La 'Ruta 10': la autopista que separa a Israel del Estado Islámico

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Una autopista cerrada al tráfico separa a Israel del terrorismo del Estado Islámico. Se trata de la llamada ‘Ruta de Gaza’ o ‘Ruta 10’, la histórica vía comercial de 182 kilómetros entre la Franja y Eilat que serpentea por el desierto del Néguev paralela a la frontera con Egipto. Al norte, bajo una inquietud creciente, pequeños pueblos israelíes como Nitzana. Al sur, los ataques de Ansar Beit al Maqdis, el grupo yihadista del Sinaí rebautizado en 2014 como “Wilayat [Provincia] Sina” tras jurar fidelidad al ISIS.

Los efectos colaterales de la guerra entre los yihadistas y el Gobierno egipcio incluyen violencia transfronteriza, víctimas israelíes y operaciones de represalia. Aunque la versión oficial de El Cairo sostiene que su Ejército ha contenido a la filial del ISIS, Israel ha lanzado numerosos ataques con drones en los últimos años, según un informe desvelado en julio por un alto mando de las fuerzas armadas israelíes, que cita “docenas de atentados de una filial del Estado Islámico” como la causa de una estrecha cooperación en materia de seguridad entre Egipto e Israel.


Ethel Bonet. Beirut

¿Podría ser la región de AF-PAk una alternativa para la supervivencia del ISIS ante las inminentes derrotas en Siria e Irak? El éxito de su expansión dependerá de muchos factores

El suceso más sangriento ocurrió en 2011, cuando ocho israelíes murieron en un ataque múltiple contra un autobús perpetrado por yihadistas que habían cruzado la frontera. Desde entonces, la ‘Ruta de Gaza’ ha estado cerrada al tráfico civil de forma casi permanente. Hace un mes, un israelí de 15 años murió tiroteado mientras ayudaba a su padre, empleado del Ministerio de Defensa, en los trabajos de mantenimiento de una nueva valla fronteriza de alta tecnología construida junto a la autopista. Los disparos llegaron de territorio egipcio.

Aunque los insurgentes del Sinaí no representan una amenaza inmediata para Israel, la abandonada ‘Ruta 10’ es el reflejo de un peligro creciente al otro lado de la frontera. La pregunta del millón es si la violencia de “Wilayat Sina” puede desbordarse hasta el punto de que Tel Aviv considere intervenir con una operación militar. “Es innegable que Daesh es ahora más débil. que está perdiendo territorio y que el Sinaí es uno de los lugares que considera de expansión natural, donde quiere crecer. No es que Egipto no pueda derrotarles, su ejército tiene capacidad pero el grupo reaparece constantemente con pequeñas unidades“, explica a El Confidencial David Menashri, profesor emérito de la Universidad de Tel Aviv.

Un soldado israelí habla por teléfono junto a una ambulancia militar tras un ataque desde el lado egipcio de la frontera, en octubre de 2014 (Reuters)Un soldado israelí habla por teléfono junto a una ambulancia militar tras un ataque desde el lado egipcio de la frontera, en octubre de 2014 (Reuters)

“El Sinaí, la puerta de entrada a Palestina”

Los recursos del Ejército egipcio en el Sinaí, volcados en contener la insurgencia liderada por grupos tribales de la región, son escasos para una guerra que cobró intensidad cuando Ansar Beit al Maqdis juró fidelidad al ISIS y comenzó a recibir financiación y entrenamiento como recompensa. Desde mayo, a medida que se estrechaba el cerco sobre los bastiones del “Califato” en Irak y Siria -Mosul y Raqqa-, Daesh promociona a su filial egipcia en una campaña mediática sin precedentes. Sus últimos vídeos hablan del Sinaí como la “puerta de entrada a Palestina”, desde la cual el grupo “liberará” Jerusalén y la Mezquita de Al-Aqsa.

La propaganda yihadista se desmonta con sus derrotas sobre el terreno. En Cisjordania, “puede haber gente dispuesta a apoyar a Daesh, pero están siendo contenidos por la Autoridad Nacional Palestina y el Ejército israelí… como sucede en Francia y España”, declara a este diario Eyal Zisser, profesor de la Universidad de Tel Aviv, uno de los mayores expertos del país en Siria y el “Califato”. Mientras, en Gaza, Hamás ha eliminado sistemáticamente a cada filial del ISIS que intentaban implantarse en la Franja.  

“No creo que el Gobierno egipcio vaya a necesitar una operación militar israelí de apoyo. Si Daesh es derrotado en Irak y Siria continuará con sus actividades en el Sinaí, pero por ahora están muy ‘ocupados’ con el Ejército egipcio”, concluye el profesor Zisser. “La pregunta clave es qué pasará en los lugares donde Daesh desaparezca, qué pasará el día después de Daesh, cuando se retiren y qué les reemplazará. Aunque sean derrotados, su ideología permanecerá. Esta escuela de radicalismo islámico volverá en diferentes formas”, añade David Menashri.  

Fuente: ElConfidencial.com