Maternidad muy tardía: Nada recomendable

MATERNIDAD La noticia ha sorprendido a propios y extraños: Lina Álvarez, médica de 62 años, va ser madre por fecundación in vitro. EFEsalud ha pulsado la ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,50

La noticia ha sorprendido a propios y extraños: Lina Álvarez, médica de 62 años, va ser madre por fecundación in vitro. EFEsalud ha pulsado la opinión de los facultativos. “Existe un acuerdo tácito para no hacer tratamientos por encima de los 50”, afirma Manuel Muñoz, director de la clínica de reproducción asistida IVI de Alicante, para quien además ser madre a partir de esa edad “no es recomendable ni ética ni médicamente”, aunque técnicamente sea factible

:)

MADRID/EFE/PILAR GONZÁLEZ MORENO Viernes 16.09.2016

En España, la ley no fija un límite de edad, pero sí existe un acuerdo tácito de no hacer tratamientos por encima de los 50 años, y “de hecho, creo es la norma de comportamiento de todas las clínicas de reproducción asistida”, afirma  Manuel Muñoz,

“Y no lo hacemos, porque consideramos que los 50 años son el límite natural por encima del cual se hace algo para lo que el organismo femenino no está diseñado; y de hecho también somos conscientes de que cuando se consiguen embarazos en edades tan tardías aumentan las complicaciones derivadas del mismo y se incrementan no solamente el riesgo de que la madre sufra un problema, sino también existe riesgo para los bebés”, considera.

En la madre se incrementa el riesgo de hipertensión y diabetes, entre otros, y para los bebes el riesgo de nacer prematuros aumenta y puede conllevar problemas que van a arrastrar de por vida; “además creemos que cuando una pareja o una mujer busca tratamiento de reproducción asistida pretende una fuente de alegría y no un motivo de preocupación o una carga para el resto de la vida. Consideramos que no es responsable acceder a la maternidad por encima de los 50 años”, añade.

A su juicio el colectivo médico se ha visto sorprendido porque efectivamente es noticia que una mujer se quede embarazada por encima de lo 50, aún  más por encima de los 60,  y  lo “calificaría directamente de insensatez”.

Insensatez , explica, no solo ya por los riesgos médicos citados y porque más allá de los problemas médicos “hay que hacer consideraciones éticas: es decir la distancia de edad entre la madre y los niños es muy probable que provoque en el futuro que el niño se vea privado a una temprana edad de la figura materna”.

Declive de la fecundidad

La edad, refiere el director del IVI de Alicante, es el factor individual que más afecta a la posibilidad de conseguir un embarazo por vía natural.

“Se sabe que se produce un declive de la fecundidad de la mujer en torno a los 35 años y por encima de los 40 es más que evidente, de tal forma que la probabilidad de lograr un embarazo por la vía natural a partir de los 43 pues es prácticamente testimonial. Hablamos de posibilidades de menos del 5 % en cualquier caso”.

Pero la cosa cambia radicalmente si se  implantan óvulos donados porque al utilizar óvulos de mujeres jóvenes los embriones tienen posibilidades altísimas de gestar, de hecho, refiere este facultativo, esta es la vía por la que se consiguen los embarazos en edades tardías, prácticamente el cien por cien de los casos

No es noticia que se consiga un embarazo a la primera si se utiliza un tratamiento con óvulos donados , pero hay que tener claro que el organismo femenino aunque puede sacar técnicamente adelante un embarazo, que el embrión implante y que implante a la primera. Pero hay que tener encuentra problemas de embarazo.

La edad en la que se busca el primer embarazo ha ido aumentando de forma paulatina en los últimas décadas y ahora ronda los 32/33, y más del 40% de las pacientes que el IVI atiende son hoy mayores de 40 años.

Observa este médico que si las mujeres en general fuesen conscientes de cuanto baja su capacidad de fecundación a partir de los 35 tomarían más en consideración la posibilidad de congelar sus propios óvulos y sobre todo tener en cuenta que cuando más nos alejemos de esa edad, menos son las posibilidades de lograr un embarazo, y lo ideal es guardar óvulos, y antes de los 35 años.

En las clínicas de reproducción asistida del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), técnicas como la donación de óvulos, ofrecen una tasa acumulada de embarazo superior al 96% en tres intentos y de fecundación in vitro del 87 por ciento, también al tercer intento.

 

Imagen al microscopio de embriones. Efesalud.com

Foto facilitada por Merck

Inseminación Artificial

La Inseminación Artificial consiste en la colocación de una muestra de semen, previamente preparada en el laboratorio, en el interior del útero de la mujer con el fin de incrementar el potencial de los espermatozoides y las posibilidades de fecundación del óvulo. De esta manera, se acorta la distancia que separa al espermatozoide del óvulo y se facilita el encuentro entre ambos.

Fecundación in Vitro (FIV)

La Fecundación in Vitro es la unión del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio-in vitro-, con el fin de obtener embriones ya fecundados para transferir al útero materno.

 

Fuente: Noticias EFE – Salud.