“El TTIP y sus efectos colaterales” abre el debate del modelo social que quiere la UE

26.10.2016 – 05:00 H. Al mencionar el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), las respuestas más habituales suelen ser favorables o ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

26.10.201605:00 H.

Al mencionar el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), las respuestas más habituales suelen ser favorables o contrarias a su aprobación. O, como en el caso de España, en una buena parte de los casos, hacer un mutis por el foro. El libro “El TTIP y sus efectos colaterales” (editado por Planeta de Libros) pretende revertir dicha situación y contribuir a generar un debate público más amplio, más complejo y de mayor calidad que vaya más allá del propio tratado de libre comercio que negocian la UE y Estados Unidos.

Su autor, el periodista Ekaitz Cancela, considera que el principal problema, al margen de posturas favorables y contrarias, es “el problema de la ausencia de un debate público y de calidad”. Razón que le llevó a iniciar el poryecto de este libro hace más de un año y trasladarse a Bruselas para inmiscuirse en un proceso de negociación farragoso en la Comisión Europea, el corazón de la UE.

Portada de 'El TTIP y sus efectos colaterales'Portada de ‘El TTIP y sus efectos colaterales

“La política es clara. Ante el auge de China, el objetivo es buscar un orden liberal que deje al país asiático en segundo plano, una alianza que haga frente a la expansión que ha vivido en las últimas décadas”, destaca Cancela en una entrevista con este diario. Lo difuso y problemático es el modelo para llegar a ese objetivo. Algunas herramientas para ello son el TTIP y el CETA.

Para facilitar la comprensión al lector, Cancela  realiza un repaso exhaustivo de los principales hitos de la negociación, analiza las diferentes posturas y se entrevista con una serie de expertos y eurodiputados para esclarecer los claroscuros del tratado. Además, va más allá, ya que considera que el debate debería trascender los límites del propio TTIP.

“Al margen de lobbies, hemos llegado a un punto en que la UE y EEUU han dejado a las grandes empresas toda la capacidad y responsabilidad para competir frente a China y otros actores”, señala. Eso ha revertido en que, desde su punto de vista, se haya generado, incluso, una ideología que gira en torno a “la confianza excesiva en estas compañías”.


Adrián Blanco

El sector financiero, las farmacéuticas y la industria tecnológica han copado DESDE 2013 las reuniones con la Dirección General de Comercio de la UE para dialogar sobre TTIP

En ese punto es donde el autor considera que el debate debería tomar cuerpo. El TTIP es el foco de las críticas actuales, pero en el libro pone de manifiesto que la clave es el modelo de sociedad hacia al que vamos. Un modelo “de orden liberal” que tiene “brechas”, como demuestran las críticas al TTIP. Ante éstas “las élites políticas y económicas atacan a quien les ataca”, en lugar de “reducir las desigualdades y buscar un equilibrio entre lo económico y lo social”.

En cambio, tras más de un año de trabajo de documentación y de vivir los vaivenes del tratado en primera persona en Bruselas, el autor considera que “Europa puede convertirse poco a poco en el paraíso de las multinacionales”. Para Cancela este hecho supone “un problema” ya que “rara vez las multinacionales tienen una visión política de gran alcance”.

De esta forma, y bajo su punto de vista, la política de la Unión Europea debe abandonar su enroque ante las críticas y los grupos antiglobalización y recuperar el control del debate político. “Europa debe establecer un andamiaje de reglas para lo que está por llegar”, señala, con el objetivo de “controlar a las empresas, no criminalizarlas”.


Adrián Blanco

El futuro del TTIP pasa por un mar de dudas. El negociador jefe de la UE ante Estados Unidos, Ignacio García Bercero, trata de resolver algunos interrogantes sobre el tratado.

El TTIP y sus efectos colaterales” cubre, en definitiva, un hueco en el debate público del TTIP de nuestro país. “España ha empleado todo su capital político en formar un Gobierno” y la negociación del tratado ha pasado de puntillas tanto para los partidos como para la sociedad. A juicio del autor, una oportunidad perdida, de momento, ya que que considera que “el comercio es una herramienta que puede suponer una gran iniciativa para recuperar el control y la confianza política perdida”, tanto en la UE como en España.

Fuente: ElConfidencial.com