El suicidio de Tiziana por un vídeo 'porno de venganza' conmociona a Italia

15.09.2016 – 14:00 H. Su nombre era Tiziana Cantone, tenía 31 años y un cuerpo escultural. A su pesar, se había hecho famosa en Italia después de que su ...

15.09.201614:00 H.

Su nombre era Tiziana Cantone, tenía 31 años y un cuerpo escultural. A su pesar, se había hecho famosa en Italia después de que su exnovio colgase en internet varios vídeos en los que se la veía manteniendo relaciones sexuales. Durante el último año, su vida había sido un infierno: comentarios jocosos en las redes sociales, palabras obscenas por las calles de su Nápoles natal, y su nombre y apellidos marcados por lo sucedido. El martes decidió poner fin a su vida, ahorcándose en el sótano de su casa. 

Cantone se había pasado el último año tratando de minimizar el daño, exigiendo ante los tribunales que se retirase el vídeo de las diversas páginas donde había sido colgado, e incluso intentando cambiar de nombre. Llegó incluso a perder su trabajo por el escándalo, y tuvo que mudarse de ciudad. En la calle, algunas personas la abordaban y le gritaban: “¿Estás haciendo un vídeo? ¡Bravo!”, una de las expresiones pronunciadas por la joven mientras practicaba sexo en un coche. En Nápoles, algunas televisiones locales hicieron programas en los que sus reporteros salían a preguntar a los transeúntes si conocían a la mujer, “la del vídeo”.

La semana pasada, Cantone obtuvo una sentencia favorable: la Justicia italiana ordenó suprimir estos vídeos y los comentarios que los usuarios habían escrito en la red, además de condenar a varios sitios que los habían difundido al pago de costas por valor de 320 euros. Sin embargo, en el mismo fallo también se consideró que Cantone consintió las grabaciones, por lo que fue condenada a pagar otros 20.000 euros de costas a otros cinco sitios web.

“Asesinada por la web”

Fue la gota que colmó el vaso, quebrando definitivamente la voluntad de una Cantone ya muy deprimida. El martes, su tía encontró su cadáver colgando de una viga en su vivienda. “Mi sobrina ha sido asesinada por la web y por la indiferencia de muchos”, ha denunciado una de sus tías.

La Justicia italiana ha abierto una investigación para indagar si hubo inducción al suicidio en la muerte de una joven italiana que se quitó la vida después de que vídeos suyos con contenido sexual se publicaran en internet. “Sobre la muerte de Tiziana, hemos abierto un sumario por inducción al suicidio“, dijo a los medios el fiscal jefe de la Fiscalía de Nápoles Norte, Francesco Greco. En medios italianos se ha abierto el debate sobre la presión que ejerce la red y sobre si el desenlace se podría haber evitado. En el mundo aumentan las voces en contra del llamado ‘revenge porn’ (porno de venganza), en el que personas cuelgan fotos o vídeos íntimos de sus antiguas parejas para hacerles daño tras la ruptura. 

Fuente: ElConfidencial.com

Palabras relacionadas: