Nunca una 'convocatoria' de Julen Lopetegui hará más feliz a alguien

03.10.2016 – 05:00 H. Justo una semana antes de dar su segunda lista como seleccionador español, Julen Lopetegui realizó una visita sorpresa al Hospital 12 ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

03.10.201605:00 H.

Justo una semana antes de dar su segunda lista como seleccionador español, Julen Lopetegui realizó una visita sorpresa al Hospital 12 de Octubre de Madrid para ver a varios chicos que se encuentran ingresados por enfermedades raras y, especialmente a uno de ellos, Daniel Llano, que padece el Síndrome de Morquio, una dolencia genética degenerativa e incurable que le provoca malformaciones en el cuerpo.  

No era una visita ‘oficial’, de ahí que ni hubiera medios ni la intención del entrenador guipuzcoano fuera publicitarla. Sin embargo, fue el propio Dani quien desveló el encuentro vía Twitter, donde no dudó en colgar una foto suya con Julen y darle públicamente las gracias por ‘ficharle’, de ahí que la visita dejara de ser anónima. La vida de este héroe de 17 años ha sido y sigue siendo un auténtico drama, aunque como suele suceder en estos casos él la lleva con una valentía digna de admiración. Así, a su incurable enfermedad hay que añadirle una complicada situación familiar que precisamente la visita de Julen Lopetegui puede ayudar a resolver satisfactoriamente.  

Hace dos años, Mar Acosta, la madre de Dani, tuvo que solicitar al Hospital 12 de Octubre la aplicación del tratamiento para su hijo, que había sido seleccionado por unos laboratorios para recibir la terapia de forma gratuita durante ocho meses, tras los cuales sería el hospital el que tendría que hacerse cargo del coste del medicamento. Pasado este tiempo, la dirección del 12 de Octubre comunicó a Mar que el procedimiento no iba a llevarse a cabo con el argumento de que “no hay casos suficientes que demuestren que dicho tratamiento tiene eficacia”. 

Después de mucho luchar, esta madre coraje, a quien su marido había abadonado sin querer saber nada de Dani, se salió con la suya y su hijo ha seguido recibiendo un tratamiento que, además, parece haber frenado su enfermedad, lo cual ya es una grandísima noticia, tal y como cuenta a El Confidencial Eva Robles, periodista especialista en Salud y personas en situaciones difíciles, que vive muy de cerca el caso de Dani y fue precisamente quien invitó a Lopetegui a visitarle. 

Julen Lopetegui, durante su visita a Dani en el Hospital 12 de Octubre en la que también conoció a su amigo Óscar. Julen Lopetegui, durante su visita a Dani en el Hospital 12 de Octubre en la que también conoció a su amigo Óscar.

Sin embargo, y quizás por aquello de que las desgracias nunca vienen solas, el pasado verano un cáncer dejó a Dani sin su madre, de ahí que su padre se haya visto obligado a hacerse cargo de él y se lo haya llevado a vivir a un pueblo de Cáceres, desde donde todos los viernes ambos deben trasladarse hasta Madrid para seguir recibiendo el tratamiento en el Hospital 12 de Octubre.

Pero hay más, tal y como cuenta Eva Robles, tras ser abandonada por su marido y quedarse sola a cargo de Dani, Mar tuvo una hija de un nuevo matrimonio. Antes de morir, víctima del mencionado cáncer, hizo prometer a su segundo marido que se ocuparía de Dani, pero éste no ha querido saber nada de él e, incluso, no le deja ver Nina, su hermana. Precisamente esto es lo que ahora más preocupa a Dani, poder volver a ver a la pequeña Nina, aunque para ello se antoja que habrá que recurrir a abogados, justo lo que él quiere evitar, consciente de que el cariño no se gana en los juzgados. 

Durante su visita a Dani, Lopetegui también tuvo ocasión de conocer y saludar a Óscar, ocho chaval que padece una enfermedad rara, de la que, según cuenta Eva Robles, ha tenido que ser operado ya sesenta veces. “Sólo he traído una camiseta para Dani”, se disculpó Julen con Óscar, quien hasta tenía un cromo suyo de su etapa de portero para que se lo firmara.

La preocupación e implicación del seleccionador con estos dos chavales es tal que no dudó en prometerles una visita a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para conocer a los jugadores. Ni que decir tiene la enorme ilusión que esto les hace a ambos. Pocas veces, por no decir nunca, una ‘convocatoria’ de Lopetegui hará tan feliz a alguien. Y no lo decimos sólo por Dani y Óscar, sino por el propio Julen…  

Fuente: ElConfidencial – Deportes