La pregunta del millón: ¿qué Barcelona toca ver ahora en París?

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

El FC Barcelona regresa a la Champions frente al PSG, segundo en la Ligue 1 a tres puntos del Mónaco y después de ganar al Girondins de Burdeos por un contundente 0-3 el pasado viernes. El conjunto de Unai Emery recupera además a Marco Verratti y está evolucionando tal y como el técnico español pretendía. ¿Y el Barça? ¿Qué cómo está el Barça? Esa es la pregunta del millón en estos momentos, porque si hay una constante, una sola, en el conjunto azulgrana durante esta temporada es que es un equipo indescifrable.


Darío Ojeda

Los goles de Suárez, Messi, Neymar y Rakitic le dieron un cómodo triunfo al Barça ante un Alavés que jugó con muchos suplentes. Vidal tuvo que ser retirado en camilla en los últimos minutos

Si se atiende a la goleada en Vitoria por 0-6, el encuentro en el Parque de los Príncipes le llega al equipo de Luis Enrique en un momento óptimo. Jugaron un buen partido en su totalidad, supieron tener paciencia y mover la pelota con rapidez y sentido en la primera parte, mientras el Alavés les esperaba en su área, la intensidad y la concentración de los jugadores volvió a ser la conveniente y en la segunda, con más espacios, masacró al conjunto de Pellegrino. Los ‘guardianes del Santo Grial’, del estilo y las esencias del Barça, Busquets e Iniesta, parecen estar listos. El catalán fue titular y disputó una hora, Iniesta media. Ambos llegan al partido del PSG según el plan previsto.

El tridente se lo pasó en grande en Mendizorroza. Messi está como siempre, es decir, bien, Luis Suárez es el máximo goleador de la Liga con 18 tantos y Neymar está mostrando su mejor versión desde que volvió de las vacaciones de Navidad. En defensa, Piqué regresará fresco tras no entrar ni siquiera en la convocatoria el fin de semana. Excepto el mazazo de la grave lesión de Aleix Vidal, que ha dicho adiós a la temporada después de sufrir una luxación en su tobillo derecho, todo son buenas noticias en el Barça. ¿Todas? ¿Seguro?

Todo lo anterior es cierto. El conjunto culé recuperó buenas sensaciones el sábado. Y en el verbo está la clave: recuperó. Porque tan solo cuatro días antes las pasó canutas frente al Atlético en el Camp Nou en la vuelta de Copa firmando uno de los peores encuentros que se recuerdan en la era Luis Enrique. Y en el penúltimo partido de Liga, hace doqs semanas, fue dominado claramente por el Betis, tiró a la basura 75’, el tridente no conectó y solo un gol en el último minuto de Luis Suárez maquilló el desaguisado logrando el empate. Así que, la gran duda está servida: ¿Qué Barça saldrá a jugar a París?

Emery, con Di María. (REUTERS)Emery, con Di María. (REUTERS)

El regreso a la Champions y ante un rival de enjundia como el PSG es una prueba excelente para comprobar si el vaso está medio lleno o medio vacío. Si ha llegado por fin el momento de confiar en este Barça o seguimos en febrero como hasta el momento, dando una de cal y otra de arena y solucionando partidos gracias a las genialidades de Leo Messi. Enfrente tendrá a un equipo que ha comenzado a funcionar también después de un inicio dubitativo y con un Emery en el centro de la diana.

El entrenador español ya entró con mal pie porque a los amigos de Laurent Blanc, como Deschamps o Zidane, no les pareció bien el despido de su compañero en la selección que ganó el Mundial en el 98 disputado en su país. Los medios franceses, por lo tanto, miraron primero con escepticismo y después con clara desconfianza mientras intentaba que sus jugadores se adaptaran a su método, a sus ideas, a su estilo y no al revés. Las críticas, cuando llegaron los primeros malos resultados, fueron feroces. France Football llegó a calificarle de “pirómano”. Encima, cometió algunas equivocaciones; fichó a Jesé por 25 millones y ahora está en Las Palmas y pagó 30 millones al Sevilla por Krychowiak que ahora está jugando en el filial, en una categoría equivalente a la Tercera división española.


David Ruiz

Cuatro resultados negativos han puesto en la picota al criticado técnico vasco, incapaz de domar un vestuario que no acepta de buen grado su exigente metodología de trabajo

No le ha sido fácil a Unai Emery su desembarco en el aristocrático PSG, con el jeque y presidente del club Nasser Al-Khelaïfi exigiendo resultados inmediatos y suspirando por la Champions, pero el encuentro ante el Barça le llega en un buen momento. Con la vuelta de Verratti, con Di María pareciéndose al del Madrid y con un Cavani enchufadísimo que ha marcado ya 25 goles en la Ligue 1 y supera a Luis Suárez por ahora en la lucha por la Bota de Oro. Sin embargo, y a pesar de todo, la principal incógnita es qué Barça saldrá a jugar al Parque de los Príncipes. Y nadie tiene una respuesta, porque la única constante, la única, ha sido que no hay quien sepa con certeza cómo están los azulgranas hasta que la pelota empieza a rodar.

Fuente: ElConfidencial – Deportes