¿Quedan mujeres dispuestas a votar a Trump después de oír lo que dice de ellas?

08.10.2016 – 14:04 H. Tras la aparición de un vídeo en el que el candidato republicano Donald Trump hace comentarios lascivos y denigrantes sobre una ...

08.10.201614:04 H.

Tras la aparición de un vídeo en el que el candidato republicano Donald Trump hace comentarios lascivos y denigrantes sobre una mujer, después de que Hillary Clinton le acusase en el primer debate por la presidencia de humillar públicamente a la ex Miss Universo Alicia Machado llamándola ‘Doña Cerdita’ y ‘Doña Ama de Casa’ y tras la denuncia de una mujer que afirmó que el magnate republicano intentó violarla en 1997, muchos analistas se preguntan cómo es posible que todavía haya mujeres que se plantean votar a Trump.

Según una encuesta publicada este viernes (realizada antes de la publicación del polémico vídeo) a Trump sólo le apoyan un 33% de las mujeres frente al 53% que se muestran partidarias de votar a Hillary Clinton. “Históricamente no puedo imaginar a nadie que haya tenido peores números entre las mujeres” que el candidato republicano, declaró a ‘Politico’ el director de las encuestas, Tim Malloy.

Sin embargo, millones de mujeres no se sienten ofendidas por sus comentarios. Monica Deon es una delegada republicana de Oklahoma que ha apoyado a Trump desde que anunció su candidatura. “No entiendo de dónde viene toda esta publicidad negativa porque él es absolutamente fantástico con las mujeres“, afirmó a ‘USA Today’ en la Convención Nacional Republicada que tuvo lugar en julio. 

“Donald Trump es muy franco. Si él dice que lo va a hacer, creo que él lo va a hacer”, afirma una delegada republicana pro-Trump

“Las trata como a iguales, las trata con mucho respeto y las contrata para puestos importantes con altos salarios”. Otra delegada de Trump, Diane Schindlbeck de Michigan, destacó su habilidad para los negocios como su punto fuerte. “Creo sinceramente que va a usar esas destrezas y talento para contratar a grandes consejeros y situar a las personas adecuadas para ayudar a nuestra economía”.

A otras mujeres, como Shundra Fuller de Misisipi, les gusta porque siempre dice lo que piensa, al igual que ella. “Él es el hombre que, cuando dice algo, realmente lo piensa. Tenemos demasiados políticos que dicen ‘Vamos a hacer tal. Vamos a hacer cual’ pero no lo hacen”, afirmó. “Donald Trump es muy franco. Si él dice que lo va a hacer, creo que él lo va a hacer”.

Al mismo tiempo, su manera de ser también despierta mucoh rechazo. “Hay mujeres tan inseguras y con odio hacia sí mismas que realmente creen que todo lo que merecen es Trump. Como las mujeres que creen ellas deben ser culpadas por estar en relaciones violentas, que creen que nadie mejor las amará, que no merecen amor seguro, feliz, igualitario y verdadero”, explica la columnista Jenny Block en ‘The Huffington Post’ tras haber discutido en Facebook con una seguidora de Trump. “Vivimos en un país donde ser acosadas en la calle, violadas en campus universitarios y drogadas en los bares es nuestra culpa y se disculpa porque ‘los hombres son así’ y ‘no querremos anuir la reputación y el futuro de un atleta, estudiante o político”, añade.

Hillary Clinton en una campaña de financiación de 'Mujeres por Hillary' en Washington. (Reuters)Hillary Clinton en una campaña de financiación de ‘Mujeres por Hillary’ en Washington. (Reuters)

“Las mujeres están tan acostumbradas a ser subestimadas, interrumpidas, a estar estresada y mal pagadas que apoyan realmente a un candidato que se alimenta de todo su odio hacia sí mismas y su falta de autoestima”, explica Block. Un odio, que según la columnista, se extiende a Hillary Clinton porque “representa fortaleza”.

Mientras tanto, las palabas pronunciadas por Trump hace más de una década han provocado una auténtica tormenta política en Estados Unidos. El candidato republicano está siendo fuertemente cuestionado en redes sociales y medios de comunicación, tanto por sus rivales demócratas como por algunos compañeros de partido. Una de las críticas más vehementes la ha dejado el actor Robert De Niro quien en un vídeo llama a Trump “perro”, “cerdo” y asegura que le gustaría darle un puñetazo.

Su oponente demócrata, Hillary Clinton, fue una de las primeras en reaccionar, “esto es un horror”, pero fue entre los republicanos donde se desató una auténtica tormenta. El escándalo incluso le obligó a cambiar su agenda para este sábado, un día marcado en el calendario de la campaña republicana porque Trump tenía previsto viajar a Wisconsin y aparecer junto al presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, por primera vez.

Ryan decidió sacar a Trump del acto y el magnate ha optado por quedarse en Nueva York preparando el debate presidencial de este domingo con Clinton que seguramente le echará en cara sus comentarios machistas. “Estoy indignado por lo que he escuchado hoy. A las mujeres se las tiene que defender y respetar, no objetivar. Espero que Trump trate esta situación con la seriedad que merece y trabaje para demostrarle al país que respeta a las mujeres mucho más de lo que sugiere esa grabación”, apuntó Ryan.

Además de Ryan, que ostenta el cargo político de mayor rango en el país para la bancada conservadora, se unieron las del presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, o el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell. Más duro fue el golpe que llegó desde la mormona Utah, cuyo gobernador, Gary Herbert, retiró su apoyo a Trump y avisó que no tiene ninguna intención de votarle en las elecciones de noviembre. “Las declaraciones de Trump, además de ofensivas, son despreciables. Si bien, no votaré por Hillary Clinton, pero tampoco lo haré por Trump”, apuntó Herbert.

El gobernador de Utah retiró su apoyo a Trump y avisó que no tiene ninguna intención de votarle: “Sus declaraciones son ofensivas y despreciables”
También desde Utah, el exgobernador Jon Huntsman reclamó que Trump renuncie y que sea el gobernador de Indiana y aspirante republicano a vicepresidente, Mike Pence, quien “lidere la candidatura”. No sería raro que Clinton gane el próximo 8 de noviembre en la ultraconservadora Utah, estado en el que Trump no despierta simpatías. Ante la tormenta desatada, Trump divulgó pasada la medianoche un vídeo en su cuenta de Facebook en el que se disculpó, a su manera, por los comentarios.

“He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras publicadas hoy en un vídeo que tiene más de una década son una de ellas (…). Ya lo he dicho: me equivoqué y pido disculpas”, dijo Trump, que acto seguido citó los escándalos sexuales de los Clinton. “Hay una gran diferencia entre las palabras y las acciones de otras personas. Bill Clinton ha abusado de mujeres y Hillary (Clinton) ha acosado, atacado, avergonzado e intimidado a sus víctimas”, agregó Trump en una declaración leída. Trump y Clinton se verán las caras este domingo en San Luis (Misuri) en un debate que promete más tensión, si cabe, que el del pasado 26 de septiembre.

Fuente: ElConfidencial.com