Pacheco, la explosión del testigo de la encarnizada guerra Mourinho-Casillas

11.02.2017 – 05:00 H. – Actualizado: 1 H. Ser tercer portero del Real Madrid es una dura profesión. Muchos han vivido en un escenario nada cómodo, ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,10

11.02.201705:00 H. – Actualizado: 1 H.

Ser tercer portero del Real Madrid es una dura profesión. Muchos han vivido en un escenario nada cómodo, siempre con el mismo final. Preparativos para la correspondiente mudanza y comienzo de una nueva vida en otra parte. El actual seleccionador nacional, por poner un ejemplo, lo vivió cuando dio el salto al primer equipo madridista, un trampolín que aprovechó Julen Lopetegui para firmar una buena carrera. En ese lugar se encontró el guardameta de moda en España hace ya dos temporadas. Contaba con interesantes propuestas, pero finalmente optó por el Alavés. El proyecto, en Segunda división, presentaba una gran solidez, como ha quedado demostrado, y aunque el de Vitoria no era de los equipos a priori favoritos para subir, diez años después sellaba su regreso a la élite. Fernando Pacheco fue vital para ello, igual que en el presente ejercicio ha explotado de manera definitiva, con guinda en forma de final de la Copa del Rey. Un tipo que aprendió el oficio cuando la portería del Real Madrid era un polvorín…


Jesús Garrido

Han pasado 16 años y muchas tropelías, pero el Alavés vuelve a sentirse uno de los más grandes al clasificarse por primera vez en su historia a la final de Copa tras ganar al Celta

En noviembre de 2010, cuando jugaba en el primer juvenil, es citado para un partido que el Real Madrid de Mourinho disputó con el Sporting de Gijón. Es descartado, pero es su primer contacto con el fútbol de alto nivel. Ya entonces era valorado en diferentes lugares, sobre todo en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde se curten en categorías inferiores los mejores talentos. Los técnicos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) siempre le apreciaron. Mientras se iba cuajando en los equipos que circulan por debajo del primero equipo madridista, él iba sacando brillo a su currículum defendiendo la camiseta roja de España. Internacional con la Selección Sub 19 de España —ganó el Campeonato de Europa de esta categoría en 2011—, la Sub 20 y la Sub 21, Fernando iba apareciendo en las agendas de diferentes directores deportivos. No se puso nervioso nunca, no quiso precipitarse, sí alargar lo necesario su formación con el fin de estar listo para competitr con los mejores cuando tocara.

Fernando Pacheco ha alcanzado la madurez en Vitoria (Cordon Press)Fernando Pacheco ha alcanzado la madurez en Vitoria (Cordon Press)

Mourinho le echó el ojo muy pronto. El futbolista nacido en la Puebla de Obando (Badajoz) llegó a la Fábrica en 2006 para formar parte de un equipo cadete. Procedente del Flecha Negra, su actuación en un torneo de selecciones autonómicas —era capitán de la extremeña Sub 14— le abrió las puertas del Real Madrid. En cuanto el entrenador portugués le vio en acción, subrayó su nombre en rojo. Fue escalando Pacheco peldaños en las categorías inferiores, tocando alguna vez el primer equipo en algún entrenamiento. En la campaña 2013/2014 es titular en el Real Madrid Castilla, sufriendo el descenso a la Segunda división B. Pero es una campaña positiva en lo personal. Su crecimiento es firme y constante. Otros secundarios como Jesús Fernández o Antonio Adán habían estádo por delante del pacense, aunque en el club es mejor valorado internamente por los técnicos el actual finalista de la Copa del Rey.

A escasos metros, a veces en primera línea, cuando se le reclamaba para completar un entrenaniento del primer equipo, maduraba Pacheco. Veía cómo su ídolo iba cayendo en desgracia para Mourinho. “Casillas es el mejor de la historia”, dijo Fernando cuando fue presentado como jugador del Alavés. Paradójicamente, el ejecutor del mito no perdía detalle de la evolución del extremeño. Tan buen concepto tenía de él que le hizo debutar con el primer equipo en un partido de Copa del Rey en el mes de diciembre de 2011. Se medía el Madrid a la Ponferradina y Mourinho retiró del terreno de juego a Adán para que Pacheco viviera unos minutos únicos. Entonces jugaba en el tercer equipo de la institución. La realidad de la portería del primer equipo era en aquella época sosegada, algo que cambió más adelante. Justo un año después se desataron las hostilidades entre Iker y Mourinho.

Pacheco, en acción (Cordon Press)Pacheco, en acción (Cordon Press)

Igual que nunca tapó su gran veneración por Casillas, siempre que se le preguntó por Mourinho, Pacheco le dedicó buenas palabras. No podía dejar de lado que fue el polémico estratega el que le hizo debutar con el primer equipo siendo un jovenzuelo. La portería del Real Madrid fue foco de espamos desde que el conflicto entre Iker y Mourinho entrara en erupción. Llegó Diego López cuando el de Móstoles se lesionó y Alberto Adán decidió ya entonces que su futuro estaba en otra parte, ejecutando el plan meses después. La hora del salto definitivo se aproximaba, pero su compañero Jesús Fernández le ganó el sitio cuando Carlo Ancelotti tomó el relevo de Mou. Sin embargo, en las instalaciones de Valdebebas seguía su crecimiento, al mismo tiempo que los técnicos de la cantera cada día le veían más preparado para integrar el primer plantel.

Ya entonces, en verano de 2014, tras la Décima ganada en Lisboa, pudo seguir su progresión en otra parte, pero optó por quedarse en Madrid como tercer portero, a la sombra de Iker Casillas y el recién llegado Keylor Navas. Tiene claro que la temporada 2014/2015 debía servir para completar su adiestramiento. No es un ejercicio sencillo, porque el debate sobre quién debe defender la portería del Real Madrid sube de nivel. El ahora guardameta del Oporto es cada vez más criticado, también más enfrentado con una gran parte de la grada del Santiago Bernabéu. El tico es suplente porque Carlo Ancelotti apuesta por Iker. Fernando vuelve a vivir en un plató rodeado de eterna controversia en una temporada nefasta para el club madrileño, que vio cómo el Barça sellaba un triplete histórico. Un año entero sin protagonismo ante las cámaras, pero de fundamental aprendizaje.

Pacheco ha sido internacional con España en categorías inferiores (Cordon Press)Pacheco ha sido internacional con España en categorías inferiores (Cordon Press)

El Alavés, con la euforia desatada tras clasificarse para disputar la final de la Copa del Rey, se pasó de frenada y anunció lo que se guardaba en secreto desde hacía tiempo. Mientras la fiesta se propagaba desde Mendizorroza hasta todos los rincones de Vitoria, el club que maneja Josean Querejeta hizo oficial la mejora y prórroga del contrato del buen guardameta extremeño. No era lo programado, pero el entusiasmo mutó el plan. El Real Madrid ahora ya aparece como una ‘amenaza’ en el horizonte. Si en las oficinas del Santiago Bernabéu no se pensaba en recuperar a Pacheco, si el asunto no se contemplaba, seguramente ahora todo ha cambiado. Pagando 4 millones antes de que acabe la actual campaña puede recuperar al arquero. Él se siente feliz en el club blanquiazul, pero ahora corre el riesgo de verse de vuelta en la capital. Su cotización se ha elevado y el club que preside Florentino Pérez puede hacer negocio con uno de los artífices de la histórica gesta del Alavés.

No ha estado muy lúcida la dirigencia del Alavés durante esta semana. Tras la metedura de pata con Pacheco, firmó otra este viernes, al anunciar que pedía oficialmente que la final de la Copa del Rey se disputara en San Mamés. Poco después, el Athletic Club de Bilbao desactivaba el comunicado de su vecino con otro en el que informaba que es imposible que su estadio acoja este partido debido a un concierto ya programado de antemano. Pero eso es lo de menos cuando hacer oficial a destiempo la renovación de Pacheco puede haber sido fatal. El cancerbero no pierde el tiempo en elucubraciones y disfruta el momento, con esa final de la Copa del Rey que vivirá como protagonista principal. “No esperaba vivir esto, tenía miedo cuando vine a Vitoria porque era la primera vez que salía del Real Madrid”, dijo tras rubricar su nuevo compromiso con el Alavés. “La verdad es que ni en mis mejores sueños pensaba que me iba a ir ido todo tan bien”, reconoció. Y enfatizó que ahora está “en el sitio correcto para seguir creciendo”. Toca ver si le dejan…

Fuente: ElConfidencial – Deportes