Confirman que avión del Chapecoense no tenía combustible cuando se estrelló

“Estamos con una emergencia de combustible, por eso pido pista para aterrizar”. Esta fue la advertencia que hizo el piloto del vuelo de la aerolínea boliviana Lamia que se estrelló el lunes cerca del aeropuerto de Medellín dejando 71 muertos, entre ellos casi toda la plantilla del equipo de fútbol Chapecoense. Cuatro días después, Aeronáutica Civil Colombiana confirma que el avión “no tenía combustible” en el momento del accidente.

Por ello, las autoridades aeronáuticas colombianas han abierto un proceso de investigación para establecer cuál es el motivo por el que el aparato despegó sin suficiente fuel provocando que este cayera al vacío a solo 17 kilómetros de la cabecera de la pista del aeropuerto José María Córdova de Rionegro, en la capital de Colombia, dejando siete supervivientes. 

No tenía reserva adicional de fuel

Según las normas internacionales una aeronave debe contar con el combustible suficiente para cubrir la ruta y tener una reserva adicional, además de contar con un aeropuerto alternativo para aterrizar en caso de necesidad. Dicha reserva garantizaría una autonomía de vuelo adicional de más de media hora, sin embargo el avión en el que iba el Chapecoense “no contaba con combustible para la contigencia”, ha explicado el secretario de Seguridad Aérea de la Aeronáutica Civil colombiana, Freddy Bonilla. 

En esta línea, Bonilla ha confirmado que el piloto de la aeronave solicitó de urgencia pista de aterrizaje, motivo por el que la torre de control le pidió que explicara el motivo. Una vez declarada la falta de combustible, se canceló el aterrizaje de dos aviones anteriores y se dio máxima prioridad para que la aeronave de Lamia aterrizara de manera directa. Cinco minutos después, control aéreo recibe la información de que el avión tiene un fallo eléctrico generalizado. Es este momento cuando una controladora aérea inicia las gestiones pero ya es tarde. La aeronave sale del radar y se pierde la comunicación con ella. 

El presidente de la aerolínea habla de “un rayo”

“Muy afectado por lo ocurrido”, el presidente de Lamia, Ricardo Albacete, aseguró este martes a El Confidencial que el motivo del accidente de la aeronave podría deberse a “una tormenta eléctrica” que provocó que un rayo cayera sobre el aparato y “apagara” su sistema eléctrico. 

Ricardo Albacete, dueño del avión siniestrado. (YouTube)

Ampliar

Ricardo Albacete, dueño del avión siniestrado. (YouTube)

Con negocios en América Latina y Estados Unidos, Albacete lleva varios meses en contacto con políticos y empresarios españoles, fundamentalmente gallegos, para cerrar varias transacciones. Entre ellas se encuentra la intención del magnate chino Sam Pa, considerado un mafioso para la Admnistración de Barack Obama, de realizar inversiones en Galicia. De hecho, Albacete se ha convertido en el representante de este empresario en tierras españolas, donde ya ha adquirido un gran porcentaje de los astilleros Rodman, propiedad del empresario Manuel Rodríguez, a través de una operación calificada por muchos de oscura.

De hecho, las negociaciones de Sam Pa y Ricardo Albacete les han llevado a reunirse con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con el que hablaron de la posibilidad de abrir una ruta aérea que conectara Santiag de Compostela con Luanda (Angola), donde el magnate chino tiene una parte importante de sus negocios. También abordaron el interés de Sam Pa de adquirir hoteles en la comunidad autónoma, un negocio en el que el magnate tenía larga experiencia.

Fuente: ElConfidencial.com