Por qué es (casi) imposible que el Sevilla dispute la Liga al Madrid y al Barcelona

publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0

¿Hay Liga? Cuatro puntos (o cinco o siete, en función del resultado que obtengan los merengues en el partido aplazado frente al Valencia) separan a FC Barcelona y Sevilla del Real Madrid. Ese es el punto de partida de los dos perseguidores de los merengues, tras un inicio de segunda vuelta con empate y derrota, para ‘asaltar’ el trofeo más complicado, el de la regularidad. De acuerdo a los números, los blaugranas tienen opciones; los de Nervión, muy pocas.

Los 42 puntos en la primera vuelta y una remontada de infarto frente al Madrid para estrechar el margen hicieron soñar al conjunto hispalense con el título hace unos días. “No, no es imposible ganar la Liga con el Sevilla”, afirmó Jorge Sampaoli, entrenador del club hispalense allá por Navidades. Tiene razón el técnico chileno, ya que, según los datos y las dinámicas, obtener el trofeo liguero no es un imposible, pero sí un improbable.

Desde 2008, el campeón de Liga ha obtenido al menos 85 puntos. Sólo el Atlético de Madrid, en 2014, fue capaz de romper el duopolio del Real Madrid y el Barcelona. Obtuvo 90 puntos y no fue fácil. Ganó la Liga en la última jornada al Barça, segundo en discordia a 3 puntos y con la diferencia de goles a su favor, tras una primera de partido donde fue por debajo del marcador y, por ende, perdía el campeonato.

En el ecuador de la presente temporada, con una jornada menos, el Madrid tiene una ventaja considerable para alzarse con el título. El Sevilla, tras esta primera vuelta, y de seguir al mismo nivel y ritmo, proyecta 84 puntos, insuficientes de acuerdo a los números de años anteriores. En los dos últimos diez años, sólo en 2008 el campeón de liga obtuvo menos de 80 puntos.

Tras el Atlético, el único equipo que fue capaz de romper el duopolio de Madrid y Barcelona fue el Villarreal en 2008. Alcanzó los 77 puntos en una temporada de ensueño. Le sirvió para quedar segundo y ver a lo lejos cómo el Real Madrid levantaba el trofeo con 8 puntos de margen.

Al margen de las dinámicas de los últimos años hay un indicador revelador en esta primera vuelta. El diferencial entre las ocasiones creadas y las ocasiones recibidas durante las primeras 19 jornadas de la Liga. El Madrid es el que más llega y uno de los que menos recibe. Le sigue el Barcelona a una distancia prudencial, pero asequible para un equipo con Messi entre sus filas. El Sevilla, en cambio, se sitúa muy lejos de los números de merengues y blaugranas.

El Sevilla es el equipo, de los tres aspirantes, que mejor ha gestionado sus recursos en los partidos disputados hasta ahora. Crea casi el mismo número de ocasiones que le generan en contra. Una virtud que se le puede volver en contra el día que no esté acertado de cara a gol. En cambio, el Madrid y el Barcelona generan muchas más ocasiones en área contraria de las que reciben en área propia.

De acuerdo a los números, el margen con el que cuenta el Sevilla es escaso. Por cada gol que encaja, marca 1,68 goles. Por contra, las cifras de Madrid y Barcelona son más holgadas, por encima de los 2,5 goles por cada tanto en contra. En este sentido, los números del cuarto aspirante esta temporada, el Atlético, confirman el momento de altibajos que atraviesa.

El Sevilla tiene, por tanto, 18 jornadas más, tras un inicio de segunda vuelta a contrapié, para demostrar que el fútbol no son solo estadísticas. Ya lo hizo el Leicester la temporada pasada con peor estatus en relación con los grandes equipos de la Premier. Los números, los millones de presupuesto, la calidad individual de los jugadores con respecto al duopolio que forman el Madrid y el Barcelona, le dan un margen muy estrecho a los sevillanos. O fallan a la vez ambos equipos o serán 18 partidos al borde del precipicio contra todos estos elementos. ¿Hay Liga más allá del duopolio del Real Madrid y el Barcelona? La respuesta la tiene el Sevilla y su batalla contra los números.

Fuente: ElConfidencial – Deportes