Sexo narcisista: servirse del otro para uno mismo; ni saludable ni aconsejable

SEXOLOGÍA Te quiero en la medida en que me mimas, me adoras, y me satisfaces… Probablemente esto sea lo que piensa un narcisista, una persona que padece un ...
publicado por
Agencia EFE avatar photo
hace karma
0,10
SEXOLOGÍA

Te quiero en la medida en que me mimas, me adoras, y me satisfaces… Probablemente esto sea lo que piensa un narcisista, una persona que padece un trastorno de la personalidad que le impide satisfacer las necesidades sexuales de su pareja. Si estás con alguien que te busca para tener sexo solo cuando él quiere, y que cuando termina, no se preocupa por darte otras formas de placer para llegar al orgasmo, podrías estar frente a uno de estos personajes

:)

MADRID/EFE/MARÍA FERNANDA AYALA Lunes 12.09.2016

Encantadores, atractivos, elegantes, hombres y mujeres que poseen el arte de la seducción. Así se muestran los narcisistas para atraer a sus “presas”, como una “araña que tiende su red y te envuelve”, afirma el psicólogo clínico y sexólogo Esteban Cañamares.

Según explica el experto y miembro del Colegio de Psicólogos de Madrid, aunque al comienzo pueden camuflarse fácilmente, ya que tienen la capacidad para aparentan ser atentos, comprensivos, solidarios, graciosos y hasta apasionados, cuando ya han asegurado una relación sentimental destapan todas sus cartas y se dejan ver cómo realmente son.

De hecho, al comienzo actúan con tanta sutileza, que muchas veces es difícil detectar que tienen un trastorno psicológico, trastorno narcisista de la personalidad (TNP), tanto que “cuando sus víctimas se quejan del abuso al que son sometidas, nadie les cree”, confirma Tabatha Lepe, una youtuber mexicana que después de ser víctima de varios narcisistas, investigó sobre este trastorno y creó un grupo para que otras víctimas puedan identificar a estas “arañitas” que solo buscan su bienestar.

Cuando se quitan la máscara

Y es que como en una escena de película, de repente esa persona que parecía llenar todos tus vacíos desaparece, y aquellos besos espontáneos que tanto te gustaban se reducen a un leve contacto.

Los encuentros sexuales se limitan para el momento que el narcisista lo desee, con la frecuencia, la duración, y la posición que más gozo le procure. “Se aprovechan mucho de los demás, sin ningún tipo de escrúpulos”, señala la psicóloga Cristina Mae Wood, especializada en ansiedad y estrés.

mujer llorando con una máscara negra

EFE/Emilio Naranjo

Además, “muy pocas veces le van a decir a la pareja que les encanta cómo lo hace, pero en cambio, van a resaltar lo bien que ellos lo hacen”, dice Mae Wood, y resalta que suelen ser “muy exigentes, creídos y, por tanto, nunca refuerzan positivamente a su pareja”.

Con frases como, “si no has llegado al orgasmo, ya será en otra ocasión”, “a mi todas mis ex novias me han dicho que yo soy el mejor”, o “es que el problema es que eres demasiado exigente”, los narcisistas se protegen de las críticas de sus parejas, porque en cualquier caso, “si hay algún problema de pareja, la culpa es del otro”, afirma el doctor en psicología y escritor, Javier Urra.

“Todo el mundo que tiene dificultades sexuales lo afronta mal”, dice Urra, pero si la persona es narcisista, ante la más mínima crítica “se va a poner a la defensiva y puede llegar a ser muy agresivo con las palabras”, concluye.

Se debe tener en cuenta que “normalmente en la sexualidad se busca mucho el placer del otro, que consecuentemente viene con el de uno mismo”, considera Urra, y explica que es común preguntarle al otro qué le ha parecido el encuentro. Pero para un narcisista, esta pregunta no tiene cabida, “él no se va a ponerse en riesgo de mostrar inseguridad”, agrega Urra.

De ahí que el autor del libro “Celebra y comparte la vida” concluya que “unirse sentimentalmente a un narcisista es garantizar el fracaso, porque es una persona que va a estar siempre demandando y no va a dar”.

Pero… ¿qué piensa el narcisista de la masturbación?

Sobre esto, Cañamares señala que “en una pareja normal si uno de los dos no ha conseguido el orgasmo, lo primero que se hace es masturbar al segundo para que quede satisfecho”, pero eso “no lo va a hacer el narcisista”, y va empezar a excusarse diciendo que está cansado, o tiene sueño.

El sexólogo cuenta que a veces se escucha a la persona narcisista quejarse en consulta porque no entiende la razón de las críticas de su compañera, a tal punto que se cuestionan con sorpresa, ¿por qué si ha sido así por muchísimo tiempo, tiene que cambiar ahora?

Lo normal para este ser manipulador es que su pareja “adivine sus necesidades emocionales y sexuales”, explica Cañamares, porque esperan que se les satisfaga, se les cuide y se les atienda.

“El problema va a empezar cuando ‘el sumiso’ empiece a pensar que eso no puede ser, que también tiene derechos“, indica el sexólogo, y añade que ahora el narcisista va a “empezar a verle defectos a esa persona para buscarse a otra”.

“Te castigo con el sexo

En el sexo narcisista solo la parte dominante obtiene placer. EFE

En el sexo narcisista solo la parte dominante obtiene placer. EFE

Como parte de la manipulación que los narcisistas hacen de sus parejas, después de haber sido “buenos amantes”, algunos deciden castigar a sus parejas evitando las relaciones sexuales, pues “generalmente lo utilizan como arma de control”, afirma Tabatha.

Esta idea del sexo como arma de sometimiento es nombrada ya por el autor Sam Vaknin, en su libro “Malignant Self Love: Narcissism Revisited”, en donde habla sobre el narcisista encubierto.

Vaknin  explica cómo, aún en contra de su propia gratificación, el narcisista previene toda posibilidad de formar un vínculo íntimo con la pareja para evitar cualquier sufrimiento, si la relación se disuelve.

Por otro lado, ya en el declive de la relación, cuando prima un ambiente de discusiones por motivos cotidianos, los narcisistas castigan a su pareja no dedicándole tiempo, quedándose más horas en el trabajo, o no preocupándose por sus problemas de salud, “en un intento de manipulación para que las cosas vuelvan a ser como antes”, afirma Cañamares.

Los síntomas del TNP son los mismos en las mujeres, pero se conocen más casos de hombres porque las pacientes describen sus experiencias en consulta. “La mujer narcisista exige que su pareja la admire, porque de lo contrario, simplemente se va a alejar”, señala Cañamares. Tanto que si el otro, después de pasar muchos años adorándola, empieza a reclamar sus intereses, ella lo va ver “menos atractivo” y menos deseable.

Los 9 síntomas para saber si esa persona es narcisista:

1. Se creen mejor que todos. Tienen una alta necesidad de ser admirados. Presumen de sus logros académicos, y creen que merecen un trato especial, porque son únicos.

2. Creen que van a tener mucho éxito, poder y sueñan con ser héroes o personajes omnipotentes.

3. Solo se relacionan con personas que tienen cierto estatus.

4. Se aprovechan de los demás, pero lo hacen de forma que no se note, sin ningún tipo de escrúpulos.

5. No tienen empatía, tanto así que pueden decirle a la cara a alguien las cosas, sin pensar que le puede hacer daño.

En la imagen aparecen dos actores que participan en la obra de teatro argentina "Fuerzabruta", durante su presentación en la Carpa Santa Fe de Ciudad de México (México).

EFE/David de la Paz

6. No eligen de pareja a una persona dominante, sino una mucho más débil. Por esto, muchas parejas de narcisistas caen en depresión.

7. Nunca reconocen que cometen errores. En cualquier discusión la culpa la tiene el otro.

8. Son muy egoistas, y suelen buscar su propio placer. Sus palabras favoritas son “yo” “mi”, “mio”, y “conmigo”.

9. Aunque no lo reconocen abiertamente, envidian a los demás.

El psicólogo Javier Urra concluye que “en todas las patologías lo que pasa es que se hipertrofia lo que está reducido”, de modo que “la gente que dice que vale mucho, y que se aplaude a sí misma, tiene en el fondo muchas dudas sobre su valía”.

Fuente: Noticias EFE – Salud.