El plan B de Luis Enrique no carbura ante un Alavés en modo matagigantes

10.09.2016 – 23:05 H. Luis Enrique, al igual que Zidane en el Bernabéu frente a Osasuna, apostó por un once repleto de jugadores menos habituales, pero al ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,30

10.09.201623:05 H.

Luis Enrique, al igual que Zidane en el Bernabéu frente a Osasuna, apostó por un once repleto de jugadores menos habituales, pero al asturiano la jugada no le salió tan bien como al francés. La cara B del Barcelona no cumplió las expectativas generadas y no enamoró sobre el verde. Sin ideas, con poco fútbol y con una limitada presencia.


Gonzalo Cabeza

Cristiano abrió la lata en el minuto seis y Osasuna no tuvo argumentos para contrarrestar al equipo blanco. Zidane repartió minutos y vio como marcaban tres de los cuatro defensas. El Madrid es así

Delante se plantó un Alavés sin grandes nombres pero con un gran planteamiento. El entramado defensivo impuesto por Pelegrino anuló por completo a los azulgrana, que solo realizaron tres disparos en todo el partido. A los vascos les bastó tener orden y ser solidarios en las ayudas para solventar un complicado encuentro.

Porque el Alavés hizo un gran choque, pero algo olía a chamusquina desde el inicio en el bando local. El Barça parecía estar dos marchas por debajo de su velocidad. El balón no circulaba con fluidez y los tres de arriba, los llamados a hacer magia, no aparecieron. Arda Turan volvió a su versión 2015-2016 y Paco Alcácer, el esperado cuarto delantero, apenas tuvo participación en el juego de su equipo. Tan poca, que probablemente haya pasado por la cabeza de Luis Enrique volver a alinear a los once de gala en todos los partidos que pueda.

El Alavés sabe plantar cara a los grandes

El Alavés también tuvo algo de culpa. Demostró que el meritorio empate del Vicente Calderón no fue fruto de la casualidad, donde también lució una tremenda solidez defensiva y una capacidad para solucionar jugadas en ataque digna de un equipo grande. En Madrid apenas tuvo ocasiones y marcó un tanto, hoy, con pocos disparos a puerta, hizo dos. Y ante el actual campeón de LaLiga Santander.

La alegría de Ibai Gómez después de anotar en el Camp Nou. (Alejandro García/EFE)La alegría de Ibai Gómez después de anotar en el Camp Nou. (Alejandro García/EFE)

Deyverson se encargó, con un toque sutil, de quitar la venda de los ojos a los aficionados azulgrana: sí, algo se estaba quemando y no estaban las estrellas del equipo para sacar la manguera. Recibió un gran centro desde la derecha de Kiko Femenía después de un giro mágico ante Lucas Digne que supo transformar en gol. Una ocasión, un tanto y ante un Barça que no daba miedo en ataque. Los ingredientes para que se diera una tragedia parecían estar sobre la mesa.

El partido se fue al descanso con el Barça derrotado y con muy malas sensaciones. Pero apareció el gen ganador de un equipo poco acostumbrado a las derrotas. La cabeza de Mathieu, nada más volver del descanso, puso el empate en el marcador y el Barça comenzó a desperezarse. Daba la sensación de que el conjunto catalán, por fin, quería jugar al fútbol. Pero el Alavés no se puso nervioso y siguió aplicando su exitosa fórmula defensiva, con una línea de cinco detrás. Mantuvo el orden y las ideas aprendidas a lo largo de la semana: ser fuertes en defensa e intentar ir al ataque en cuanto el Barça lo permitiese.

Ibai Gómez hizo real la pesadilla

Y así llegó el gol de Ibai Gómez. Con un Barça en plan asedio, pero incapaz de superar la muralla rival, el exleón se coló por la puerta de atrás para sorprender a Cillessen, que fue titular por la lesión de Ter Stegen y que no dio motivos para pensar que alterará la hegemonía de la portería azulgrana. La locura se instauró en el banquillo del Alavés, que por un momento recordó al Rayo Vallecano que tumbó a los grandes y se ganó el sobrenombre de matagigantes.

Messi y Neymar no sirvieron para batir a Pacheco. (Albert Gea/EFE)Messi y Neymar no sirvieron para batir a Pacheco. (Albert Gea/EFE)

Luis Enrique recurrió a la MSN para revertir la situación, pero la entrada al campo de Messi, Suárez e Iniesta no fueron suficientes. Aunque el Barcelona comenzó a meter más miedo, siguió sin ser capaz de encontrar el camino hacia Pacheco, que probablemente ha vivido una de las noches más tranquilas de un portero visitante en el Camp Nou desde hace muchos años.

Pero el Barça, es el Barça y tenía una bala en la recámara. Digne se sacó un gran centro raso desde el lateral y Messi lo envió, con bastante mala fortuna, rozando el palo. Ni el mejor jugador del mundo es infalible. De este modo, dos partidos contra los tres candidatos para la Liga y cuatro puntos. Ahora ya solo le queda el Real Madrid en octubre para completar con éxito la gira ‘Grand Slam’ del Deportivo Alavés.

1 – Barcelona: Cillessen, Aleix Vidal, Mascherano, Mathieu, Digne; Rakitic, Busquets, Denis Suárez (Messi, min.60); Arda (Iniesta, min.63), Alcácer (Luis Suárez, min.66) y Neymar.

2 – Alavés: Pacheco: Kiko Femenía (Vigaray, min.73), Alexis, Laguardia, Raúl García, Theo, Edgar (Espinoza, min.69), Torres, Llorente, Ibai (Camarasa, min.79) y Deiverson.

Goles: 0-1: Deyverson, min.39. 1-1: Mathieu, min.46. 1-2: Ibai Gómez, min.64.

Árbitro: Melero López (Comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Mascherano (min.55), Raúl García (min.71)

Incidencias: Partido de la tercera jornada de la Liga Santander disputado en el Camp Nou ante 74.237 espectadores. Antes del encuentro, se guardó un minuto de silencio por el fallecimiento de Miguel Ángel Bustillo y Lluís del Val, exjugador y exdirectivo del FC Barcelona, respectivamente.

Fuente: ElConfidencial – Deportes