La plantilla quiere la Liga, pero para contentar a Florentino hace falta el triplete

14.09.2016 – 05:00 H. El Real Madrid se encuentra en un estado cercano a la apoteosis. Casi cuatro meses después de volver a ser campeón de Europa, el club ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

14.09.201605:00 H.

El Real Madrid se encuentra en un estado cercano a la apoteosis. Casi cuatro meses después de volver a ser campeón de Europa, el club blanco está en un momento pletórico tanto de estado de ánimo como de resultados. En realidad, lo último suele ser consecuencia indirecta de lo primero. Con un título más en el palmarés y siendo líderes en solitario de la Liga año y medio después, hay pocas cosas que puedan hacer mejorar el instante de regocijo que se vive en el vestuario merengue. Sin embargo, este club, por su idiosincrasia, no entiende de conformismos, o al menos no debe hacerlo. En el momento en que se gana se debe seguir haciendo, a poder ser en mayor cantidad.


EC

El equipo de Zinedine Zidane busca lo que nunca nadie ha conseguido: ganar dos veces consecutivas la competición. Para ello debuta contra un rival histórico portugués que formó a Cristiano

La temporada pasada fue muy engañosa, sin duda. Se pasó de una de las épocas más duras para Florentino Pérez desde que es presidente, en la que incluso se llegó a plantear dejar la presidencia otra vez, a una gesta que parecía imposible solo unos meses antes, como es ganar la Champions League. La llegada de Zinédine Zidane al banquillo fue aceptada por la plantilla como la situación natural, abrazaron a su nuevo entrenador (al contrario absolutamente de lo que hicieron con Benítez) y empezaron a jugar al fútbol de una manera efectiva que originó 12 victorias consecutivas en Liga y una Copa de Europa que nadie se esperaba. Fue una alegría para el presidente, que dejó de hablar de teorías de la conspiración y celebró que ya nadie se acordara del palco en los partidos del Bernabéu. 

Pese a ese triunfo en la competición predilecta del Real Madrid como es la Champions, Florentino no se conforma. Fue suficiente para salvar la temporada y para que su último parapeto, que era el ascenso de Zidane, ídolo de la afición, al primer equipo, le salvara de una quema más que segura. Ahora considera que la plantilla que ha conformado es una de las mejores que ha tenido el Madrid desde que es presidente, y por ello ha decidido no fichar a ninguna estrella (por eso y porque tampoco se lo puede permitir, económicamente hablando). Con este equipo cree que se puede ganar el triplete, el gran sueño que tiene ahora el máximo mandatario madridista. 

A la plantilla le apetece la Liga. (EFE)A la plantilla le apetece la Liga. (EFE)

Ya han sido varios los jugadores del Madrid que han salido diciendo que el principal objetivo de esta temporada es ganar la Liga. “La Liga hace años que no se consigue”, dijo Pepe, “La prioridad son todos los títulos, sí, es verdad que la Liga hace años que no se consigue”, dijo el capitán Sergio Ramos. “Yo no doy importancia más a una que a otra, pero me encantaría ganar la Liga“, dijo Cristiano Ronaldo. A los futbolistas les hace ilusión ganar un título que solo se ha levantado una vez en ocho temporadas… y también les viene bien quitarse presión en la Champions League por si vienen las vacas flacas en algún momento del torneo continental. Pero Florentino no quiere solo la Liga

La principal rivalidad del Real Madrid que entiende Florentino Pérez es la que se vive con el Atlético de Madrid, y haberle ganado dos Champions en dos finales le ha llenado de regocijo. Pero no le hace ni la más mínima gracia que el Fútbol Club Barcelona sea el único equipo español que ha ganado el triplete de Liga, Copa y Champions, y además en dos ocasiones. Considera al Madrid en el camino correcto, ya que se han sumado dos Copas de Europa más a la colección en apenas tres campañas y ahora ganarlo todo es el siguiente paso.


Kike Marín

El presidente del Real Madrid cambió radicalmente su política de fichajes este verano y sólo ha gastado 10 millones en recuperar a Morata, mientras vendió a Jesé por 25

El presidente se quedó con la espina clavada de la temporada 2013-14, la primera de Carlo Ancelotti. Aquel Madrid es, de todos los que él ha dirigido, el que más opciones reales ha tenido de ganarlo todo. Campeón de la Copa del Rey ante el Barça en Mestalla en el mes de abril, tenía por delante las otras dos competiciones para completar el trébol. En Lisboa, Casillas levantó al cielo la Décima. Había que completarlo con la Liga. Había sido líder mediada la segunda vuelta, pero dos derrotas seguidas ante Barça y Sevilla le mandaron al tercer puesto. Pese a ello, se mantuvo con opciones hasta la penúltima jornada, pero la irregularidad en el final, con dos empates y una derrota en las cinco últimas jornadas, le privaron del título y de poder cerrar el círculo.

Aquello molestó mucho al presidente que, de hecho, de no ganar la Champions en Lisboa habría despedido a Ancelotti. Se sintió tan cerca de la perfección que no se sentirá completo hasta que la alcance por fin. Y este año, ser perfectos tiene un premio aún mayor: como es sabido, ningún club ha revalidado nunca la Champions League desde que esta se denomina así; 26 ediciones consecutivas cambiando de campeón. Ser el primero en romper esa racha sería también otro motivo que hincharía el pecho del mandatario. El camino comienza en el Bernabéu contra el Sporting de Portugal, el club que formó a Cristiano y Pepe. 

Alineaciones probables

Real Madrid: Casilla; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Sporting: Rui Patrício; Schelotto, Coates, Rúben Semedo, Bruno César; William Carvalho, Adrien Silva, Gelson Martins, Joel Campbell; Alan Ruiz y Bas Dost.

Árbitro: Paolo Tagliavento (ITA).

Estadio: Santiago Bernabéu.

Hora y TV: 20.45, beIN Sports.

Fuente: ElConfidencial – Deportes