Al intocable Neymar le persigue la polémica

31.10.2016 – 05:00 H. Una de las pocas certezas en las alineaciones de Luis Enrique es que si la MSN está en condiciones de jugar, juega. De los tres, ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

31.10.201605:00 H.

Una de las pocas certezas en las alineaciones de Luis Enrique es que si la MSN está en condiciones de jugar, juega. De los tres, Messi estuvo lesionado durante tres semanas y Luis Enrique optó porque reapareciera ante el Deportivo en la segunda mitad; Luis Suárez ya ha sido sustituido en tres ocasiones (Leganés, Sporting y Granada); y el único que lo ha jugado todo desde que regresó de los Juegos Olímpicos es Neymar. El intocable para el técnico es el brasileño, que acaba de firmar su renovación por el club azulgrana y es sin duda una de las estrellas del equipo. Y sin embargo, la imagen del crack, del intocable, continua emborronándose por su comportamiento. No es una cuestión mediática, ni de la Fiscalía ni de campañas por la situación política, como argumentó Bartomeu en la Asamblea de socios compromisarios. Es que Neymar volvió a protagonizar un incidente con Vezo ante el Granada y les tuvieron que separar en el túnel de vestuarios tras el partido.


América Díez

“Estoy muy contento de renovar, me siento en casa”, dijo el carioca en una entrevista para los medios oficiales del club catalán tras su firma con Bartomeu

Neymar y Vezo ya se encararon sobre el terreno de juego cuando estaba a punto de terminar el encuentro y los dos fueron amonestados. De camino a vestuarios las cámaras captaron cómo siguieron desafiándose el uno al otro y ya dentro, como más tarde admitió Sergi Samper en la zona mixta, siguieron. “Les hemos separado sin problemas”, dijo el jugador del Granada. El azulgrana acumula 3 tarjetas amarillas esta temporada, dos de ellas por protestar, y son varias las cuentas pendientes que tiene ya con rivales en la Liga. Comenzó con el debate sobre si sus regates y su manera de jugar era pertinente o una provocación y una chulería, como le reprocharon amargamente los jugadores del Athletic Club tras la final de la Copa del Rey en el Camp Nou en mayo de 2015. Hasta Luis Enrique declaró entonces: “Si yo fuera jugador del Athletic, respondería igual o peor. Hay que entender que no lo hace para humillar al rival. En Brasil eso se ve de otra forma. Intentaremos, con el tiempo, controlar estas cosas”.

Esta temporada, en la previa del encuentro ante el Atlético, el técnico asturiano salió a defender a su jugador cuando se le recordó las rencillas que había protagonizado con algunos rojiblancos. Gabi, por ejemplo, dijo de él tras un encuentro de Copa: “Neymar siempre está igual. Cuando va ganando tira besitos, hace gestos… debería aprender de los mejores, como Xavi Iniesta”. Y Luis Enrique contestó hace solo un mes: “Ney juega así, te guste o no, va relacionado con el estilo. El reglamento lo permite, no dice nada de que no puedas hacer regates espectaculares ganando 4-0, y también cuando vas 0-4. Va a seguir haciéndolo”.

Neymar ha recibido dos tarjetas amarillas por protestar esta temporada (Alejandro García/EFE)Neymar ha recibido dos tarjetas amarillas por protestar esta temporada (Alejandro García/EFE)

Desde que regresó de los Juegos de Río y se perdió los cuatro primeros partidos de la temporada (los dos de Supercopa de España ante el Sevilla y otros dos ligueros ante Betis y Athletic Club), Neymar lo ha jugado todo. En total 11 partidos entre Liga y Champions, sumando 6 goles y 9 asistencias, pero la polémica le acompaña. El rifirrafe con Vezo es una nueva evidencia de su falta de autocontrol en algunos momentos, pero todo queda soterrado tras la escalada de la última semana en la que el jugador, al que le alcanzó una botella en Mestalla, fue primero apuntado por el presidente de LaLiga, Javier Tebas, y después por el Comité de Competición, que calificó de ridículo su comportamiento. No hay justificación posible para las actitudes violentas en los estadios de fútbol y tanto Tebas como el Comité de Competición erraron en el análisis de lo que sucedió porque pusieron el foco en el agredido, Neymar, y no en el agresor.

La defensa férrea del FC Barcelona era la respuesta lógica al desatino, pero aprovechando la situación, Bartomeu ya mezcló churras con merinas ante los compromisarios con el brasileño y las tiranteces entre España y Cataluña. Apenas unas horas después, Neymar y Vezo tuvieron que ser separados en el túnel de vestuarios y la cuestión comienza a ser si el brasileño tiene alguien que le asesore bien y no embarulle lo deportivo con lo que no lo es. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes