OTAN (Bi-SC MedAG, MMSOP, MEDINT).

“La simulación de acciones de combate sobre el terreno en escenarios naturales nos permite colocar al soldado sanitario frente al estrés de una situación de conflicto armado o catástrofe, con la presión que eso conlleva. Todo en beneficio del compañero herido o de la población. Lo que se propugna es la asistencia inmediata en la zona donde se ha producido la baja, ya que esta intervención es la que realmente puede salvar vidas”, dice.

“Luchar codo con codo junto a las Unidades de combate, en el mismo lugar donde se producen las bajas, es una tarea primordial que se entrena de forma concienzuda en la pista de la BRISAN. Los soldados sanitarios salen preparados para enfrentarse a la cruda realidad“, añade la que fuera jefa de Sanidad de la Unidad Militar de Emergencias (UME) desde 2006 hasta 2013.

¿Y cómo encaja este tipo de preparación en los sistemas de simulación del Ejército de Tierra?, añade el general médico Manuel Guiote.

“Aunque existen reseñas históricas de la simulación médica desde hace más de cien años, nos hemos integrado recientemente en el sistema de simulación de nuestro Ejército. Mientras que otras facetas de la instrucción militar han llegado a la simulación por razones económicas o logísticas, Sanidad Militar lo ha hecho ante la imposibilidad de tener modelos reales ante situaciones de combate con heridos graves y sin riesgo para alumnos en formación“, responde.

“Tanto la pista de instrucción como las capacidades de simulación que desarrollamos nos permitirán formar a nuevos formadores y evaluadores de las capacidades adquiridas. Además, tenemos la oportunidad de valorar la utilidad militar de las innovaciones de equipos sanitarios y materiales que nos presenta la industria, que no siempre se ajustan a nuestras necesidades y llevar a cabo I+D+I”, afirma la Tte. coronel Hernández Frutos, máster en Medicina de Superación de Desastres.

La BRISAN está en condiciones, incluso, de formar a personal figurante que dé un toque de mayor realismo a la simulación de los escenarios tácticos.

Las instalaciones se complementan con el uso de tecnología inalámbrica de grabación con videocámaras, tanto en el interior de los edificios y túneles como desde el casco de los soldados o drones, aeronaves no tripuladas de pequeño tamaño que se controlan desde tierra.

Cuatro soldados sanitarios evacúan a un soldado intoxicado con tóxicos

Cuatro soldados sanitarios trasladan a un soldado intoxicado con un gas venenoso. EFE/J.L. Cano

Por los diferentes cursos de la Asistencia de Sanidad en Combate (ACS) han pasado ya mas de 80 soldados y diferentes grupos de la EMISAN. También, decenas de profesionales de la Policía, de la Guardia Civil o de los Servicios de Emergencia Sanitaria. A nivel básico, no han faltado a esta cita vital los alumnos del programa 4º de la ESO-Empresa.

Mañana, jueves 13 de octubre, hablaremos de las Unidades de Rescate quirúrgico con el comandante médico y anestesiólogo, Pedro Pablo Guiote Linares, hermano del general Guiote, un profesional con experiencia en las misiones internacionales de Kosovo, Afganistán, Iraq y la Antártida, un continente helado.

Fuente: Noticias EFE – Salud.