El hombre que pudo ser dictador hasta que se empeñó en ir a Disneylandia

15.02.2017 – 05:00 H. – Actualizado: 2 H. La Policía malasia ha detenido este miércoles a una de las sospechosas de asesinar a Kim Jong-nam, el ...

15.02.201705:00 H. – Actualizado: 2 H.

La Policía malasia ha detenido este miércoles a una de las sospechosas de asesinar a Kim Jong-nam, el primogénito del difunto líder supremo de Corea del Norte y hermano de Kim Jong-un, que murió este lunes en el aeropuerto de Kuala Lumpur en circunstancias tan extrañas como las que rodearon sus 45 años de vida. La mujer, que se cree que tiene unos 25 años, estaba sola en el momento del arresto y viajaba con documentos vietnamitas.

Según han confirmado las autoridades, la arrestada es la misma que captaron las cámaras de seguridad del aeropuerto, una mujer con rasgos asiáticos, tez blanca y media melena que vestía una camiseta blanca y una falda azul. “La hemos reconocido por la grabación y la hemos cogido. Está en el cuartel de la Policía en Selangor para ser interrogada”, ha señalado el subinspector general de la Policía, Tan Sri Noor Rashid Ibrahim.

Imagen de la supuesta asesina. ('The Star')Imagen de la supuesta asesina. (‘The Star’)

Los agentes intentan ahora encontrar a una segunda mujer, y es que las primeras informaciones apuntan a que fue un dúo el que atacó a la víctima en el recinto de salidas del aeropuerto rociándole la cara con un producto químico, aunque algunos medios indican que le inyectaron un veneno. Por otra parte, fuentes policiales han asegurado al diario ‘The Star’ que también están buscando a cuatro hombres por su supuesta relación con el asesinato.

Mientras tanto, el cadáver del norcoreano se encuentra en el Hospital General de Kuala Lumpur, donde los forenses determinarán la causa de la muerte y la identidad del fallecido. Al menos tres coches con matrícula diplomática y pertenecientes a la delegación de Corea del Norte en el país se encuentran aparcados en el recinto hospitalario.

Pudo ser dictador hasta que quiso ir a Disneyland

Fruto del matrimonio entre Kim Jong-il y su primera concubina, la actriz surcoreana Song Hye-rim, Kim Jong-nam era un proscrito en su país de origen desde hacía dos décadas y se había convertido en un mordaz crítico del sistema hereditario de Corea del Norte. Tras su muerte, la gran pregunta es cómo un potencial dictador se transformó en un vividor que frecuentaba hoteles de cinco estrellas y casinos en China.

El hombre que pudo reinar selló su caída cuando en mayo de 2001 fue arrestado en el aeropuerto Narita International por intentar entrar en Japón con un pasaporte dominicano falso y utilizando el alias chino Pang Xiong —literalmente, ‘oso gordo’—. Viajaba en compañía de dos mujeres y un niño de cuatro años. Su intención, aseguró, era visitar el Disneylandia de Tokio, pero acabó arrestado durante días antes de ser deportado a China. El episodio abochornó tanto a su padre que Kim Jong-il reaccionó cancelando un viaje oficial a China y repudiando a su hijo.

No era la primera vez que Kim Jong-nam visitaba Japón. De hecho, el primogénito del dictador había estado en el país en varias ocasiones desde 1995, hasta el punto de que se había convertido en una “cara conocida” en las casas de baños del barrio rojo de Tokio, según medios japoneses. Después de haber perdido el favor de su padre, Kim Jong-nam abandonó definitivamente Corea del Norte. Se creía que vivía a caballo entre Pekín y Macao sin ocupar ningún cargo oficial en el régimen norcoreano.

Detienen a una de las sospechosas de asesinar al norcoreano Kim Jong-nam

Con una mentalidad “más abierta”

El medio hermano del actual líder tenía “una mentalidad mucho más abierta” que su padre, lo que causó el enfrentamiento entre ambos y terminó con la retirada de Kim Jong-nam de la carrera a la sucesión, explica a la agencia EFE el periodista japonés Yoji Gomi, quien mantuvo durante años una correspondencia con el fallecido. Kim Jong-nam pasó nueve años estudiando en Suiza —al igual que su hermanastro— y viajó por Europa con total libertad, lo que le llevó a cuestionarse la manera en que su padre dirigía el país. Solo semanas después de que su hermano se hiciese con el poder, describió el régimen norcoreano como “un chiste para el mundo exterior“.

Durante los últimos años, los medios surcoreanos han especulado sobre supuestas operaciones del régimen para asesinar al primogénito de Kim Jong-il. En 2012, informaron sobre la detención de un presunto espía norcoreano que habría confesado tener órdenes del régimen para acabar con la vida de Kim Jong-nam en China.

El supuesto asesinato sale a la luz dos días antes de que se celebre el 75 aniversario del nacimiento de Kim Jong-il, una de las efemérides más importantes del año en Corea del Norte, y después de que el pasado domingo Pyongyang realizara la primera provocación militar de Corea del Norte en la ‘era Trump’. El régimen norcoreano respondió con el lanzamiento de un misil balístico a los contactos entre Shinzo Abe y el presidente de EEUU, quien prometió reforzar su alianza hasta que Japón sea “impenetrable” ante las amenazas de China o Corea del Norte.

Fuente: ElConfidencial.com