La corresponsal de RTVE en Colombia, retenida al llegar al aeropuerto Caracas

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

La corresponsal de ‘RTVE’ en Colombia, Nuria Ramos, y su equipo fueron retenidos a su llegada al aeropuerto de Caracas, donde se desplazaron para cubrir la información de las negociaciones entre el gobierno venezolano y la oposición, y la manifestación opositora del próximo jueves.

Según explicó la corresponsal a su llegada al aeropuerto de Caracas, se les solicitó el pasaporte y, tras 45 minutos de espera, se les negó la entrada en el país. “Nos han quitado los pasaportes y solo nos han dejado la cámara con la que hemos entrado”, relató Ramos.


Alicia Hernández. Caracas

Punto de inflexión tras las agresiones en la Asamblea y las maniobras chavistas contra el revocatorio a Maduro. ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿Qué puede pasar en las marchas de esta semana?

“Estamos literalmente sentados en el suelo esperando a que alguien nos notifique algo”, dijo en unas declaraciones emitidas por el canal ’24 horas’. “El personal de seguridad vigila cada movimiento que hacemos”, indicó, y “sólo nos han dejado cambiar 20 dólares para poder comprar algo”.

El equipo se encuentra, junto con otro periodista estadounidense, en la sala de embarque en espera de ser devueltos a Bogotá en el primer vuelo, a las 12.00 hora local (17.00 hora española), “si hay plazas disponibles”, según Ramos.

El Gobierno de Venezuela y sus principales opositores iniciaron este lunes un diálogo para resolver la crisis, auspiciado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Vaticano.

El partido opositor Voluntad Popular (VP), fundado y liderado por el encarcelado Leopoldo López, no participa en el primer encuentro formal entre el Gobierno y la oposición.

TVE exige “que sea permitido su ingreso”

En un comunicado, el Consejo de Informativos de TVE ha criticado lo ocurrido asegurando que “con esta decisión el gobierno venezolano impide satisfacer el derecho a la información de los ciudadanos y muestra una actitud frente a la libertad de expresión e información incompatible con los usos democráticos“.

La institución exige además “que le sea permitido su ingreso en el país para informar sobre las negociaciones entre el gobierno y la oposición, sobre la manifestación del próximo jueves 3 de noviembre, o sobre cualquier otro asunto de interés para la sociedad”.

Fuente: ElConfidencial.com