El ecologista Van der Bellen vence al ultraderechista Hofer en Austria

04.12.2016 – 17:29 H. – Actualizado: 8 M. La Unión Europea respira con alivio. Entre los bandos antagónicos -europeísta frente a ultranacionalista- ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

04.12.201617:29 H. – Actualizado: 8 M.

La Unión Europea respira con alivio. Entre los bandos antagónicos -europeísta frente a ultranacionalista- que luchaban por el poder, los austriacos se han decantado por el ecologista Alexander Van der Bellen. El candidato progresista ha vencido este domingo en las elecciones presidenciales de Austria a su rival Norbert Hofer, del partido ultraderechista Partido Liberal (FPÖ), que con su mensaje antimigratorio y antiislamista había logrado liderar las encuestas en las últimas semanas. 

Sondeos a pie de urna de la televisión pública ORF, otorgan un 53,6% de los votos a Van der Bellen, economista de 72 años y exportavoz de Los Verdes, frente al 46,4% para Hofer. Las estimaciones precisan que el candidato ultranacionalista obtuvo en torno a 1,9 millones de votos, frente a más de 2 millones de Van der Bellen.

El FPÖ reconoce la derrota

Este domingo, mientras los austriacos acudían a las urnas, líderes de la derecha populista de Francia, Alemania, Bélgica y Holanda -como el holandés Geert Wilders o el portavoz de Alternativa para Alemania, Christian Luth- deseaban suerte a Hofer. Sus deseos han caído en saco roto. Pese a que todavía no hay resultados oficiales, Hofer ya ha reconocido su derrota.

“Felicito a Alexander Van der Bellen por su éxito y pido a todos los austríacos que sigan unidos y trabajen juntos. Todos somos austríaco, no importa cómo hayamos decidido en las urnas. Os doy las gracias, me habéis apoyado de forma maravillosa y estoy infinitamente triste de que no haya funcionado esta vez. Me hubiese encantado cuidar de nuestra Austria“, escribió Hofer en un mensaje en su Facebook. “Que viva nuestra patria, Austria“, escribió para cerrar su mensaje.

Hofer ha rendido de forma inhumana, no fue una situación fácil, ya que fue uno contra todos. Esto no es el final de la historia. El sistema ha logrado una última vez frenar el cambio“, dijo Herbert Kickl, jefe de la campaña de Hofer. De este modo, el partido ultraderechista FPÖ ya ha reconocido su derrota al felicitar a Van der Bellen por su victoria en las presidenciales.

Imagen de archivo del candidato verde Alexander Van der Bellen. (EFE)Imagen de archivo del candidato verde Alexander Van der Bellen. (EFE)

Por su parte, la jefa de Los Verdes, Eva Glawischnig, -del partido que Van der Bellen dirigió durante años- habló de un “día histórico” tras conocer la proyección. En todas las circunscripciones escrutadas, el candidato ecologista aumentó su porcentaje de voto con respecto al registrado en las elecciones del 22 de mayo pasado, invalidadas por la Justicia. Las presidenciales austríacas tuvieron que ser repetidas hoy después de que Hofer y el Partido Liberal impugnaran en mayo pasado los comicios, que ganó Van der Bellen por una diferencia mínima: solo 31.000 votos. El Tribunal Constitucional austríaco invalidó dichas elecciones y ordenó una repetición por haber registrado irregularidades formales en el recuento del voto por correo.

Un intelectual con Fischer como modelo

Antiguo decano de la Facultad de Ciencia Económicas de Viena, el nuevo jefe del Estado de Austria siempre ha tenido una buena valoración entre el electorado por su honestidad. Padre de dos hijos y casado desde este año en segundas nupcias, Van der Bellen, que entró en política a los 50 años, no encaja del todo dentro de los estereotipos de un ecologista clásico. Nunca se le ha visto andar en bicicleta, ha declarado su amor por los coches de gran cilindrada y hasta hoy sigue siendo un fumador empedernido.

Europeísta convencido y antiguo militante socialista, Van der Bellen habla de Heinz Fischer, presidente austríaco hasta julio de este año, como de su modelo a seguir. Se refiere a un jefe de Estado que representa dignamente al país en el extranjero y que internamente mide, de forma discreta pero firme, entre las fuerzas políticas de un país profundamente polarizado, como demuestran los resultados de mayo.

Fuente: ElConfidencial.com