Diez frases que retratan a Prandelli, un hombre bueno para resucitar al Valencia

02.10.2016 – 05:00 H. La vida le golpeó con crueldad hace años. Les unió cuando ella sólo tenía 15 y él 18. Cesare Prandelli y Manuela Caffi se casaron en ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

02.10.201605:00 H.

La vida le golpeó con crueldad hace años. Les unió cuando ella sólo tenía 15 y él 18. Cesare Prandelli y Manuela Caffi se casaron en 1982. Una pareja unida por un profundo amor que una enfermedad finiquitó. En 2001 se manifestó un cáncer que les cambió el paso. El nuevo entrenador del Valencia colocó al fútbol en un segundo plano, decisión que se manifestó con plena claridad cuando renunció al banquillo de la Roma semanas después de iniciar esta aventura. Era la temporada 2004/2005 y el estratega decide que cuidar a su esposa es lo único importante. Pareció que el mal iba a ser superado, pero el 26 de noviembre de 2007 fallecía Manuela. Cesare alumbró en aquellos duros momentos una faceta humana que emocionó a los que sólo le conocían por su vínculo con el balón.

En una entrevista concedida a ‘La Repubblica’ habló sin cortapisas, con el corazón en la mano, sobre el episodio que marcó su vida, mostrando que detrás del jugador/entrenador había una persona con un sólidos valores. Los que le han conocido gracias al fútbol hablan de un gran técnico. Un técnico que en Valencia ha sido bien recibido, antes de ponerse el chándal de trabajo, por la exigente y apasionada masa social. Pero todos los que han estado cerca de él coinciden en apuntar que se trata de un buen hombre. Un hombre que en aquella conversación emocionó a todo aquel que la leyó. Dejó para el recuerdo una serie de reflexiones que retratan la personalidad de un tipo con robustos principios y sentimientos.

Cesare Prandelli, durante el funeral de su mujer (Cordon Press)Cesare Prandelli, durante el funeral de su mujer (Cordon Press)

Miedo a amar

La historia de amor entre Cesare Prandelli y Manuela Caffi se resume en diez frases que dejó para la posteridad el nuevo entrenador del Valencia. Citas que dibujan el carácter de un hombre de gran reputación.

– “Jugaba en la B con la Cremonese, volvía del partido, me apetecía un chocolate caliente. Ella estaba con una amiga suya; apenas nos miramos, nos gustamos inmediatamente”.

– “He descubierto que muchas personas tienen miedo de amar, de vivir el amor. Porque en el amor debes dar, ser altruista. Puede que sea más fácil no amar”.

– “Hicimos un pacto, le dije que si las curas eran invasivas, estaría cada minuto a su lado. Ella era mi prioridad. Su vida era mi vida”.

– “Llevo dentro de mí sus últimas palabras, pero no soy capaz de decirlas, a sacarlas de mí. Es demasiado duro”.

– “En treinta años nos peleamos una vez y fue por culpa de una raqueta de tenis”.

Cesare Prandelli dirigió a Italia durante la Eurocopa de 2012 (EFE)Cesare Prandelli dirigió a Italia durante la Eurocopa de 2012 (EFE)

El disco de la hipocresía

– “Creo que una persona a la que hemos amado tanto sigue viviendo dentro de nosotros hasta nuestra propia muerte”.

– “Antes de morir me dijo: ‘Prométeme que mantendrás a los niños lejos del mundo del fútbol’… El fútbol a veces tiene miedo de la naturalidad”.

– “Manuela me enseñó a usar las palabras; me decía: ‘Cesare, lo más importante es saber qué se desea en la vida’…”.

– “Me alivian el campo, los chicos, los partidos. Solo, me siento perdido”.

– “No consigo fingir, morderme la lengua, hacer sonar el disco de la hipocresía”.

Cesare Prandelli fue recibido en Valencia por Jesús García Pitarch (EFE)Cesare Prandelli fue recibido en Valencia por Jesús García Pitarch (EFE)

“Sí, feliz”

Cesare Prandelli llegó a Valencia este sábado. Lo hizo procedente de Singapur, donde estuvo reunido con Peter Lim, el propietario de la institución valencianista. En otro vuelo aterrizaron en el aeropuerto de Manises los cuatro integrantes del nuevo cuerpo técnico -Gabrielle Pin, Renzo Ciulli, Valtere Vio y Nicollo Prandelli-, que acompañan al estratega en esta nueva aventura. El técnico nacido hace 59 años en Orzinuovi se ha comprometido para lo que resta de temporada y una más. Como sucedió con los últimos entrenadores del equipo, también tuvo que viajar al centro de operaciones del magnate asiático, para conocer de primera mano el proyecto del que se hace cargo y también para ofrecerle su punto de vista. Lim y Prandelli alcanzaron un satisfactorio entendimiento y partir del lunes el entrenador ya se pondrá el traje de faena para iniciar una compleja aventura, sacar a flote a un equipo sumido en el caos desde hace tiempo.

“Sí, feliz” , dijo escuetamente, con una amplia sonrisa pintada en el rostro, el nuevo entrenador del Valencia cuando fue abordado por los numerosos medios de comunicación en el aeropuerto de Manises. Tiene claro que la emrpesa para la que ha sido contratado no es sencilla, con un club en permanente estado de agitación y con un equipo que desde hace mucho tiempo no ofrece una imagen solvente. “Siempre se ha dicho que mi juego es a la española, ahora lo veremos. El proyecto me parece serio, pero por ahora no puedo decir más”, dijo Prandelli en declaraciones a ‘La Gazzetta dello Sport’. Asume que tiene mucho trabajo por delante, por encima de todo devolver al Valencia al lugar que su hinchada reclama por su historia. Con una planificación deportiva más que discutible, cuando el mercado de invierno se abra algún nuevo jugador podría vestirse de blanco para tapar alguna que otra carencia. La palabra de Cesare Prandelli será determinante en este sentido, una vez haya hecho un dignóstico del equipo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes