Al menos 160 muertos en un bombardeo contra un funeral en la capital de Yemen

08.10.2016 – 20:31 H. Al menos 160 personas han muerto, entre ellas altos responsables del autoproclamado Gobierno huthi, por un bombardeo efectuado, según ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

08.10.201620:31 H.

Al menos 160 personas han muerto, entre ellas altos responsables del autoproclamado Gobierno huthi, por un bombardeo efectuado, según los testigos, por aviones de la coalición internacional liderada por Arabia Saudí sobre un funeral que se celebraba en la capital de Yemen, Saná, según fuentes de los servicios de rescate yemeníes y testigos del incidente a la agencia oficial de noticias china Xinhua.

El ministro de Salud del gobierno rebelde huthi en la capitalTamim Al Shami, ha informado de que el balance inicial de víctimas por el bombardeo es más de 700, contando muertos y heridos.

Cuatro bombas impactaron en un salón de ceremonias donde se habían congregado cientos de personas para despedir al padre del autoproclamado ministro huthi del Interior, Jalal al Ruwaishan, miembro del gabinete rebelde que ha asumido el poder en la capital y varios puntos del país. Las bombas golpearon también partes del recinto en el que se ubica y vehículos aparcados en los alrededores.

Los últimos dos ataques fueron lanzados en el momento en el que ya habían dado comienzo las labores de evacuación y rescate, por lo que desataron el pánico de los presentes.

La ceremonia no era un velatorio, porque según el islam no se vela a los muertos y el cuerpo del difunto debe enterrarse lo antes posible, pero la familia del fallecido recibe el pésame y reza en compañía de conocidos, amigos y parientes.

Lugar de impacto de una de las bombas en el funeral. (Reuters)Lugar de impacto de una de las bombas en el funeral. (Reuters)

Decenas de personas se acercaron al lugar del ataque para averiguar la suerte de parientes y conocidos que habían acudido a la ceremonia, a la que asistieron asimismo dirigentes del movimiento rebelde de los hutíes, que controla Saná y amplias zonas del país.

Medios locales como el ‘Yemen Post’ apuntan, citando a testigos del bombardeo, que la cifra de víctimas podría superar las 320, contando muertos y heridos.

La coalición liderada por Arabia Saudí niega que sean responsables del bombardeo.

Hace poco más de dos semanas, 25 civiles murieron, la mayoría mujeres y niños, y más de 70 resultaron heridos en un ataque aéreo de la coalición árabe sobre un barrio residencial de la ciudad portuaria de Al Hodeida, en manos de los hutíes.

Un herido en el bombardeo inspecciona el lugar de la explosión. (EFE)Un herido en el bombardeo inspecciona el lugar de la explosión. (EFE)

En esa ocasión, varios dirigentes destacados del movimiento rebelde salieron ilesos, entre ellos el presidente del Comité Supremo de la Revolución, Mohamed Ali al Huti, y los miembros de la Oficina Política del movimiento rebelde, los hermanos Mohamed y Ali al Emad.

Ese comité fue la máxima instancia de poder de los hutíes, hasta la formación en agosto pasado del Consejo Político para dirigir el país, de forma paralela al Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, el único reconocido por la comunidad internacional.

La coalición árabe ha sido acusada de atacar repetidamente objetivos civiles, incluidos hospitales y personal sanitario en el Yemen, pero el mando militar de la alianza, con sede en Riad, ha rechazado categóricamente las críticas de organizaciones internacionales, como la ONU y la Cruz Roja, además de las ONG.

Yemeníes transportan el cuerpo de una víctima del bombardeo. (EFE)Yemeníes transportan el cuerpo de una víctima del bombardeo. (EFE)

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado varios bombardeos de los aviones árabes contra centros apoyados o gestionados por la organización humanitaria, el último de ellos, el pasado agosto sobre el hospital de Abs, en la provincia de Haya (noroeste), en el que murieron 19 personas.

A principios de este año, otro hospital gestionado por MSF en la provincia norteña de Saada fue bombardeado y cinco personas perdieron la vida. También en enero, MSF denunció la muerte de un conductor de una ambulancia y otras cinco personas que viajaban en el vehículo, alcanzado por un proyectil en Saada, bastión de los rebeldes hutíes.

El conflicto en el Yemen estalló cuando los rebeldes chiíes ocuparon en septiembre de 2014 la capital y otras provincias del norte y centro del país, tras lo que el Gobierno yemení se trasladó a la ciudad meridional de Aden.

La guerra se recrudeció en marzo de 2015, cuando la coalición militar integrada por países suníes y respaldada por EE.UU. intervino directamente en el conflicto a favor de las fuerzas leales a Hadi, que huyó de Aden y se exilió en Riad.

Fuente: ElConfidencial.com