La penúltima metedura de pata de Coentrao

22.11.2016 – 23:34 H. Se marchó Marcelo cuando el partido parecía estar controlado. Había recibido un golpe en un tobillo y Zidane decidió dar entrada a ...

22.11.201623:34 H.

Se marchó Marcelo cuando el partido parecía estar controlado. Había recibido un golpe en un tobillo y Zidane decidió dar entrada a Fabio Coentrao. La decisión se reveló mala cuando minutos después de ingresar en el terreno de juego, el lateral portugués cometió un penalti por levantar un brazo en un lance del juego que no parecía revestir la mayor importancia. El balón se estrelló en la extremidad y la pena máxima, transformada por Adrien Silva, metió en el partido al Sporting de Portugal. Tuvo suerte de que Karim Benzema apareció al rescate. Del Real Madrid y de su compañero…


Jesús Garrido

“La ‘BBC’ juega porque son los mejores”, dijo el entrenador en la rueda de prensa, pero no lo cumplió en el once. En el segundo tiempo, entró Karim para arreglar otro problema que creó el Sporting

Estaba Nacho en el banquillo, pero Zidane le dio una oportunidad a Coentrao y casi le sale caro. El canterano firmó un espléndido partido en el derbi del pasado sábado y demostró que se puede contar con él para todo, para jugar en un lado u otro. Pero el entrenador francés miró a otro lado del banquillo de los suplentes y Fabio le dejó en mal lugar. Las redes sociales se incendiaron de inmediato, con furibundos ataques a un jugador que está en la plantilla blanca casi de casualidad.

Un fichaje descartado

Se convirtió en ‘trendig topic’ en un abrir y cerrar de ojos. Desde que recuperó el físico, tras la dura lesión sufrida durante la pasada temporada -jugó cedido en el Mónaco-, apenas había contado para Zidane. No se sabe qué sucederá a partir de ahora, pero puede ser definitiva la acción que casi le cuesta a su equipo tener que ceder matemáticamente el primer puesto del grupo al Borussia Dortmund, que se impuso por un escandaloso 8-4 al Legia de Varsovia en tierras alemanas. “Nunca culpo a ningún compañero de equipo porque los fallos son colectivos. Ahora hay que levantar la cabeza y seguir trabajando”, zanjó Sergio Ramos echando un cable a su compañero.

Coentrao, al menos, demostró una enorme sinceridad. No temió hablar con los medios y, cuando lo hizo, no trató de camuflar su error. “Ha sido un error muy grave. Pido mano pero tengo que estar concentrado y no lo estaba… Estoy muy mal. Tengo que entrenarme más y solo así puedo jugar con el Madrid y cambiar las cosas…”, explicaba el lateral, que asume que por delante tiene una competencia que se antoja imposible de superar. “Tengo por delante al mejor lateral izquierdo del mundo. Marcelo es la hostia pero tengo que aprovechar los minutos”, resaltaba Coentrao, visiblemente dolido por su error. 

Tras una temporada cedido en el Mónaco, el Real Madrid no pudo desprenderse de él al no estar en condiciones físicas. En abril sufrió un arrancamiento del tendón del músculo isquiotibial y tuvo que pasar por el quirófano. Hasta hace unas semanas no pudo empezar a entrenarse igual que sus compañeros. En el interior del club, como ya sucedió en el pasado, se debatió sobre la conveniencia o no de contratar un lateral izquierdo, pero finalmente se estimó que con Nacho y el mismo zaguero portugués quedaría bien cubierta una demarcación que es propiedad de Marcelo. Parece evidente que el actual será el último curso de Coentrao vestido de blanco.

Bzale abandonó lesionado el José Alvalade de Lisboa (Reuters)Bzale abandonó lesionado el José Alvalade de Lisboa (Reuters)

Lesión de Bale

Coentrao queda más marcado todavía a ojos de la afición del Real Madrid. Su rendimiento nunca fue el esperado y una imagen en la que aparecía fumando durante una cena del equipo le dejó noqueado ante la crítica y la masa social blanca. Hasta el mismo Florentino Pérez se animó a bromear, por no decirlo de otra manera, durante un acto celebrado hace tiempo. El penalti cometido en el José Alvalade de Lisboa supone un paso atrás para el lateral izquierdo, que afrontaba esta temporada como la última oportunidad para engancharse a un club que con total seguridad abandonará más pronto que tarde.

Al margen ese golpe que recibió Marcelo, lo peor de la noche para el Real Madrid fue la lesión de Gareth Bale, que tuvo que dejar su sitio a Asensio en el terreno de juego en el minuto 58 de partido. “No sabemos aún el alcance”, desveló Zidane tras el partido cuando se le preguntó por la dolencia del galés en su tobillo derecho. Da la impresión de que sólo se trata de un fuerte impacto y nada más, aunque posiblemente tenga que ser sometido a alguna prueba de imagen para descartar cualquier lesión importante.

Fuente: ElConfidencial – Deportes