A las puertas de Mosul: dentro de la batalla contra el Estado Islámico

21.10.2016 – 05:00 H. Amanece en la llanura de Jorsabad, a unos 10 kilómetros de Mosul, donde las distintas unidades kurdas se preparan para lanzar la ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,30

21.10.201605:00 H.

Amanece en la llanura de Jorsabad, a unos 10 kilómetros de Mosul, donde las distintas unidades kurdas se preparan para lanzar la ofensiva en el norte de la ciudad. Antes de las seis de la mañana, las distintas patrullas ‘peshmerga’ del KDP (Partido Democrático del Kurdistán), así como la policía militar Zeravani, o incluso tropas femeninas y masculinas del PAK, el Partido por la Libertad del Kurdistán iraní, se posicionan frente a la trinchera preparada para el gran asalto contra el Estado Islámico. Todos los kurdos han acudido a la batalla del norte que pretende abrir las puertas de Mosul.

Queremos liberar 27 pueblos de Dáesh”, afirma el coronel ‘peshmerga’ Delshad, “esta es la primera ofensiva en el norte de Mosul. Estamos combatiendo a la fuerza más brutal del mundo, pero estamos convencidos de que saldremos vencedores”, asegura. El plan militar, según los altos mandos que merodean por la trinchera, busca cercar la ciudad de Bashiqa para asfixiar a los combatientes de Dáesh que la defienden desde el interior. En estos días, las tropas ‘peshmerga’ descienden desde el norte bordeando la ciudad hasta tener el área sitiada.

El asalto a la periferia de Mosul comienza con el lanzamiento de artillería. Desde la colina, los kurdos disparan cañones contra una pequeña aldea vacía, Al Nauran, así como contra otra más lejana, Barima. De pronto, los cazas de la coalición Internacional bombardean algunas posiciones en el interior del pueblo. “Están dando a las fábricas de TNT [explosivos]”, apunta un líder regional, “es donde Dáesh fabrica las minas y los IED con los que se está defendiendo en esta ofensiva”. Las columnas de humo blanco ascienden hacia el cielo y los kurdos emiten una ovación.

A las puertas de Mosul: dentro de la batalla contra el Estado Islámico

“Los yihadistas [en los últimos dos años] han cambiado sus tácticas. Antes solo combatían en el frente, pero ahora han excavado túneles subterráneos y van a colocar explosivos dentro de ellos”, afirma Ali Awni, el líder del Partido Democrático Kurdo (KDP) en esa provincia. Según explica el político, cubierto con el clásico pañuelo en la cabeza, la principal amenaza de Dáesh es la red de túneles en las localidades próximas a Mosul, así como las minas e IED (artefactos explosivos improvisados) que colocan en las carreteras y en las localidades de las que se retiran. “Llevará tiempo limpiar estos pueblos y también echar a los francotiradores”. “De momento, queremos empujarlos al interior de Mosul y entonces la gran batalla tendrá lugar dentro de la ciudad”.

Desde el otro lado, los yihadistas inician su contraataque y lanzan los primeros morteros hacia los tanques y vehículos que forman la primera línea de ataque de los kurdosA las pocas horas del inicio del asalto ‘peshmerga’, varios vehículos blindados bajan la colina para tomar la vía que se dirige hacia Mosul. La máquina zanjadora encabeza la fila y se dispone a levantar una nueva trinchera frente a Jorsabad. Desde el otro lado, los yihadistas inician su contraataque y lanzan los primeros morteros hacia los tanques y vehículos que forman la primera línea de ataque de los kurdos. Las tropas ‘peshmerga’ siguen avanzando pero sin limpiar el terreno, hay prisa por llegar cuanto antes a Mosul. A lo largo de la mañana, un comandante ‘peshmerga’ muere en una operación de desminado en el primer pueblo, Nauran.


Ethel Bonet. Al Qayara (Irak)

El Confidencial viaja al lugar donde se deciden las operaciones conjuntas contra el Estado Islámico, entre milicianos que parten al combate y civiles rescatados de los yihadistas

“Hemos logrado tomar los tres pueblos”, afirma un voluntario kurdo, de unos 50 años, que camina por la vía que conecta los tres pueblos con la colina. “Creo que echaremos a los yihadistas de Bashiqa en uno o dos días. Entonces, podremos dirigirnos hacia Mosul”. Conforme avanza la mañana, más unidades van tomando la carretera de la que se han retirado varios explosivos. Algunos de los cascos están apartados en el arcén de la carretera.

Entre los primeros vehículos, está aparcado un convoy de los PAK, el Partido de la Libertad del Kurdistán iraní, una unidad diferente al resto cuyas filas las integran también mujeres combatientes. De manera inevitable, se discute sobre las pretensiones de todas las facciones kurdas una vez que se produzca la liberación de Mosul, una ciudad fuera del territorio del Kurdistán iraquí. “Nosotros solo estamos aquí para defender al mundo de un grupo terrorista”, mantiene Hussein Yazdanpana, el popular vicepresidente ‘peshmerga’ del PAK, que también ha acudido a la ofensiva norte de Mosul. “Pero también queremos recordar al mundo“, insiste, “que el Kurdistán somos una única nación”.

Fuente: ElConfidencial.com