Callejón, de llevar a lomos a Mourinho a volver a España para quedarse

04.10.2016 – 05:00 H. Cuando José María Callejón se fue del Real Madrid ya no era ningún niño. Ni siquiera lo era en el momento en que el club blanco ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

04.10.201605:00 H.

Cuando José María Callejón se fue del Real Madrid ya no era ningún niño. Ni siquiera lo era en el momento en que el club blanco decidió que ya había cumplido su beca Séneca en Barcelona y que era momento de regresar a casa para completar su formación. Tres años y pico después, Callejón está cerca de la treintena, es un hombre que ya ha visto mucho en el fútbol, pero que cuando se ha asentado en la madurez deportiva vive los mejores días de su vida. En Nápoles encontró un hogar, un lugar donde le adorarían innegociablemente si en el césped del San Paolo se veía lo mismo que había hecho en el Bernabéu y en los campos de España. Allí se ha hecho mayor y ha obtenido la admiración de Julen Lopetegui, siendo una de las novedades, junto con Iñigo Martínez y Ander Herrera, que entraron en la convocatoria finalmente por los problemas físicos de Javi Martínez y Saúl Ñíguez.

El seleccionador español tiende a mirar más hacia el extranjero que su predecesor, y en su segunda lista ha incluido al extremo de Motril por puro merecimiento. Y no hablamos ya solo de esta temporada, sino por una regularidad que ya le gustaría a algunos que han sido asiduos al equipo nacional en estos últimos años. Cincuenta goles en tres temporadas y el inicio de otra son unos números excelentes para un jugador que ha convivido casi todo ese tiempo con un goleador de la talla de Higuaín, que acaparaba la producción goleadora del equipo partenopeo. Callejón siempre ha sido goleador, pero en el Napoli, con partidos y paciencia, ha multiplicado sus registros.

Callejón, de llevar a lomos a Mourinho a volver a España para quedarse

Se lo llevó Benítez para allá junto con el Pipa y Albiol para formar una columna vertebral madridista que ha hecho del Napoli uno de los pocos equipos que ha podido, de alguna manera, hacerle frente a la Juventus, robándole una Coppa Italia y una Supercoppa. Se marchó del Madrid porque antes que él se había ido el hombre que más creyó en él de toda la entidad blanca: José Mourinho. El Madrid necesitaba españolizar el equipo para el cupo UEFA y repescó a Callejón, que no parecía tener sitio con Cristiano y Di María en las bandas. Pero Mourinho le abrió el camino. Al principio nadie creía en él, pero jugó 77 partidos y marcó 20 goles en apenas dos años… y no llamó la atención de Del Bosque.

Mourinho me inculcó ser un ganador, me motivó mucho. Me hizo entender que en el campo se sale a por todas, con máximo de intensidad”, dijo Callejón a ‘ABC’ en una entrevista en 2014, cuando fue convocado por primera y única vez hasta ahora con España. Aquel mensaje del ahora entrenador del Manchester United sirve todavía hoy en día al jugador de Motril, que también convenció a Maurizio Sarri para que fuera el mejor ayudante de Higuaín y, ahora sin el argentino, asumiera una mayor responsabilidad en el club ‘azzurro’. Y lo ha hecho. Cinco goles en este inicio de temporada así lo demuestran, siendo indiscutible en un Napoli que sigue la estela de la Juventus, una vez más.

Callejón, en el centro de la imagen en el entrenamiento con la Selección (Mariscal/EFE).Callejón, en el centro de la imagen en el entrenamiento con la Selección (Mariscal/EFE).

Callejón está muy identificado con la ciudad, con la afición. Es algo que le ocurre a muchos de los futbolistas que juegan y triunfan en el Napoli. Rápidamente sienten un apego inexplicable a un equipo que les era ajeno, pero que los recibe con los brazos abiertos de par en par. Ese amor es absolutamente correspondido por la sociedad que preside Aurelio de Laurentiis. De hecho, podríamos decir que es mayor el afecto del club al jugador que viceversa. Hace dos veranos, tuvo ofertas muy serias para marcharse, entre ellas del Atlético de Madrid, pero no aceptaron cantidades que fueran menores a los 32 millones de la cláusula de rescisión. En Italia no suelen existir las cláusulas de rescisión, pero se ha instaurado últimamente unas cantidades sólo para ventas al extranjero, y Callejón tiene una.

En el último mercado, varios clubes llamaron de nuevo a la puerta de Sarri y De Laurentiis, pero se volvieron a encontrar con la negativa. No había ofertas que superaran los 20 millones de euros y los dirigentes no bajaban del precio establecido para romper el contrato. Así acabó el periodo estivo de fichajes, y Callejón empezaba su cuarta temporada en Nápoles, pero con condiciones. Parecía que juraba amor eterno al ampliar su relación con el club por cuatro años más, pero tenía truco: redujo su cláusula de 32 a 23 millones de euros, una cifra mucho más asequible para los clubes que querían al motrileño.

Ésta será, sin duda, la última temporada de Callejón en el Nápoles, o al menos eso aseguran desde su entorno más próximo. Varios equipos se pondrán a la cola para cortejar al jugador, pero éste tiene claro que le gustaría volver a España, y a un gran equipo. El Atleti espera. 

Fuente: ElConfidencial – Deportes