Benzema refuerza la teoría de Zidane

22.11.2016 – 23:10 H. – Actualizado: 3 H. Al Madrid le han llovido los elogios en estos días. Ganar en el campo del subcampeón de Europa con una ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

22.11.201623:10 H. – Actualizado: 3 H.

Al Madrid le han llovido los elogios en estos días. Ganar en el campo del subcampeón de Europa con una solvencia abrumadora puede y debe generar una serie de comentarios positivos que, como todo en la vida, pueden llegar a jugar una mala pasada. El espectáculo del Calderón fue soberbio y mostró a un equipo mucho más hecho de lo que se había apreciado en los últimos meses, pero no siempre va a jugar así. No lo ha hecho hasta ahora y no lo va a hacer habitualmente. El Madrid viajó a Lisboa, la ciudad que más encanto tiene para la memoria reciente madridista, pero jugó en el otro lado de la ciudad ante uno de esos equipos que lo han hecho sufrir y dar una versión bastante poco atractiva de la que puede llegar a dar. Ganó, como era de esperar, y de una manera algo similar a como lo tuvo que hacer en el Bernabéu.


Jesús Garrido

El Real Madrid liquidó al Atlético de Madrid en su propio estadio con solvencia y la tremenda pegada de Cristiano Ronaldo, autor de los tres goles de su equipo

El Sporting de Portugal (mal llamado de Lisboa, aunque sea de allí) está eliminado de la Champions League. Jorge Jesús sabía que era un reto mayúsculo dejar fuera a uno entre Dortmund y Madrid: no ha pasado. Era prácticamente imposible, la diferencia entre la liga portuguesa y la española o la alemana es grande, y así es el nivel de unos y otros. Pero el fútbol portugués ha crecido en los últimos años. La Eurocopa es fruto de una evolución positiva, el olvido de una época dorada que nunca ganó y la apuesta por jóvenes talentos. La cantera de los ‘leãos’ es de las más prolíficas de Europa y cuenta con un entrenador de un nivel excelso. Jugarle así al Madrid tiene mérito.

¿En qué ha fallado el Sporting en Madrid y en Lisboa? En lo de siempre, lo incontrolable: la falta de acierto en los metros finales. No ha hecho prácticamente nada mal en ninguno de los dos partidos, pero se va de vacío. La estructura del equipo es simple, pero funciona de maravilla: una defensa sólida a través de dos centrales muy físicos (a los que les falta velocidad notablemente), un mediocentro corpulento pero de buen toque de balón y jugadores técnicos y rápidos en la línea de tres cuartos para potenciar a un rematador. Las transiciones ofensivas han roto al Madrid en varias ocasiones: corre la pelota, no los jugadores, a través de combinaciones rápidas y precisas entre Bryan Ruiz, Gelson, Bruno César y Adrien Silva. Todo bien, pero es tan difícil…


Jesús Garrido

El campeón de Europa empezó a defender esa condición con uno de los peores partidos de la era Zidane, pero remontaron cuando el Madrid agonizaba con dos golazos de Cristiano y Morata

Se hace más complicado cuando uno de tus jugadores más veteranos y que, supuestamente, conocen mejor este tipo de situaciones de extrema tensión se enzarza con un jugador contrario y le arrea un golpe en la boca del estómago. Se puede debatir durante horas si el ‘puñetazo’ (por llamarlo de alguna manera) de Pereira a Kovacic es merecedor de roja. Lo que no tiene discusión es que es innecesario por parte del ex del Valencia. Una falta de autocontrol, de mesura, en un instante en que tu equipo se juega seguir con vida en Europa. Incomprensible.

Varane volvió a marcar en Europa. (EFE)Varane volvió a marcar en Europa. (EFE)

Y pese a que el Madrid estaba jugando con uno más, estuvo a puntito de que se hablara más de Fábio Coentrão que del propio partido en sí. Un futbolista, que ha sido durante mucho tiempo señalado por la afición madridista y tomado por bufón por las contrarias, jugó en el campo enemigo. Él, benfiquista de corazón, fue silbado desde el momento en que entró para dar un descanso a Marcelo, que se había retorcido de dolor pero que aguantó varios minutos sobre el césped con molestias. De los pitos pasó a las burlas por una acción absurda: en la acción de protestar una mano de William Carvalho en un control, golpeó el balón dentro del área con el brazo al tenerlo levantado, y el árbitro Collum señaló penalti. No tiene sentido, pero es Coentrão, le puede pasar cualquier cosa.

Parece que todos los rivales que juegan contra el Madrid son muy buenos si tienen opciones de ganar o puntuar. Malos no son, eso es evidente. Pero también el Madrid pone de su parte, tanto de forma colectiva como, sobre todo en este caso, individual. En el derbi, todos los jugadores presentes sobre el césped rozaron el nivel más alto que pueden ofrecer, y esa versión no se vio trasladada a la capital de Portugal en muchos casos. Modric y Kovacic sí mantuvieron un perfil similar, que no igual, al del sábado, pero la delantera perdió lustre ostensiblemente.


Antonio Sanz

Capello alimenta lo que es un secreto a voces: el favoritismo llevado al amparo de Florentino Pérez hacia el delantero centro del equipo, pero también de su entrenador

El caso más llamativo es el de Lucas Vázquez. Tan activo y acertado ante el Atlético, el canterano no solo participó menos, sino que estuvo muy torpe. No llegó hasta ese extremo Cristiano, pues sí se le vio algo más en su vuelta a casa. Inconscientemente quizá, no quiso hacer daño al equipo de su corazón y desapareció de funciones ofensivas. Es la primera vez, según datos de OptaSports, que Cristiano Ronaldo no dispara a puerta en Champions League desde que está en el Real Madrid. Un dato que define a las claras cómo fue el partido del ‘7’, porque si algo hace y bien, es atacar el marco contrario, si no lo hace es que algo ha fallado.

Y con todo, el Madrid daba la impresión de poder marcar en cualquier momento. Lo mismo que el Sporting, cierto es, pero el control lo tenían los de violeta. Les costó asentarse en campo contrario por la presión alta de los locales y su energía, pero Kovacic dio dos pasos adelante y con él se fue el equipo. El gol llegó en uno de esos llamados ‘gilicórner’, y lo marcó Varane de rebote. Ese fue el tanto de la tranquillidad, pero cuando apremió la necesidad, lo encontraron rápidamente. Esa pasión por atacar que tiene Sergio Ramos es una de las cosas que gana el Madrid con el capitán en el campo. Sin ella, sería imposible que un central diera el centro que remató a la red Benzema. El francés volvió a ser suplente, pero surgió de nuevo para marcar y decirle a su compatriota del banquillo que ya está al máximo, que cuente con él para lo que necesite, que los de la ‘BBC’ “son mejores”.

Ficha técnica

1.- Sporting Clube de Portugal: Rui Patricio; Joao Pereira, Coates, Semedo, Zeegelaar; William Carvalho; Gelson Martins, Bruno César (Campbell, min. 62), Adrien Silva, Bryan Ruiz (Schelotto, min. 67); y Bas Dost (André, min. 76).

2.- Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Coentrao, min. 72); Modric, Kovacic; Lucas Vázquez, Isco (Benzema, min. 67), Bale (Asensio, min. 58); y Cristiano.

Goles: 0-1, min. 29: Varane; 1-1, min. 80: Adrien Silva, de penalti; 1-2, min. 87: Benzema.

Árbitro: William Collum (Escocia). Mostró cartulina amarilla a Marcelo (min. 39) por parte del Real Madrid, y a Bryan Ruiz (min. 57), Campbell (min. 90) y André (min. 92) por parte del Sporting Portugal. Expulsó a Joao Pereira (min. 64) con roja directa.

Incidencias: partido correspondiente a la quinta jornada del grupo F de la Liga de Campeones disputado en el estadio José Alvalade de Lisboa ante unos 50.000 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes