El Barcelona se la pega y se esfuerza en no hablar de los árbitros

30.01.2017 – 05:00 H. Al culé de verdad lo único que le habría apañado este domingo después de ver el empate de su equipo ante el Betis antes del vermú, ...

30.01.201705:00 H.

Al culé de verdad lo único que le habría apañado este domingo después de ver el empate de su equipo ante el Betis antes del vermú, habría sido que el Real Madrid la pifiara en el Bernabéu por la noche. Pues no. Pues nada. Agua. Así que el aficionado del Barça tendrá un lunes particularmente gris. Sólo el error arbitral que impidió que subiera al marcador un ‘gol fantasma’ de Jordi Alba, cuando el balón había entrado, servirá de consuelo a los más forofos y alimentará tertulias de bar, las de fuera del bar y las teorías conspiranoicas. El caso es que el gol de Alba no se contabilizó como tal en el 77’, precedido además de un penalti a Neymar. Y luego, en el 90’ Luis Suárez maquilló el descalabro con un gol en el último minuto. El empate es insuficiente y hace más pupa con el Madrid ganando.


Darío Ojeda

Luis Suárez empató en el 90 un partido en el que Barça fue muy inferior al Betis y en el que el árbitro no concedió un claro gol del uruguayo justo después del tanto verdiblanco, obra de Alegría

El Barcelona dejó escapar dos puntos más en el Benito Villamarín ante un Betis que fue muy superior a él hasta que Alegría marcó en el 75’. Fue entonces cuando los azulgrana, que estaban jugando un partido lamentable, parecieron darse cuenta de que LaLiga estaba en juego y en 15 minutos intentaron arreglar el asunto, pero ni les dio tiempo, ni el árbitro ni su asistente dieron como válido el tanto de Jordi Alba. “Somos conscientes de que no hemos hecho un buen partido. Toca reflexionar y ver qué hemos hecho mal. Tendríamos que habernos despertado un poquito antes”, admitió Luis Suárez, que no quiso dar su opinión sobre la utilización de la tecnología en LaLliga. Aleix Vidal no puso paños calientes: “Nuestro partido no ha sido bueno, no hay que engañarnos”.

Quien sí la dio, alta y clara, fue Luis Enrique, que no se escondió en la decisión de Hernández Hernández para poner sobre la mesa la evidencia: “Me voy con la sensación de que hemos ganado un punto y de que el Betis ha merecido más. ¿Los árbitros? Digo lo de siempre, hay que ayudarles, con cámaras, tecnología y lo que sea. No voy a cambiar mi discurso porque me perjudiquen”. El único que se salió del discurso habitual fue Neymar, que en su cuenta de Instagram nada más terminar el encuentro colgó dos imágenes, la del balón dentro de la portería y su penalti.

La consigna de no hablar

Fue evidente que la consigna es no hablar de los árbitros cuando Ter Stegen se reunió con los encargados de la comunicación azulgrana durante cinco minutos antes de hablar para BeinSport, donde declaró: “No hay que hablar de los árbitros. Todos lo hemos visto. Esto pasa. Es lo que hay y tenemos que concentrarnos en nosotros. Es difícil si marcas y no cuenta, pero es lo que hay. Ellos también son humanos, como nosotros”. José Manuel Lázaro, el recién nombrado Jefe de Medios del Barça tuiteó tras el partido. “Quejarse de los arbitros es de equipo menor, si no lo haces tambien está mal. Me quedo con actitud de los jugadores del @FCBarcelona_cat”, añadiendo posteriormente la imagen del balón dentro de la portería verdiblanca con el texto: “Se hace imprescindible la tecnología en el fútbol. Una imagen vale más que 1000 palabras”.

El empate en el Villamarín cayó como un jarro de agua fría a los barcelonistas, que habían recuperado la fe y las buenas sensaciones después de cinco victorias consecutivas y de la eliminación del Madrid en la Copa. Lo de este domingo, en fin, resulta aún más doloroso; el Real Madrid vuelve a marcharse a cuatro puntos y con un partido menos. Las estadísticas indican que el conjunto azulgrana perdió ayer el doble de balones de lo habitual, siendo Aleix Vidal y Digne los más desastrosos en la primera mitad.

Pero no sólo ellos cantaron. Rakitic, que había suplido con buena nota a Busquets frente a la Real en Copa, naufragó por completo. Denis, que venía de marcar tres goles en dos partidos, fue sustituido en la segunda parte después de pasar inadvertido, hubo momentos del partido en los que los azulgrana fueron incapaces de enlazar dos pases seguidos y los tres de arriba no consiguieron combinar. La modorra del Barcelona contrastó con la valentía y la intensidad del Betis, que fue a por el partido desde el primer minuto.


Gonzalo Cabeza

El tiro de Vela que impactó en el larguero, botó nadie sabe muy bien dónde y pudo dar la victoria a la Real ante el Barcelona en Anoeta no hubiese supuesto un conflicto en la Premier

Hasta que llegue el próximo encuentro ante el Atlético, el debate se centrará en el famoso ‘ojo de halcón’ que LaLiga no quiere porque no tiene la homologación de la FIFA del suyo, que es de Media Coach, desarrollado por Mediapro. El de la FIFA cuesta cuatro millones de euros y Tebas no está dispuesto a pagarlos. Sin embargo, más allá de la incursión de avances tecnológicos en el fútbol, el Barça lleva ya 18 puntos perdidos esta Liga, ayer sumó su sexto empate y ve de nuevo como el Madrid se les escapa en la tabla y la Liga se vuelve a complicar. El globito de la recuperación se ha pinchado a las primeras de cambio.

Fuente: ElConfidencial – Deportes