“Necesito una firma urgente”: el correo a Carvalho sobre sus derechos de imagen

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

Ricardo Carvalho continúa en el punto de mira de la justicia española. Según los nuevos datos filtrados por ‘Football Leaks’ y publicados por ‘El Mundo’ como miembro de la red de periodismo de investigación EIC, el central portugués habría recibido un documento para firmar once días después de que la Agencia Tributaria propusiera elevar su caso a delito… con fecha de un mes antes y sin ninguna firma previa en el mismo.

Según ‘El Mundo’, el mensaje habría sido enviado por Julio Senn, especialista en el asesoramiento en el sector del deporte y el entretenimiento, a Miguel Marques, el asesor financiero de Jorge Mendes. Y, en el mismo, habría pedido que Carvalho firmara ciertos documentos de manera urgente, papeles que serían un anexo al contrato que vinculaba a ambas partes desde el año 2004. También pedía la firma de Christian, que se trataría del administrador de Alda Ventures, la sociedad de las Islas Vírgenes Británicas en la que se salvaguardaban los derechos de imagen del jugador portugués.


Roberto R. Ballesteros

El juez había impedido que se ratificaran los peritos de la Agencia Tributaria, lo que abocaba la investigación al archivo, pero cambió de opinión justo cuando saltó el escándalo

“Necesito que esto esté firmado por Christian y por RC. Urgente. Me vale escaneado. Pero ASAP (‘Tan pronto como sea posible’, en inglés)!!!! Y por mails alternativos”, reza el mensaje enviado por Senn. Este habría sido enviado el 30 de enero de 2016, cuando ya era conocedor de que Hacienda se encontraba tras la pista de Carvalho. Sin embargo, el documento que pide firmar tiene fecha de un mes antes, exactamente del 28 de diciembre de 2015.

El documento que acompañaba el mensaje, sin firma previa pese a ser anterior a la fecha de solicitud, se trataba de un contrato de cesión de los derechos de imagen entre Carvalho y Alda Ventures, en el que se pondría por escrito un supuesto pacto alcanzado verbalmente once años atrás, en concreto en el año 2004. Ese acuerdo de palabra señalaría que el jugador había solicitado no recibir un solo euro de sus ingresos publicitarios hasta un año después de haberse retirado.

“El jugador y la empresa acordaron verbalmente que, para asegurar al jugador una cantidad de dinero suficiente como para mantener un nivel de vida similar al que ha disfrutado durante su etapa como futbolista profesional, la empresa pagaría al jugador todo lo derivado de la explotación de sus derechos de imagen no antes de que hubiera pasado un año desde su retirada oficial como jugador de fútbol profesional”, confirma el anexo al contrato enviado a Marques.

La intención de este documento es confirmar que Ricardo Carvalho no había cobrado nada de sus derechos de imagen, al no encontrarse retirado todavía, una manera de intentar demostrar ante la Hacienda española que no existía ninguna intención de ocultar dinero por parte del central luso, y que sería entregado a la Agencia Tributaria el pasado 4 de febrero de 2016.

Fuente: ElConfidencial – Deportes