“El Real Madrid hizo bien las cuentas y se echó para atrás en el fichaje de Neymar”

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Durante el año 2010, el Real Madrid se mostró interesado en contratar a Neymar. No es ningún secreto. Eso sucedió con el club blanco como con otros muchos equipos europeos. Apreciaron en el jugador un talento improbable, una calidad que nunca se ve, ni siquiera un poco y por eso decidieron preguntar al Santos si estaba dispuesto a negociar el traspaso de su estrella. El Santos sí lo estaba, claro es, pero el Madrid se encontró unas condiciones imposibles de asumir. Tal y como cuenta el grupo DIS, la acusación particular en el ‘Caso Neymar’, el Madrid se acercó a Neymar, pero “hizo bien las cuentas y le pareció una operación imposible de asumir y se echó para atrás”. Eso es lo que ellos deducen después de comprobar lo sucedido con posterioridad con el FC Barcelona y su traspaso, según afirman en una charla privada con El Confidencial.


José María Olmo

El FC Barcelona está tratando de contactar con los denunciantes del caso Neymar para alcanzar un acuerdo extrajudicial que salve a su presidente y a su estrella brasileña

Florentino Pérez quería que Neymar fuera la nueva estrella del Real Madrid, el sucesor de Cristiano Ronaldo. Es decir, lo que luego acabó siendo Gareth Bale de alguna manera. Pero en un primer acercamiento, hace más de seis años, se encontró con dos montantes económicos bien diferenciados que suponían una cantidad a desembolsar altísima. Por un lado, estaba la cláusula de rescisión establecida en el contrato laboral de Neymar con el Santos que establecía su libertad en 65 millones de euros. Hasta ahí todo normal, era una cifra elevada, pero hasta cierto punto asumible. Lo que echó para atrás al presidente blanco fue que Neymar y su padre le exigían 40 millones de euros netos (unos 53 millones de euros brutos) para fichar por el Madrid. Eso hacía un total de 105 millones netos. 

Tras la primera tentativa, un tiempo después, el presidente blanco volvió sobre sus pasos y inquirió una vez más sobre las condiciones para el fichaje del jugador. En este caso, además de esos 105 millones, se encontró con que el jugador había cerrado un acuerdo privado con el FC Barcelona y, por tanto, tenía que pagar la penalización, esto es, 10 millones que el Barça pagó por adelantado a la familia Neymar más los 40 millones de penalización. Otros 50 millones más, que encima iban al máximo rival. De ahí la famosa frase de Florentino: “Neymar nos habría salido por más de 150 millones de euros”.

El presidente del Grupo Sonda, José D. Barral (EFE).El presidente del Grupo Sonda, José D. Barral (EFE).

La entrada de DIS en la vida de Neymar

Todo esto comienza un día que la familia Neymar se puso en contacto con DIS. “Es el propio Neymar y su familia el que en 2009 acude a nosotros”, asegura Roberto Moreno, director general de la compañía (que, según ellos, no es un fondo de inversión, sino una empresa creada desde la pasión que sienten por el fútbol y con intención de ayudar a jóvenes talentos). “Él había obtenido el 40% de sus derechos del Santos y decidió monetizar su porcentaje. No compramos los derechos económicos del Santos, sino del propio Neymar”, insiste el abogado en España de DIS. Esos derechos ascendían a 5 millones de reales brasileños, lo que al cambio ahora mismo serían unos 1,4 millones de euros, más un 10%. Es decir, “le pagamos lo que era por entonces su salario -unos 5.000 reales mensuales, altísimo para un jugador amateur- para los siguientes 18 años”. 

Le arreglaron la vida, vienen a decir. Gracias a aquella inyección de dinero realizada en la familia Neymar, éste se compró su primera casa y pudo pagarse numerosos viajes a los carnavales, además de sus estudios, sus clases de inglés… Los miembros de DIS y sus abogados remarcan en varias ocasiones que se forjó una “amistad muy fuerte”. “Existía una relación mercantil, que claro que es importante, pero lo era más desde el plano emocional. Solíamos quedar para comer, para tomar churrascos, íbamos a su casa habitualmente. Éramos amigos”, dice José Barral, presidente del grupo Sonda, empresa matriz de DIS.

Es por esa amistad tan fuerte y tan personal, desde su punto de vista, que se sintieron “traicionados” por el jugador y su familia cuando firmaron ese contrato privado e ilegal con el Barcelona. Posteriormente, además, uno de los motivos que les llevó a ir muy en serio en el plano judicial fue que Neymar asegurara en su declaración como imputado ante la Audiencia Nacional que no los conocía.

Rosell, Bartomeu, Neymar y Zubizarreta, el día de la presentación del jugador (Alejandro García/EFE).Rosell, Bartomeu, Neymar y Zubizarreta, el día de la presentación del jugador (Alejandro García/EFE).

El viaje a Barcelona

“Cuando se empieza a oír en la prensa que hay negociaciones con el Barça —continúa Roberto Moreno—, fui a Barcelona para entregar en mano un documento a Bartomeu. Yo quise hablar con Sandro Rosell, pero no estaba. Volví otro día y entonces me entregó un documento sellado por el Barcelona en el que reconocía que DIS era propietaria del 40% de los directos económicos del jugador y que no había hecho ningún tipo de contacto ni acuerdo ni Neymar”. Aun con esa diligencia del por entonces presidente azulgrana, el Barça ya tenía firmado el contrato con el jugador. De hecho, los miembros de DIS destacan muy sorprendidos que Neymar jugó la final del Mundial de Clubes de 2011 contra el Barça, un equipo con el que ya tenía cerrado un acuerdo que sólo había firmado él, sin sus padres. “Y la FIFA no dijo nada”.

DIS asegura varias veces que su deseo no es recibir dinero, aunque legalmente, si tuvieran finalmente razón y el juez dictara una sentencia favorable, ellos tendrían derecho a cobrar 24,8 millones de euros, el 40% de los 65 millones de su cláusula. Ellos, dicen, quieren hacer justicia y luchar contra un crimen. Es por eso que creen que Neymar debe tener un castigo y piden como acusación particular 5 años de prisión para el jugador, además de la inhabilitación para la práctica de su deporte durante el tiempo de la condena. El fiscal, sin embargo, pide la pena de 2 años de prisión, inhabilitación especial para el ejercicio de industria o comercio por tiempo de 3 años y multa de 10 millones de euros por el delito de corrupción en los negocios. Precisamente, el FC Barcelona, a sabiendas de que existen probabilidades serias de que el juicio prospere, se puso en contacto vía SMS con DIS con la intención de negociar para evitar que Neymar sea condenado a prisión.

Por otra parte, DIS también pide una multa de 195 millones de euros al Barcelona, lo cual iría a parar a las arcas del Estado español. Además, recuerdan que otro afectado directo por la estafa entre Santos y Barcelona es la Federación de Asociaciones de Atletas Profesionales brasileños, porque tiene por ley derecho a una pequeña parte de los traspasos de los jugadores, que asciende a unos 674.000 euros.


Roberto R. Ballesteros

El ministerio público reclama 8,4 millones al Fútbol Club Barcelona por haber incurrido en los delitos de estafa y corrupción en los negocios durante el fichaje del futbolista

“Se cometieron dos delitos fundamentales, el de corrupción de negocios y la estafa, pero el principal es el de corrupción, porque altera la libre competencia del mercado. Es un delito contra el mercado. Él no tenía derecho a recibir ni un céntimo por los derechos de su traspaso, sino los titulares de los derechos a los que él se los había vendido. Si hubiera recibido dinero para obligarle a rechazar a otros clubes, abusando del derecho a veto que existe en la legislación brasileña, la ‘ley Pelé’, se comete un delito contra el mercado”, dice el abogado de DIS en España. Precisamente esto es lo que, por ejemplo, evitaba que el Madrid, el Bayern, el Manchester City o cualquiera de los clubes que en su día estuvo interesado en el jugador, pudiera realmente tener opciones de firmarlo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes