El cabreo de Messi con Fernández Borbalán no puede con un enorme Athletic

05.01.2017 – 23:09 H. Leo Messi terminó la primera parte discutiendo con Fernández Borbalán mientras el delegado Carlos Naval se lo llevaba a vestuarios. ...

05.01.201723:09 H.

Leo Messi terminó la primera parte discutiendo con Fernández Borbalán mientras el delegado Carlos Naval se lo llevaba a vestuarios. En el túnel de vestuarios, las cámaras de ‘Gol’ le cazaron con un primer plano en el que directamente se le notaba que la mala leche no se le había pasado, ni mucho menos. A los siete minutos de comenzar la segunda parte, de falta directa, con la izquierda y sin que Iraizoz pudiera evitarlo pese a que llegó a tocar la pelota, marcó.


Gemma Herrero. Barcelona

El técnico del Barça lleva semanas deslizando que estos pueden ser sus últimos meses en el banquillo azulgrana. Asegura que no encontrará un sitio mejor, pero abre la puerta

Es lo que tiene cabrear a Messi, es la peor idea del mundo. Si la afición del Athletic quiere echarle la culpa a alguien, que apunten al árbitro, que se tragó un penalti de Iraizoz a Piqué en el minuto 20, otro clamoroso de Etxeita a Neymar en el 45 y una lamentable agresión de Aduriz a Umtiti que dejó sin respiración al francés durante unos angustiosos instantes. Vamos, que el mosqueo de Messi era comprensible.

Resulta complicado analizar la primera parte del encuentro en San Mamés sin hacer referencia a la labor del colegiado, pero vamos a hacer el intento. El Athletic salió eléctrico, presionando arriba y sin dejar respirar al Barça, que en los primeros seis minutos fue incapaz de pasar del centro del campo. Luego las fuerzas parecieron equilibrarse y los de Luis Enrique comenzaron a tener posesiones más largas, intentando controlar el partido, pero con la pachorra, mientras la contundencia e intensidad seguían siendo cosa de los rojiblancos.

Sin soluciones a la presión del Athletic y en dos errores consecutivos, uno de ellos de Iniesta, que es noticia, Aduriz y Williams adelantaron a su equipo en tres minutos y el Barça pasó un mal rato mientras el único que intentaba algo en ataque era Neymar, mientras que Messi y Luis Suárez no chutaron ni una sola vez a puerta. Fue entonces cuando apareció Fernández Borbalán, que no vio la agresión de Aduriz a Umtiti y, sobre todo, el penalti a Neymar. Para arreglarlo, y ante las insistentes protestas de los azulgranas, se lio a sacar amarillas a diestro y siniestro. El Barça no estaba jugando bien, pero es que el árbitro estuvo horrible. Y ahí fue cuando Messi entró en erupción.

Los jugadores del Barça protestan al árbitro. (Cordon Press)Los jugadores del Barça protestan al árbitro. (Cordon Press)

Con el tanto del argentino nada más comenzar la segunda parte, el partido cambió de color. El Barça, en su versión más vertical, aprovechando los espacios y a un Neymar especialmente inspirado tras su vuelta de vacaciones, tuvo una gran ocasión en el 64’, y nueve minutos más tarde Raúl García intentó pararle pisándole el tobillo y terminó expulsado por doble amonestación. Es una mala noticia para el Athletic para el encuentro de vuelta, porque entre él, Aduriz y San José, cada balón aéreo por el área azulgrana es un peligro. A falta de 10 minutos, Iturraspe también enfiló el camino a los vestuarios después de intentar cazar al brasileño.

Con el Athletic con nueve sobre el terreno de juego y deseando que pasaran los minutos, el Barça ya puso la directa, era el momento de, al menos, empatar el partido y allanar el terreno para el choque de vuelta. Lo intentó Messi, y también Luis Suárez con una vaselina. Luis Enrique puso toda la pólvora, quitando en los cinco últimos minutos a Umtiti y dando entrada a Paco Alcácer, pero el marcador ya no se movió, con chut de Messi al palo incluido en el tiempo añadido. No es un mal resultado para el conjunto catalán, quedando 90 minutos en el Camp Nou, mientras que tras ir ganando 2-0 y con el Barça medio ‘groggy’, el Athletic desaprovechó una buena oportunidad. Claro que los de Valverde no contaban con la ‘ayuda’ de Fernández Borbalán.

Ficha técnica

2 – Athletic Club: Iraizoz; Bóveda, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Raúl García, San José, Iturraspe, Saborit (Muniain, m.68); Williams (Elustondo, m.83) y Aduriz (Eraso, m.78).

1 – FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti (Alcácer, m.87), Jordi Alba; Busquets, Rakitic (André Gomes, m.71), Iniesta; Messi, Suárez y Neymar.

Goles: 1-0, m.25: Aduriz. 2-0, m.28: Williams. 2-1, m.52: Messi.

Árbitro: Fernández Borbalán (Andalucía). Expulsó a Raúl García y Ander Iturraspe, en los minutos 72 y 80, a ambos por doble amonestación. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Aduriz (m.40) y a los visitantes Umtiti (m.40), Iniesta (m.46), Jordi Alba (m.46), Busquets (m.47).

Incidencias: partido de vuelta de octavos de final de la Copa del Rey, disputado en San Mamés cerca del lleno y con todo el papel vendido. Unos 50.000 espectadores, incluido un pequeño grupo de seguidores visitantes agrupado en la zona habilitada para ellos.

Fuente: ElConfidencial – Deportes