Los titulares del Barcelona le sacan una galaxia de distancia al Celtic de Glasgow

13.09.2016 – 22:44 H. Entrenamientos hay con más exigencia que el Celtic de Glasgow. Incluso piques de barrio, de esos que se juegan sobre asfalto y ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
3,30

13.09.201622:44 H.

Entrenamientos hay con más exigencia que el Celtic de Glasgow. Incluso piques de barrio, de esos que se juegan sobre asfalto y con dos abrigos como marcas de la portería. Sabido esto, el Barcelona jugó muy bien y resolvió con mano de hierro. Se gustó, tocó lo que tenía que tocar y le recordó a todos aquellos que miran la Champions que en su plantel está una buena parte de los mejores jugadores del mundo. Y, en esa lista, tres delanteros colosales como son Messi, Neymar y Luis Suárez. 

El Barcelona tenía hambre. El sábado había perdido con los suplentes y esta vez Luis Enrique decidió que ni una sola concesión: los buenos, los mejores de los disponibles. Faltaba en el once Iniesta, que está poco a poco volviendo después de una lesión. Entró en la segunda parte para avisar de que él sigue en la lista de los grandes, lo hizo con un tremendo golazo. El mejor de una noche que tuvo muchos. 


Alonso Castilla

Diferentes asociaciones repartieron 30.000 esteladas que se dejaron ver con mucha notoriedad en las gradas del Camp Nou. La UEFA tomará buena nota una vez más…

En la panoplia de goles hay uno de falta de Neymar que pudo detener el portero escocés, el golazo de Iniesta que es un zurriagazo desde el borde del área, el de Luis Suárez, que de espaldas a portería se volteó y dio un zarpazo tremendo a un portero que tampoco estaba por la labor de detener algún balón. Ni una sola gran parada se le recuerda, fallando claramente en al menos un par de goles. Pero era lo de menos, porque otro en su posición tampoco hubiese hecho mucho más. Sobrevivir a un huracán que te viene de frente no es lo normal. Además de los nombrados hubo otro de Suárez y tres más de Messi, siempre dispuesto a cerrar con un toque sutil las triangulaciones eternas de su equipo, que en esta ocasión terminaban en el borde del área chica de los británicos. 

Siete fueron, con la estrella argentina demostrando una noche más que él tiene una facilidad indiscutible para hacer cualquier cosa con los pies. Aprovechó la hierática defensa escocesa para tirar paredes con sus dos amigos, Pim, pam, pim, solo contra el portero. Otro también recién sacado de un museo de arte egipcio, como buena momia inmóvil. Si el Barça no tuviese nada más, si solo fuese Messi, competiría. Con el resto, un poco más. 

Es realmente divertido jugar contra rivales inferiores en los días después de los errores importantes. Sirven para reafirmarse, para darse golpes en el pecho y gritar como se grita en la tribu. Estamos aquí, no nos hemos ido, somos los de siempre. Y, como demostración, una soberana paliza contra un muñeco de trapo. Porque los escoceses por no tener no tenían ni agresividad, no hacían faltas, solo pasillos para que las estrellas se luciesen. 

 

Los suplentes, poco a poco

Luis Enrique no concedió rotaciones y eso lo notó hasta el único no habitual que disputó el partido de inicio. Andre Gomes se vio cómodo en un ambiente festivo, jugó bien y entendió rápido cuáles eran las fórmulas para derrotar al Celtic. Estuvo a la altura de Rakitic y Busquets, todos muy cerca del área, ahogando la acumulación de piezas verdiblancas. Los laterales, Sergi Roberto y Jordi Alba, fueron extremos de una noche  Igual el asturiano tiene que pensar en rotar de otra manera, no quitar nunca a todas las estrellas para que los nuevos tengan una red de seguridad. 

Claro, que los días grises lo son también para gente como Neymar. Hizo un partido tétrico contra el Alavés y uno de los mejores que se le recuerdan de azulgrana contra el Celtic. No han pasado ni cuatro días y parecen dos jugadores distintos. El brasileño marcó uno y dio, ni más ni menos, que cuatro asistencias. Un partido completísimo en el que nadie le testó la velocidad ni el recorte, con lo que mueven sus pies era más que suficiente para hacer caer el endeble muro céltico. 


Gemma Herrero. Barcelona

Mientras desde el club se le quita importancia a la derrota ante el Alavés, el técnico azulgrana se reunió con sus jugadores antes del entrenamiento para analizarla

Brendan Rodgers, técnico del equipo católico, tiene fama de hacer equipos que quieren jugar, y así lo parecieron el sábado, en el Old Firm, donde ganaron 5-1 a su eterno rival de Glasgow. Pero el ataque es una filosofía de vida que no se siempre se puede desplegar. Para eso hay que tener el balón de vez en cuando, tratarlo bien, intentar que no te lo quiten. Y se necesita algo de talento para intentarlo. 

Rodgers, que sabía que lo último era lo que le fallaba, trató de arroparse, de cerrar la defensa lo máximo e inquietar a los jugones del Barça. No le entendieron bien los suyos, que no debían de hablar el mismo idioma que su técnico. Así que sí, se pusieron en dos líneas juntas en la corona de su área, con siete jugadores ahí apoltronados, pero no se movieron, no se activaron. Supieron las posiciones, dónde estar, pero no las cosas que tenían que hacer, cómo desarrollar los conceptos de juego. El ataque no salió, porque no es posible sin balón. La única vez que lo llevaron a cabo fue en una contra bien conducida por Dembelé que terminó en un penalti de Ter Stegen. Solo ganaba 1-0 el Barça, pero dio un poco lo mismo, porque el portero alemán enmendó su propio error. 

Y así empieza la Champions el Barça, arrasando, pasando por encima de una víctima propiciatoria. Como se le exige a los grandes. 

Ficha técnica

7 – Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets (Rafinha, min.61), Rakitic (Iniesta, min.46), André Gomes; Neymar, Suárez y Messi.

0 – Celtic Glasgow: De Vries; Lustig, Kolo Touré, Sviatchenko (O’Connell, min.67), Tierney; Bitton (Mc Gregor, min.76), Gamboa, Brown; Sinclair, Roberts (Armstrong, min,67) y Dembélé.

Goles: 1-0, min.3: Messi. 2-0, min.26: Messi. 3-0, min.50: Neymar. 4-0, min.59: Iniesta. 5-0, min.60: Messi. 6-0, min.75: Luis Suárez. 7-0, min. 87: Luis Suárez.

Árbitro: Ovidiu Hategan (RUM). Mostró cartulina amarilla a Ter Stegen (min.23), Rakitic (min.40) y a Brown (min.66).

Incidencias: Asistieron al encuentro 73.920 espectadores en partido de la primera jornada de la primera fase de la Liga de Campeones disputado en el Camp Nou

Fuente: ElConfidencial – Deportes