Por qué este acuerdo tampoco detendrá la guerra en Siria

10.09.2016 – 22:20 H. “Hoy los Estados Unidos y Rusia anunciamos un nuevo plan que, esperamos, reducirá la violencia, el sufrimiento y retomará el camino ...
publicado por
ElConfidencial Noticias avatar photo
hace karma
0,20

10.09.201622:20 H.

“Hoy los Estados Unidos y Rusia anunciamos un nuevo plan que, esperamos, reducirá la violencia, el sufrimiento y retomará el camino hacia una paz negociada y una transición política en Siria”. El secretario de estado norteamericano John Kerry ha comunicado el nuevo acuerdo elaborado por Washington y Moscú para una Cesión de Hostilidades en Siria que comenzará el lunes 12 de septiembre. A partir de esta fecha, todas las partes del conflicto se comprometen a detener el combate, “incluidos los bombardeos aéreos”, para facilitar la entrada de ayuda humanitaria “incluido en Alepo”, ha dicho John Kerry, y para retomar las negociaciones de paz.

Primero se establecerá una tregua de siete días para que la población puede celebrar la festividad del cordero Eid al Adha. Si todas las partes del acuerdo respetan la pausa, y los convoyes humanitarios pueden entrar a las ciudades afectadas, Estados Unidos y Rusia iniciarán un centro de coordinación militar y de inteligencia para combatir a Daesh y a Jabhat al Nusra (ahora Jabhat Fatah al Sham, antigua filial de Al Qaeda en Siria). “La oposición legítima tiene que distanciarse en todo lo posible de al Nusra y Daesh”, ha afirmado John Kerry, que ha puesto el foco sobre los grupos terroristas. 

El Cese de Hostilidades es la culminación de meses de conversaciones entre John Kerry y el Ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, que el viernes mantuvieron una reunión de varias horas en Ginebra. Tanto el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, como Turquía han recibido con ánimo el acuerdo. El gobierno sirio de Bashar al Asad también ha sido informado de todos los detalles del documento. Sin embargo, éste podría ser otro de los frustrados intentos por encontrar un final a la guerra de Siria. Otros encuentros como los de la Liga Árabe, el de Ginebra, Viene o Riad finalizaron sin progresos claros. La última tregua del pasado mes de febrero fue violada tanto por el régimen como por la oposición. “Aunque ha reducido la violencia en todo el país”, matizó John Kirby, el portavoz del departamento de Estado, “estamos muy preocupados por (…) los ataques a civiles por la oposición y por el régimen y sus aliados”. 

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. (EFE)El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov. (EFE)

“Es una conspiración para ayudar a al Asad”

“Este plan pretende favorecer al régimen para estabilizar los frentes donde las fuerzas de al Asad son débiles”, afirma a El Confidencial Osama Abu Zaid, el asesor legal del Ejército Libre de Siria, “bajo el pretexto de atacar a Jabhat Fatah al Sham (Jabhat al Nusra). Todos los esfuerzos (internacionales) se dirigen a terminar con JFS cuando ni siquiera se menciona a las milicias extranjeras (Hezbollah o tropas iraníes) ni a los matones del bando del régimen”. Así pues, la oposición siria interpreta la tregua como parte de la conspiración internacional contra la revolución. La oposición política se ha quejado abiertamente de ni siquiera haber recibido el documento firmado por Estados Unidos y Rusia.

En el plano militar, los grupos rebeldes han coordinado acciones militares con los grupos salafistas-yihadistas, como Jabhat Fatah al Sham o Ahrar al Sham, para combatir a las tropas de régimen. Precisamente JFS es el grupo más poderoso, después de Daesh, en el bando opositor. Por ello, la operación internacional contra JFS se percibe como un ataque contra toda la oposición. El pasado jueves, un dron bombardeó una reunión de altos mandos de esta brigada y mató al líder militar Abu Omar Saraqib. “Al día siguiente toda la oposición está de luto ¿Por qué? Pues porque él fue uno de los que consiguió romper el cerco (que el régimen había impuesto) sobre Alepo. Y mientras la comunidad internacional observaba impasible y no hizo nada”, explica el experto en yihadismo sirio Charles Lister, “un argumento muy común entre líderes opositores bastante razonables es que Al Qaeda es un aliado mucho más efectivo que Occidente”. 

Combatientes del grupo rebelde sirio Jabhat Fateh al-Sham posan tras derribar un helicóptero ruso. (Reuters)Combatientes del grupo rebelde sirio Jabhat Fateh al-Sham posan tras derribar un helicóptero ruso. (Reuters)

Por ello, será difícil mantener un alto el fuego mientras la aviación estadounidense y rusa bombardean una fuerza esencial de la oposición. “La gran incógnita es cómo Estados Unidos y Rusia van a determinar las áreas en las que legitimar sus objetivos del plan contraterrorista, porque en algunas zonas la oposición está alejada de JFS, pero en otras están muy cerca”, afirma Lister. De momento, ninguna de las facciones opositoras ha reconocido abiertamente que se distanciará de JFS para que la Cesión de Hostilidades progrese. 

Obstáculos entre Rusia y Estados Unidos

Fuera del campo de batalla, los diplomáticos expresan algunas dudas a que la tregua pueda prosperar debido a las distintas prioridades de Rusia y Estados. “El análisis ruso es diferente al análisis norteamericano sobre la esencia del problema (en Siria)”, afirma Robert S. Ford, el antiguo embajador estadounidense en Damasco. “Estados Unidos cree que el gobierno sirio necesita unas reformas que satisfagan a la población joven, que resuelvan el desempleo (…) y que puedan controlar la inestabilidad que anima a la población a unirse a los grupos extremistas”. “Rusia, en cambio, mantiene que éste es esencialmente un problema de seguridad”. Estados Unidos insiste en que unas reformas son la solución a la crisis mientras que Rusia sostiene en el problema de seguridad por presencia de grupos terroristas, “y así hemos estado durante años y años”, concluye Ford en una conferencia para Middle East Institute.

EEUU insiste en que unas reformas son la solución a la crisis siria mientras que Rusia sostiene en el problema de seguridad por presencia de grupos terroristas
El diplomático cree que la nueva tregua está sólo enfocada en detener a los considerados grupos terroristas, Daesh y al Nusra, pero que no existe un plan para el futuro del país. “(La nueva tregua) no asiste los problemas subyacentes de Siria sino que nos dirigimos hacia un bombardeo sin fin que creo que traiga ninguna solución”, sigue Ford, “bombardear a Al Nusra con los rusos no reconstruye Siria; bombardear a Al Nusra con los rusos no pone fin a la lucha de los grupos de oposición contra al Asad; bombardear a Al Nusra y a Daesh con Rusia no dará esperanzas a los refugiados para que vuelvan a su país”. 

Además, los expertos son pesimistas ya que el calendario político internacional no es favorable para encontrar una solución definitiva a la guerra Siria. Las elecciones en Estados Unidos en noviembre así como la elección del nuevo secretario general de Naciones Unidas a finales de año no ayudan al proceso de paz de Siria. Además, una guerra multinacional como la que se libra en Siria complica todavía más un acuerdo conjunto entre todas las naciones, como Turquía, Arabia Saudí o Irán, que tienen su propia agenda en el país.  

Fuente: ElConfidencial.com