La sanción de FIFA no pilla en paños menores ni al Real Madrid ni al Atlético

09.09.2016 – 05:00 H. Que al Real Madrid y al Atlético de Madrid les iba a caer el peso de la FIFA encima lo sabíamos todos desde el momento en que se hizo ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

09.09.201605:00 H.

Que al Real Madrid y al Atlético de Madrid les iba a caer el peso de la FIFA encima lo sabíamos todos desde el momento en que se hizo pública la sanción por primera vez. Lo único que han conseguido los dos clubes de la capital española es retrasar la llegada de lo imposible. Como ya le sucediera al Barça en 2015, Madrid y Atleti han podido fichar este verano al concederles el máximo organismo internacional la cautelar hasta que se resolviesen los recursos que presentaron ambos clubes. Era, sin embargo, evidente que la FIFA no iba a dar marcha atrás, lo que, por otra parte, habría sido injusto con el club catalán. Tanto en el Bernabéu como en el Calderón tenían asumido que iban a pringar y por ello se movieron con presteza para hacer frente a dos mercados de fichajes sin poder firmar un jugador, o lo que es lo mismo, no contratar un futbolista hasta el 1 de enero de 2018.

Al contrario que en el caso del Barcelona, que apenas realizó ninguna contratación significativa de cara al futuro cuando se le impidió fichar, Real Madrid y Atlético sí lo han hecho. En el caso madridista, deberíamos, en realidad, utilizar el pasado perfecto simple y decir ‘hizo’, ya que sus principales movimientos se produjeron hace ya mucho tiempo. Fue en el invierno de 2014 a 2015 cuando contrató a Martin Odegaard y Marco Asensio, dos de las mayores promesas del planeta fútbol, con las que se cuenta y mucho para los próximos años. El mallorquín, de hecho, es ya una realidad que está viviendo sus primeros y muy intensos días como madridista. Y ya en el estío pasado, Jesús Vallejo, el capitán más joven del fútbol profesional, pasó a ser del Madrid mientras seguía cedido en su Real Zaragoza. Ahora, el aragonés está formándose en el fútbol de élite en Fráncfort con el Eintracht.

Esas contrataciones hicieron que el Real Madrid, aun a sabiendas de que la sanción estaba al caer, no se haya abrigado en exceso para el invierno. Confía en la juventud de su plantilla y en las jóvenes promesas que tiene repartidas por España y Alemania. Futbolistas prometedores que, una vez vuelvan de sus particulares Erasmus, podrán incorporarse a la disciplina madridista.


Kike Marín

Como ya hiciera con el Barça, FIFA castiga a ambos clubes por incumplir el por incumplir el artículo 19 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores

Conscientes de la realidad que se avecinaba, la vuelta de Álvaro Morata se antojaba obligatoria. Y no para venderlo, sino para quedárselo durante este tiempo como uno más de la plantilla. En la delantera se ha unido Mariano Díaz, un punta en el que Zidane confía mucho y al que conoce de maravilla, al haberlo entrenado en el Castilla. El Madrid ha pasado así de tener solo un ‘9’ a tener tres. Dos canteranos para estorbar todo lo que puedan a Benzema.

A los Morata, Mariano o Asensio se podrían unir el próximo verano hasta cinco jugadores. Estos son Diego Llorente, Burgui, Mayoral, el propio Vallejo y Marcos Llorente. Burgui, ahora en el Sporting, es el único con el que, en principio, no se cuenta para el primer equipo. Los otros cuatro jugadores son considerados de una gran valía y podrían tener su hueco en la primera plantilla si se producen algunas bajas determinadas. La posición que ahora mismo más necesita una renovación a medio plazo es la defensa central. Además de Nacho, Pepe (33 años) y Ramos (30 años) están en los últimos años de sus carreras y Varane no acaba de tener continuidad por sus problemas físicos. Es por ello que Diego Llorente y Vallejo son cuidados con mimo. Marcos Llorente, por su parte, es un excelente pivote, considerado una de las perlas madridistas, que ha debutado esta temporada en Primera División con el Alavés. Borja Mayoral hoy milita en el Wolfsburgo hasta final de junio y también podría volver.

El Madrid confía su futuro a jugadores como Asensio y Morata. (EFE )El Madrid confía su futuro a jugadores como Asensio y Morata. (EFE )

Eso se suma a los fichajes que vestirán de blanco, pero en el Castilla. El Real Madrid se ha gastado 10 millones de euros en traer a dos de las grandes perlas sudamericanas del momento: Federico Valverde, de Peñarol, y Sergio Díaz, de Cerro Porteño. Si ambos futbolistas convencen a Zidane con sus actuaciones en el filial madridista, podrían ser un recurso interesante para la primera plantilla. Y no olvidemos a Aleix Febas, probablemente el jugador de mayor proyección que se ha fabricado en Valdebebas en los últimos años y que debe ser el pivote del Madrid en el futuro.

Menos cantera, más fondo de armario

La estrategia del Atlético de Madrid ha sido diferente. Sí se ha tomado muy en serio la idea de mejorar el plantel de manera inmediata, con jugadores ya contrastados que puedan aportar desde ya al equipo del Cholo. Un total de 81 millones invertidos así lo atestiguan. La mayoría de ese montante ha ido a parar a Sevilla y Benfica, por los fichajes de Gameiro y Gaitán. El resto ha servido para fichar a otro jugador joven que viene a competir por ser titular, Vrsaljko, y dos futbolistas que se marcharon cedidos, Diogo Jota y Alex Werner.

Santos Borré y Diogo Jota son del Atlético, aunque aún no hayan jugado como colchoneros. (EFE)Santos Borré y Diogo Jota son del Atlético, aunque aún no hayan jugado como colchoneros. (EFE)

Estos dos jugadores forman parte de una política rojiblanca que consiste en contratar talento joven para mandarlo a crecer a otro lugar. Salvo Óliver, Theo y Manquillo, que se han criado como colchoneros desde pequeños, el resto de jugadores cedidos han venido de otros equipos como apuesta de futuro. Es el caso también de Santos Borré, que después de una temporada cedido en su club de procedencia, el Deportivo Cali, ahora viste los colores del Villarreal. Estos nombres se suman a los de dos grandes futbolistas llamados a convertirse en estrellas más pronto que tarde: Kranevitter y Vietto. Ambos jugadores ya formaron parte de la primera plantilla del Atlético de Madrid la pasada temporada, aunque no convencieron a Simeone para quedarse. Seguirán trabajando en el Sevilla con la esperanza de volver a la disciplina colchonera.

Es una manera de actuar que poco o nada tiene que ver con la forma de gestionar sus plantillas de Simeone. Ha quedado bien demostrado en todo el tiempo que acumula ya como entrenador del Atlético que tiene poca confianza en los jugadores sin experiencia. ¿Se acuerdan de Guilavogui, Jiménez o Baptistao? Fueron fichajes que no han tenido ni una oportunidad en el equipo. Vietto y Kranevitter ya se han tenido que marchar y Correa es un jugador de recurso. Por no hablar de los canteranos como Óliver, Borja Bastón o Manquillo, en los que nunca ha creído el Cholo. Incluso a dos fijos ahora como Saúl y Oblak les costó un mundo abrirse un hueco en el once.

Fuente: ElConfidencial – Deportes