El día en que el 'Cholito' dejó de ser el hijo de Simeone (y amargó a la Juventus)

30.11.2016 – 05:00 H. – Actualizado: 2 M. “Desde pequeño no fue nada fácil, porque era el hijo de Simeone“: así hablaba Giovanni en una ...

30.11.201605:00 H. – Actualizado: 2 M.

“Desde pequeño no fue nada fácil, porque era el hijo de Simeone“: así hablaba Giovanni en una entrevista reciente, en la que confesaba sus dificultades para demostrar sus cualidades. Y es que cuando un joven jugador llega al más alto nivel, siempre se le mira con lupa para comprobar su evolución. Pero, si encima, eres ‘hijo de’, el nivel de expectactivas que se levanta es mucho mayor: ahora, el ‘Cholito’ Simeone ya ha conseguido que se hable de él por sus goles.


Alonso Castilla

El Atlético de Madrid vuelve a escena, ante el PSV en Champions League, tras la debacle sufrida en el derbi, con un intenso debate alrededor de la figura del Cholo Simeone

El pasado domingo, el Genoa dio un verdadero repaso a la Juventus (3-1), en un partido en el que Giovanni Simeone se convirtió en el gran protagonista. Su gran desempeño en el terreno de juego sirvió al joven jugador argentino para convertirse en el hombre del encuentro, al anotar dos goles -que pudieron ser tres si el despeje de Alex Sandro en el tercero no hubiera superado la línea de gol- y demostrar algo: no juega en la Serie A por llevar el apellido Simeone.

Giovanni tenía en mente dar el salto hacia Europa esta temporada. Antes de hacerlo, como cualquier hijo, comentó con su padre esta opción, sobre la que le recordó la dureza de un campeonato como el italiano. No en vano, Diego Pablo jugó en el Pisa, el Inter y la Lazio. Pero, pese a ello, el joven decidió dar un paso al frente y demostrar que estaba capacitado para jugar en un campeonato más competitivo: ahora, meses después, está demostrando que no se equivocaba.

“Yo me llamo Giovanni y, como jugadores, mi padre y yo somos diferentes”, ha asegurado el joven en más de una ocasión, para intentar distanciarse de su progenitor en lo deportivo. Eso sí, los genes no engañan: su raza, carácter y pelea están escritos en su ADN. No en vano, su propia descripción de Twitter confirma su carácter guerrero: “El hierro antes de hacerse duro, pasa por el fuego para hacerse mas duro aun”. Una declaración de intenciones que demuestra en el césped.

Debut, cesión y éxito

Formado en las categorías inferiores de River Plate, en 2013 debutaba con el primer equipo cuando sólo contaba con 18 años recién cumplidos. Necesitó menos de un par de semanas para anotar su primer gol con los ‘Millonarios’. Después de una gran primera temporada, en la que poco a poco fue haciéndose un nombre en el equipo, la salida de Ramón Díaz y la llegada del ‘Muñeco’ Gallardo al banquillo provocó que dejara de contar con minutos sobre el césped.

Por ello, en su segunda temporada decidió salir cedido a Banfield. Titular indiscutible, sus 12 goles con el ‘Taladro’ le permitieron empezar a hacerse un nombre, que empezó a sonar en algunos clubes de prestigio tras el Sudámericano Sub-20, en el que Argentina salió campeón con la actuación estelar de Giovanni Simeone, que acabó máximo goleador del torneo con 9 tantos. Era el momento de dar el salto hacia Europa.

Y, en su primera temporada en el ‘viejo continente’, lo cierto es que Gio Simeone está dando el do de pecho. Pese a comenzar como suplente, con el paso de los partidos se ha ido ganando un hueco en el once inicial de Ivan Juric, hasta firmar su mejor actuación en la Serie A con un doblete ante la Juventus. Ya suma 7 goles en los 11 partidos que ha jugado con el Genoa y no está dispuesto a parar: eso sí, el ‘Cholito’ ya ha conseguido dejar atrás ser el hijo de Simeone.

Fuente: ElConfidencial – Deportes