LaLiga tiene tecnología para esclarecer los goles fantasma ¿por qué no la usa?

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Minuto 76 de partido en Anoeta entre la Real Sociedad y el FC Barcelona. Un balón llega a Vela que se saca un zurdazo directo al larguero de la portería defendida por Ter Stegen. El balón impacta con violencia en el suelo y sale rebotado a Juanmi, que lo remata a gol aunque un juez de línea de pericia escasa se equivoca al anularlo por fuera de juego. Debería haber subido al marcador en todo caso, pero aun sabiendo que el segundo remate era correcto, sigue quedando la duda del primero. ¿Fue gol el tiro de Velanbsp;

Las escasas repeticiones ofrecidas son incapaces de sacar de duda al espectador. En la primera sí lo parece, en la segunda, desde atrás, menos. Difícil, en todo caso, dar un diagnóstico final, imposible si se es el árbitro y solo se dispone de un vistazo. Es un conflicto tan antiguo como el fútbol, con momentos tan cumbres como el gol de Hurst en la final del 66 o el de Míchel a Brasil en el 86. 


Gonzalo Cabeza

El equipo azulgrana fue muy inferior a la Real y solo un gol de Messi y un gol mal anulado evitó que fuese peor. Ya son seis puntos los que le lleva el Madrid, que visita el Camp Nou el sábado

Es un problema, eso sí, en vías de solución. Desde hace unos años la FIFA se dio cuenta de que su tecnofobia no iba a ningún lado. El mito decía que el fútbol era más divertido con polémica, pero ese muro ya está derribado en las competiciones internacionales más importantes y en ligas europeas de primer nivel como la inglesa, la italiana, la francesa o la alemana. En la española, sin embargo, no está en marcha. Es para algunos, incluido su presidente Javier Tebas, la mejor liga del mundo, pero los goles fantasma siguen quedando en el limbo

Y el caso es que en el entorno de la Liga aseguran que este problema lo tienen solventado. Los goles fantasmas que ocurren en los campos españoles se pueden analizar y, consecuentemente, juzgar en el instante, pero no se hace porque el sistema implementado por la Liga no tiene la homologación de la FIFA, que es exigida por el organismo internacional para dar validez a estas cosas. Y como quiera que son los rectores del fútbol, sin su ‘níhil óbstat’ no hay legalidad. 

El sistema que utiliza la Liga es Media Coach, desarrollado por Mediapro, una empresa con excelentes relaciones con la institución que dirige el campeonato español, especialmente entre sus presidentes, Jaume Roures y Javier Tebas, respectivamente. No es un programa pensado únicamente para valorar esta circunstancia del juego, sino algo más global que por medio de muchas cámaras colocadas en cada estadio estudia todos los parámetros posibles de un partido: estadísticos, arbitrales, tácticos, técnicos… y también es capaz de detectar si el balón cruzó o no completamente la línea de gol. Esto, por lo que se ve, no es suficiente para la FIFA. 

 

Demasiado caro

El organismo internacional solo ha dado su visto bueno a dos sistemas de evaluación para saber si un balón entra o no en la portería y en el entorno de la Liga aseguran que los precios son desorbitados y se consideró que no era una inversión inteligente para una jugada que, cierto es, no deja de ser una rareza dentro del mundo del fútbol. Son, aseguran, unos cuatro millones de euros anuales lo que cuesta implantar los sistemas que patrocina la FIFA, un exceso que probablemente también beneficia a la organización dirigida por Gianni Infantino. 

En La Liga consideran que el fútbol español tenía necesidades más acuciantes que solucionar el gol fantasma, como por ejemplo la adecuación de los estadios a nuevas formas televisivas, con elementos ahora presentes en la mayoría de estadios como la Spider Cam (esa que va colgada a unos cables y que ofrece imágenes rompedoras del fútbol). Así que la idea de pagar un canon de esa magnitud quedó en un cajón, como tantos otros proyectos que se consideran innecesarios. El problema, claro, es que Vela tiró al larguero, el balón cayó a plomo y a estas horas solo los que hayan tenido acceso a los datos de Media Coach, que no son públicos, pueden saber si el árbitro acertó o no con su decisión. Y eso, un gol fantasma, devolvió la impresión de que La Liga española está menos desarrollada que sus competidoras en aspectos importantes.


Kike Marín

El asistente del extremeño Gil Manzano anuló un gol legal a Juanmi, el cual le habría dado a la Real la victoria que mereció ante un Barça al que se impuso en todas las facetas del juego

Hay un detalle más que se valoró para no llevar a cabo esa inversión millonaria, y es que el fútbol va camino en no mucho tiempo de implantar el vídeo como elemento habitual, no solo en los goles fantasmas, sino en todo lo demás. Está en el aire y se piensa en dos años como horizonte para que eso pase, aunque a la medida tampoco le faltan detractores. Dicen que frenaría el juego, que podría hacer de este deporte algo más trabado y aburrido. La realidad, sin embargo, señala que cada vez son más los deportes en los que se utiliza el vídeo (baloncesto, fútbol americano, rugby o tenis) y la experiencia de los usuarios no ha cambiado drásticamente. A cambio, además, se ha conseguido mayor justicia deportiva.

El gol de Vela quedará como uno de los últimos, si ocurre en el futuro lo que en La Liga piensan que pasará. Un vestigio del pasado que habrá que explicarle a los niños cuando vean el gol de Míchel y pregunten por qué el árbitro no fue al vídeo a resolver el entuerto. Es solo cuestión de tiempo.

Fuente: ElConfidencial – Deportes