Caos y vértigo en las filas republicanas tras el escándalo del vídeo procaz de Trump

08.10.2016 – 22:34 H. Tras la publicación del escandaloso vídeo que ha hecho saltar por los aires la campaña presidencial en Estados Unidos, decenas de ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
7,90

08.10.201622:34 H.

Tras la publicación del escandaloso vídeo que ha hecho saltar por los aires la campaña presidencial en Estados Unidos, decenas de líderes del Partido Republicano han comenzado a pedir que su líder abandone la carrera presidencial. Mientras Trump y su equipo piensan en los siguientes pasos a dar para zafarse del escándalo, muchos republicanos se sienten paralizados, atrapados con un candidato poco querido dentro de sus propias filas a solo 31 días de las elecciones.

Hasta el propio candidato a vicepresidente Mike Pence ha emitido un comunicado en que declara que “como marido y padre, me han ofendido las palabras y acciones descritas por Donald Trump“. Aclara que “no apruebo sus comentarios y no puedo defenderle” pero está “agradecido de que haya mostrado arrepentimiento y se haya disculpado ante el pueblo estadounidense. Rezamos por su familia y tenemos muchas ganas de que la oportunidad que tiene para mostrar lo que tiene en su interior cuando hable ante la nación” en el tercer debate presidencial la noche del domingo. 

Y también su mujer, Melania Trump, emitió un comunicado para desmarcarse de la imagen proyectada por su marido. “Las palabras que usó son inaceptables y ofensivas para mí. No representan al hombre que conozco. Él tiene la cabeza y el corazón de un líder”, dijo, pidiendo a la sociedad americana que le perdone, como ya ha hecho ella.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, el cargo político de mayor rango en el país para la bancada conservadora, ha tenido siempre relaciones tibias con TrumpTras esta última polémica ha declarado que está “asqueado por lo que he escuchado”. “A las mujeres”, continuó, “se las tiene que defender y respetar, no tratarlas como un objeto. Espero que Trump trate esta situación con la seriedad que merece y trabaje para demostrarle al país que respeta a las mujeres mucho más de lo que sugiere esa grabación”. También ha aclarado que Trump ya no es bienvenido al evento que tendrá lugar este sábado en Wisconsin y que iba s ser la primera aparición de ambos juntos.

La reacción de Ryan ha abierto la veda para que otros altos cargos republicanos se distancien de Trump. Jason Chaffetz, congresista por Utah, ha afirmado: “Estoy fuera. Mi conciencia no me permite apoyar a esta persona para presidente. Son unos de los comentarios más aberrantes y ofensivos que uno puede imaginar”.

Hasta el miembro de la Convención Nacional Republicana y aliado de Trump Reince Priebus regañó al magnate: “Ninguna mujer debería ser descrita en estos términos o hablada de esta forma. Nunca”.

Antiguos candidatos presidenciales del partido han mostrado su clara condena. “¿Tirarle los tejos a mujeres casadas? ¿Consentir abusos? Tales repugnantes humillaciones degrada a nuestras esposas e hijas y dañan la imagen de Estados Unidos en el mundo”, ha declarado en Twitter Mitt Romney, el último candidato presidencial del Partido Republicano en 2012. El candidato de 2008, John McCain, ha afirmado que Trump no tiene justificación alguna: “Ninguna mujer debería ser acosada por esta clase de comportamientos inapropiados. Solo él tiene la responsabilidad de su conducta y solo él debería sufrir las consecuencias”.

Un miembro de su propio equipo expresó al diario ‘Politico’ sus dudas de que el candidato, quien ha superado numerosos escándalos, sea capaz de pasar página tras esta crisis. El delegado en Texas de Trump, Dan Patrick, ha dicho que “no hay justificación para hablar así de las mujeres de una forma tan grosera y degradante”.

Las peticiones de algunos republicanos para que Trump dimita y continúe la carrera presidencial el candidato a vicepresidente Mike Pence han aumentado con el paso de las horas. El director de política nacional de la Cámara de Comercios, Rob Engstrom, fue el primero en hacerlo, seguido por el congresista Mike Coffman, el exgobernador de Nueva York George Pataki, la congresista Barbara Comstock y los senadores Ben Sasse y Mike Lee.

Los donantes de la campaña presidencial republicana también abandonan a Trump. Spencer Zwick, uno de los mayores recaudadores de fondos para las campañas de 2008 y 2012, ha afirmado que “los mayores donantes del Partido Republicano están retirado su apoyo a Donald Trump y ahora están buscando fondos para apoyar a otra persona como presidenciable”.

La empresaria conservadora Carly Fiorina ha hecho una declaración pública en Twitter en la que manifiesta que “Donald Trump no me representa o a mi partido”. Fiorina cuenta que ha viajado por el país durante años “alertando a los estadounidenses de que Hillary Clinton no es apta para ser presidenta. Debemos tener un conservador en la Casa Blanca para restaurar la responsabilidad, la oportunidad y la seguridad. Por el bien de nuestra Constitución y el imperio de la ley, debemos derrotar a Hillary Clinton. Hoy pido a Donald Trump que se haga a un lado y que la Convención Nacional Republicana lo reemplace por el gobernador Mike Pence“.

Pero las cuestiones logísticas para remplazar a Trump lo hacen casi imposible ya que las papeletas están impresas a falta de un mes para que la votación y el partido teme una posible respuesta negativa de los seguidores del magnate que parece haber perdonado ya una larga serie de anteriores ofensas que hubiesen acabado con cualquier otra candidatura.

Una vez publicado el vídeo, Erin Burnett, presentadora de la CNN, afirmó que una amiga suya fue besada sin su consentimiento por Donald Trump tras invitarla a su oficina a solas, decirle que era “especial” y darle su número de teléfono.

“Hay cero posibilidades de que vaya a renunciar”

Pese a esta campaña, Trump ha afirmado este sábado que no tiene ninguna intención de renunciar a su lucha por la presidencia de Estados Unidos y aseguró que está teniendo un apoyo “increíble”.

“Hay cero posibilidades de que vaya a renunciar”, dijo Trump en una entrevista al periódico ‘The Wall Street Journal’, en la que niega que su campaña esté “en crisis” y asegura que el apoyo que está teniendo es “increíble”.

Fuente: ElConfidencial.com