Griezmann y Gameiro solo pueden con Alves con el balón en movimiento

02.10.2016 – 14:49 H. El Atlético ya está aquí. Definitivamente. Lo que vimos en las dos primeras jornadas fue el proceso natural de la formación de un ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

02.10.201614:49 H.

El Atlético ya está aquí. Definitivamente. Lo que vimos en las dos primeras jornadas fue el proceso natural de la formación de un equipo, la adaptación a la competición una vez más tras un largo parón. Faltaba frescura en las piernas y velocidad de procesamiento mental, nada que los cada vez más intensos entrenamientos y los constantes partidos de elevada seriedad no curen. Ganar hoy en día en Mestalla está barato, pero como le ha pasado al Atlético, este Valencia ya no es la broma de equipo que empezó la temporada, sino que se le intuyen maneras más serias, el juego tiene algún tipo de sentido y sobre todo, se muestra mucho más compacto. Es decir, ya no es tan pan comido ganarle al Valencia. Es una victoria de mucho mérito esta del Atlético, que le hace irse a almorzar con la barriga llena de puntos desde lo alto de la clasificación


América Díez

El Atlético de Madrid celebra este domingo 50 años jugando en el Vicente Calderón. El 2 de octubre de 1966 el club rojiblanco jugó ante el Valencia su primer partido en él

Y tiene mérito porque es complicadísimo ganar un partido fuera de casa en el que se ha tenido la oportunidad de lanzar dos penaltis y no se ha anotado ninguno. Y no lo han fallado los jugadores del Atlético de Madrid, como se suele decir, sino que los ha parado el portero del Valencia. Diego Alves es ya oficialmente el mejor ‘parapenaltis’ de la historia de la liga española. Le han marcado menos de la mitad de los que le han lanzado en España: 44 tirados, 21 anotados. Unas cifras que dan miedo y respeto al lanzador. Puede ser cualquiera, el mejor experto, que si tiene delante a Alves, se encojerá y decidirá mal. Y si elige un lugar aparentemente seguro, lo lanza ahí con la potencia exacta, da igual, pues como le hizo el cancerbero a Griezmann, también llega a un balón que se acerca a la escuadra.

Griezmann, con éste, ha fallado los tres últimos penaltis en partido que ha lanzado (marcó en la tanda contra el Real Madrid en la final de la Champions), lo hizo en la final, contra el Bayern y ante el Valencia. Simeone no dudó de él cuando se le cuestionó si debía seguir disparando las penas máximas, y así lo demostró cuando probó fortuna de nuevo. En el campo, una vez Mario Suárez volvió a cometer falta dentro del área, Gabi tiró de galones y cogió la responsabilidad de marcar en la segunda ocasión. Cambió el lugar drásticamente: de arriba a la derecha del portero, como hizo el francés, Gabi lanzó abajo a la izquierda. Y allí también apareció la mano de Alves.

El truco está en intentar marcarle a Diego Alves de maneras más complicadas. El penalti, supuestamente, es la manera más sencilla de anotar, pero no ante el Valencia de Alves. Lo demostró una vez más el Atlético. No es que el ex del Almería reduzca su nivel con el balón en movimiento, simplemente hay más opciones de que el balón acabe en la red. Torres bien sabe que Alves puede estirarse todo lo que da su envergadura para sacar una gran mano a un tiro cruzado, pero un disparo a bocajarro ya es más complicado. El rebote de ese tiro de Torres lo recibió Gameiro, que la puso para que Griezmann reventara la portería. Un peso de encima quitado y un mensaje cariñoso a Augusto. El Atleti estaba por delante.

Alves, en el momento de parar el penalti a Gabi (Cordon Press).Alves, en el momento de parar el penalti a Gabi (Cordon Press).

Voro se va con un Valencia mejor

Voro sabía a lo que se enfrentaba, porque ha sido técnico interino en repetidas ocasiones en el Valencia. Y tiene el mejor porcentaje de victorias de un entrenador en Primera (quitando a los que han entrenado a Madrid y Barça, claro). En esta situación, la peor a la que se ha enfrentado como sustituto de un defenestrado, también ha salido dejando al equipo mucho mejor de cómo se lo encontró. Y lo ha logrado siendo pragmático. A través del fortalezimiento de la defensa, el equipo che ha dado un paso adelante. Arriba tiene suficiente calidad para que a veces aparezca el gol, pero la zaga era una orgía bucólica. Antes a Mangala y a Garay y también ahora sin el argentino, lesionado, les plantó delante a Enzo y Mario para dar empaque y firmeza. Si no me marcan (o me marcan poco), sufriré menos. 


Alonso Castilla

Tras la muerte de su esposa, víctima de un cáncer, una entrevista sacó a la luz el lado más humano e íntimo del nuevo entrenador del Valencia

Volverá a sus funciones de ayudante con una derrota que, sin embargo, le deja un buen sabor. Aunque duela a la afición valencianista, el Atlético está muy por encima de los ches en este momento y que ganara este encuentro era hasta normal. La diferencia estaba en cómo lo hiciera. Asentado en su defensa (hasta Aderlan Santos da el pego), el Valencia funciona como equipo. Cancelo y Nani son un apoyo constante a sus laterales, mientras que Parejo es la (única) fuente de inspiración creativa. Rodrigo no produce goles, pero sí movilidad e incomoda a los defensas contrarios. Prandelli tiene una base sobre la que trabajar que no es la banda que parecía que entrenaba Pako.

Con cuatro arriba funciona mejor

Esa nueva complicidad plantilla-fútbol en el Valencia propuso al Atleti un partido espeso, la especialidad de Simeone. Gabi, Koke y Saúl se repartían la labor de mover al equipo, pero fue Koke el que más apareció para ello. Costará mucho que lo volvamos a ver en la banda, porque el ‘6’ es un medio excepcional. Tiene pausa y sabe elegir para sacar el balón de atrás, pero está perfeccionándose paso a paso como enganche. Las ocasiones, sin embargo, se resistían, por lo que el entrenador argentino tiró de un cambio que le está funcionando y que hasta esta temporada no entraba dentro de su manual de juego: dar entrada a un extremo por uno de los pivotes. El equipo no estaba sufriendo atrás porque Savic y un sensacional Lucas se las bastaban, y el Cholo quiso más potencial ofensivo. Entró Carrasco y cambió el partido. Con los cuatro arriba (Carrasco, Griezmann, Gameiro y Correa, luego Torres), el Atleti se apostó ante Alves y de ahí no se movió. Las tuvieron Torres, Carrasco, Gabi…

Pero fue Gameiro el que sentenció en el 92. No está siendo vistoso en sus primeros partidos con el Atleti, pero sí está aportando lo que se le pedía a Jackson y que nunca hizo. Apoya a Griezmann, lo asiste para que éste se hinche y, cuando puede, aparece para hacer su gol. Lo logró a su manera, corriendo, quebrando y finalizando. Era la única pieza que quedaba por engrasar en la delantera, y ya está a pleno rendimiento.

Ficha técnica

0 – Valencia: Alves, Montoya, Santos, Mangala, Gayà, Gayá, Enzo Pérez, Mario Suárez, Parejo, Cancelo (Santi Mina, m.46), Nani (Bakkali, m.79) y Rodrigo Moreno (Munir, m.67).

2 – Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Savic, Lucas, Filipe Luis, Gabi, Koke, Saúl (Carrasco, m.57), Correa (Torres, m.62), Griezmann (Tiago, m.79) y Gameiro.

Goles: 0-1, m.63: Griezmann. 0-2, m.90+2: Gameiro.

Árbitro: Clos Gómez (Comité aragonés). Mostró tarjeta amarilla al local Mangala y a los visitantes Filipe Luis, Griezmann y Tiago,

Incidencias: partido de la séptima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio de Mestalla ante 45.000 espectadores.

Fuente: ElConfidencial – Deportes