Pyongyang pone a prueba a Trump con el lanzamiento de un misil de medio alcance

12.02.2017 – 09:06 H. Corea del Norte ha lanzado este domingo un proyectil que parece tratarse de un modelo Rodong de medio alcance -o una variación nueva ...

12.02.201709:06 H.

Corea del Norte ha lanzado este domingo un proyectil que parece tratarse de un modelo Rodong de medio alcance -o una variación nueva del mismo- cuyo lanzamiento, entienden los analistas del Ejército surcoreano, ha sido una provocación con el objetivo de medir la respuesta de la nueva Administración Trump.

“Su distancia de vuelo”, según el primer análisis de la Junta de Jefes del Estado Mayor de Corea del Sur, “indica que no tiene alcance intercontinental”, como se temió en un primer momento, aunque podía haber alcanzado Corea del Sur y Japón merced a sus 1.500 kilómetros de autonomía.

Los datos de vuelo indican que el misil fue lanzado en torno a las 07.55, hora local, desde la base aérea de Bangyon, en la provincia de Pyongang Norte, en el oeste del país, con un ángulo lo suficiemente inclinado como para describir una trayectoria inofensiva: alcanzó una altura de 550 kilómetros y recorrió 500 kilómetros antes de impactar en en el mar. La base es el mismo lugar donde Corea del Norte prueba sus misiles Musudan, cohetes de largo alcance capaces de alcanzar incluso la isla de Guam, territorio estadounidense. La única prueba exitosa de un Musudan tuvo lugar el año pasado. El cohete recorrió una distancia de 400 kilómetros, muy lejos de su alcance máximo, pero un avance de todas formas respecto a ensayos anteriores.

“Quiero que todo el mundo entienda que Estados Unidos respalda a Japón, nuestro gran aliado, al cien por cien”, ha afirmado Trump

Ahora mismo, Seúl y Washington están realizando una evaluación conjunta para terminar de concretar el modelo exacto de misil, que podría ser completamente nuevo, en lo que se trata del primer ensayo realizado por Corea del Norte desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca el pasado 20 de enero.

Condena unánime

Corea del Sur, Estados Unidos y Japón han condenado al unísono el lanzamiento del misil, otra violación más de las sanciones internacionales que pesan sobre el régimen de Pyongyang, que tiene absolutamente prohibida la ejecución de ensayos con misiles al entender que esta clase de pruebas podrían constituir un avance de su programa nuclear.

Donald Trump (d) y el primer ministro japonés Shinzo Abe (i). (EFE)Donald Trump (d) y el primer ministro japonés Shinzo Abe (i). (EFE)

La prueba ha obligado a Trump y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que en ese momento se encontraba de visita en Estados Unidos, a realizar una rueda de prensa conjunta para denunciar el “intolerable” lanzamiento del misil. “Quiero que todo el mundo entienda que Estados Unidos respalda a Japón, nuestro gran aliado, al cien por cien”, ha afirmado Trump en una rueda de prensa emitida por el canal NBC.

“Corea del Norte debe respetar por completo las últimas resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas”, ha recordado por su parte el ‘premier’ nipón, si bien no ha detallado otro tipo de sanciones que podrían estar sopesando Washington y Tokio.

“Estados Unidos siempre va estar al cien por cien con Japón, una muestra de su compromiso es que el presidente Trump está aquí en esta rueda de prensa conjunta”, ha apuntado Abe. “Compartimos completamente la visión de reforzar nuestra alianza y la relación entre Estados Unidos y Japón“, ha concluido.

Fuente: ElConfidencial.com